FAO.org

Inicio > Medios > Noticias

Los precios mundiales de los alimentos permanecen altos, pero estables

En 2013 se alcanzó el tercer valor anual más alto registrado, según la FAO

Foto: ©FAO/Giuseppe Bizzarri
Almacen de azúcar en Limeira, en el Estado de Sao Paulo, Brasil
9 de enero de 2014, Roma - El Índice de precios de los alimentos de la FAO tuvo una media de 206,7 puntos en diciembre, casi sin cambios respecto al mes anterior y con un fuerte aumento de los lácteos y precios elevados para la carne que compensaron una pronunciada caída de las cotizaciones del azúcar y los precios más bajos de cereales y aceites.

Para el conjunto de 2013, el Índice tuvo una media de 209,9 puntos, un 1,6 por ciento menos que en 2012 y muy por debajo del pico de 230,1 puntos de 2011, pero sigue siendo el tercer valor anual más alto registrado (véase el recuadro).

La abundancia de suministros empujó a la baja los precios internacionales de los cereales (con la excepción del arroz), aceites y azúcar. Sin embargo, los lácteos alcanzaron su valor máximo en 2013, y la carne también marcó un récord.

"El mes pasado, el Índice de precios de los alimentos de la FAO se mantuvo elevado por la fuerte demanda de algunos alimentos ricos en proteínas, que continuó impulsando al alza los precios en general, contrarrestando la caída de precios de los principales cultivos alimentarios tras las cosechas abundantes del año pasado”, aseguró el economista de la FAO Abdolreza Abbassian.
 
El Índice de precios de los alimentos de la FAO es un índice ponderado en base a los intercambios comerciales, que mide los precios de los cinco principales grupos de alimentos en los mercados internacionales: cereales, productos lácteos, carne, azúcar y aceites vegetales.

Bajan los precios de cereales y azúcar

El índice de la FAO para los precios de los cereales tuvo un promedio de 191,5 puntos en diciembre, 2,8 puntos menos que en noviembre y el valor mensual más bajo desde agosto de 2010. La abundancia mundial de suministros, tras las cosechas récord en 2013, continuó ejerciendo presión a la baja, en particular sobre los precios internacionales del trigo y del maíz. Por el contrario, los precios del arroz aumentaron ligeramente en diciembre.

Por todo el 2013, el Índice de precios de los cereales promedió 219,2 puntos, 17 puntos por debajo, (un 7,2 por ciento), respecto a 2012.

El Índice de la FAO para los precios del azúcar tuvo una media de 234,9 puntos en diciembre, con una fuerte caída de 15,8 puntos desde noviembre. Esta fue la tercera caída mensual consecutiva, con una cosecha de caña de azúcar en Brasil -el mayor productor y exportador de azúcar del mundo- que supera las expectativas. A la presión a la baja sobre los precios internacionales se sumaron las noticias de producción récord en Tailandia, el segundo mayor exportador de azúcar del mundo, así como las buenas cosechas en China.

En conjunto, los precios del azúcar en 2013 fueron un 18 por ciento más bajos que en 2012.

Los productos lácteos y la carne baten récords

Los precios de los lácteos, por el contrario, aumentaron tanto en diciembre como en el conjunto de 2013. El Índice de la FAO  para los precios de los productos lácteos tuvo una media de 264,6 puntos en diciembre, un alza de 13,2 puntos respecto a noviembre. La demanda de leche en polvo, especialmente de China, sigue siendo elevada y los fabricantes en el hemisferio sur se están centrando en este producto y no en la mantequilla y el queso.

Durante 2013, el Índice de precios de los lácteos se situó en una media de 243 puntos, su valor anual más alto desde su implantación.

El Índice de la FAO para los precios de la carne registró un promedio de 188,1 puntos en diciembre, tan sólo ligeramente por encima del nivel de noviembre. Los precios de la carne de bovino y de cerdo subieron: la demanda de China y Japón se tradujo en un crecimiento constante de los precios de la carne de vacuno desde el pasado mes de junio. Los precios de las aves de corral se mantuvieron estables, mientras que los de la carne de ovino descendieron. Aún así, en 2013, el Índice se mantuvo históricamente alto, muy por encima de los niveles anteriores a 2011.

Caída en los precios de los aceites vegetales

El Índice de la FAO para los precios de los aceites vegetales se situó en una media de 196 puntos en diciembre, con una disminución de 2,5 puntos en relación a noviembre.

Para el conjunto de 2013, el índice tuvo una media de 193 puntos, muy por debajo de la media de 224 puntos de 2012, y con una caída del aceite de palma a su nivel mínimo en 4 años.