FAO.org

Inicio > Medios > Noticias

La FAO elogia a Nelson Mandela como defensor del derecho a la alimentación

El Director General de la agencia para la lucha contra el hambre recuerda al expresidente sudafricano

UN Photo/Pernaca Sudhakaran
Nelson Mandela, entonces Vice Presidente del Congreso Nacional Africano de Sudáfrica, en Naciones Unidas en Nueva York, 22 de junio 1990

6 Diciembre 2013, Roma -"Hemos perdido a uno de los más apasionados defensores del derecho a la alimentación en el mundo", afirmó el Director General de la FAO, José Graziano da Silva, al conocer el fallecimiento de Nelson Mandela, expresidente de Sudáfrica.

"Como verdadero defensor de los derechos humanos, Mandela entendió que el hambre de millones de personas era injusto e insostenible”, dijo el Director General de la FAO.

"En la FAO nos hemos inspirado durante todos estos años en los repetidos llamamientos de Mandela para combatir el hambre y los muchos males sociales y económicos que, o bien llevaron al hambre o se debieron a la falta de acceso a los alimentos en un mundo de relativa abundancia", dijo Graziano da Silva.

"Mandela comprendió que un hombre, una mujer o un niño hambriento no podría ser verdaderamente libre. Él entendió que eliminar el hambre no era tanto una cuestión de producir más alimentos sino de compromiso político para garantizar que las personas tuviesen acceso a los recursos y servicios necesarios para poder comprar o producir suficientes alimentos inocuos y nutritivos".

Desde 2009 Naciones Unidas reconoce el 18 de julio como Día Internacional de Nelson Mandela. Graziano da Silva afirmó que fue acertado que el gobierno sudafricano escogiese resaltar la problemática de la seguridad alimentaria y la nutrición en la celebración del 95 cumpleaños de Mandela el 18 de julio, a pesar de que el presidente y activista anti-apartheid no pudiese participar en ellas debido a problemas de salud.

"Mandela ha sido una inspiración para mí durante 30 años de trabajo para mejorar la seguridad alimentaria en el mundo y seguirá inspirando nuestro trabajo en la FAO", dijo Graziano da Silva.

"Tenemos una deuda de gratitud con él por hablar de hambre como lo hizo. Es más,le debemos a los 842 millones de personas que sufren hambre crónica en el mundo redoblar nuestros esfuerzos para eliminarla en el transcurso de nuestras vidas".