FAO.org

Inicio > Medios > Noticias

Senegal, cerca de su primera victoria contra la mosca tsetsé

Un proyecto conjunto FAO/OIEA sienta las bases para un pujante sector ganadero

Foto: ©FAO/Domaine de Kalahari
La Técnica del Insecto Estéril (TIE) incluye liberar machos estériles por aire para reducir la reproducción de la mosca tsetsé
10 de enero de 2014, Dakar/Roma/Viena - Una campaña contra la mosca tsetsé, plaga que transmite una enfermedad de efectos devastadores para la ganadería, ha reducido drásticamente la población de estos insectos en el área de Niayes -cerca de la capital senegalesa, Dakar-, y está allanando el camino para su completa erradicación.

"Desde que comenzó el proyecto, hemos visto los avances. No sólo se ha reducido el número de moscas tsetsé, sino también el de garrapatas, que causan gran cantidad de otras enfermedades en la zona. Hemos notado sobre todo una mejor salud de los rebaños”, aseguró Baba Sall, director del proyecto y Jefe de la Sección de Sanidad Animal del Ministerio senegalés de Ganadería.

Un programa plurianual del Gobierno de Senegal, con la ayuda financiera de Estados Unidos y apoyo técnico del Centro de Cooperación Internacional en Investigación Agrícola para el Desarrollo (CIRAD) de Francia, está erradicando lentamente la mosca tsetsé utilizando un método llamado de Técnica del Insecto Estéril. El programa cuenta con el apoyo de la FAO a través de su División Mixta con el Organismo Internacional de Energía Atómica en Viena (OIEA).

La región de Niayes tiene un microclima costero adecuado para criar razas exóticas de ganado, con razas que producen más leche y carne que las domésticas.

Por desgracia, la zona es también un reducto para la mosca tsetsé, que transmite la tripanosomiasis. A menudo letal, la enfermedad reduce la fertilidad, la producción de carne y leche, impide que el ganado aumente de peso y hace que esté demasiado débil para ser utilizado en las tareas de labranza o para el transporte.

Un estudio del gobierno calcula que cuando la mosca tsetsé haya sido erradicada por completo, los agricultores de Niayes ganarán 1,2 millones de euros (1,6 millones de dólares EEUU) más por año, ya que tendrán menos gastos en el cuidado de los animales y obtendrán más beneficios de la venta de leche y carne.

Las autoridades cuentan con un ambicioso plan para introducir razas de ganado exótico y crear un moderno sector cárnico y de productos lácteos en la zona, que se encuentra cerca de la capital del país, Dakar.

Cómo funciona la campaña

La Técnica del Insecto Estéril (TIE) es una forma de combatir las plagas que utiliza radiación para esterilizar moscas macho que son producidas en masa en instalaciones especiales de cría. Los machos estériles se liberan de manera metódica por aire y de forma continuada en toda la zona infestada por la mosca tsetsé, donde se aparean con las hembras silvestres. Estas no tienen descendencia y, como resultado, esta técnica logra en última instancia erradicar las poblaciones de moscas silvestres.

Antes de poder utilizar la TIE, la población de moscas silvestres necesita ser reducida a niveles muy bajos usando otros métodos de control. En el área del proyecto en Senegal, esto se logró a través de la aplicación de plaguicidas directamente sobre el ganado, el uso de trampas para moscas y de cercas con malla alrededor de los recintos para el ganado porcino.

La liberación en tierra de moscas machos estériles se inició en 2012 y la liberación por aire en 2013, tras tres años de evaluaciones de viabilidad, creación de capacidad, ensayos y preparación.
 
Seis meses después, la población de moscas había sido eliminada en más del 99 por ciento.

Una ventaja adicional de la técnica es el hecho de que -tras una fase inicial de la supresión a base de insecticidas- no requiere el uso de plaguicidas y se reduce la contaminación del medio ambiente.

“Esperamos anunciar la erradicación de la mosca tsetsé en el primer sector a mediados de 2014. No hemos capturado moscas silvestres en nuestras trampas desde marzo de 2012, por lo que éstas casi se han eliminado allí”, explicó Sall.

“Después –añadió- vamos a atacar los sectores número 2 y 3, en los que esperamos lograr la erradicación en 2015 o principios de 2016. Luego vendrán otras dos zonas para continuar el trabajo que hemos comenzado para erradicar la mosca tsetsé y la tripanosomiasis en Senegal”.

Proyectos activos a nivel mundial

La División Mixta FAO/OIEA apoya unos 35 proyectos de campo como el de Senegal de la Técnica del Insecto Estéril realizados a través del programa de cooperación técnica del OIEA, en diferentes partes de África, Asia, Europa y Latinoamérica. Ya se ha logrado erradicar la mosca tsetsé en la isla de Zanzíbar y el Proyecto de Erradicación de la mosca tsetsé meridional (STEP, por sus siglas en inglés) en Etiopía ha reducido las poblaciones de moscas en un 90 por ciento.

Además de las diferentes especies de moscas tsetsé, también se combaten las principales plagas de insectos, como las moscas de la fruta, polillas, moscas del gusano barrenador y los mosquitos.

El Jefe del programa TIE de la FAO/OIEA, Jorge Hendrichs, aseguraba que su equipo en el Laboratorio de control de plagas de insectos -dentro de los Laboratorios de Agricultura y Biotecnología que la FAO/OIEA tienen en Seibersdorf (Austria)-, ofrece un servicio completo de investigación aplicada, formación, validación y operaciones sobre el terreno y respaldo del laboratorio, con actividades que se refuerzan entre sí en una especie de "circuito de retroalimentación".

"Por ejemplo, para el proyecto de Senegal –dijo Hendrichs- las moscas estériles se producen en masa en las instalaciones del Centro Internacional de Investigación y Desarrollo sobre la Ganadería en las Zonas Subhúmedas (CIRDES, por sus siglas en francés) en Burkina Faso y son enviadas a Senegal”. “Al principio -añadió-, las moscas llegaron en malas condiciones. Tuvimos que mejorar el control de calidad, realizar ajustes en el transporte y la logística, establecer colonias de moscas de respaldo y así sucesivamente. Una vez que todo funciona correctamente, aprovechamos esa experiencia en nuestro programa general y podemos usar las lecciones aprendidas en otros lugares”.

En total, alrededor de 37 países africanos se ven afectados por la mosca tsetsé, y la tripanosomiasis mata a alrededor de 3 millones de cabezas de ganado por año. El programa TEI de la FAO/OIEA apoya a 14 países africanos en sus esfuerzos por erradicar la mosca tsetsé.