FAO.org

Inicio > Medios > Noticias

La ONU y sus socios lanzan un plan humanitario de tres años de ayuda en el Sahel

Se necesitan 2 000 millones de dólares para ayudar a más de 20 millones de personas amenazadas por la inseguridad alimentaria

Foto: ©FAO/Issouf Sanogo
Distribución de semillas a familias campesinas en el Sahel
3 de febrero 2014, Roma - La ONU y sus socios humanitarios lanzaron hoy un Plan Estratégico de Respuesta Regional de tres años para llevar ayuda a millones de personas en nueve países de la región africana del Sahel. El plan pretende movilizar inicialmente 2 000 millones de dólares EEUU de donantes internacionales en 2014.

Unos 20 millones de personas se encuentran actualmente amenazados por la inseguridad alimentaria en el Sahel y de ellas 2,5 millones necesitan ayuda alimentaria urgente para sobrevivir. Se calcula que 5 millones de niños menores de cinco años sufrirán desnutrición en 2014, y unos 1,5 millones se enfrentarán a la desnutrición aguda. La violencia y la inseguridad han obligado a 1,2 millones de personas a huir de sus hogares, creando un desplazamiento interno prolongado y una crisis de refugiados.

"Hay más personas que nunca en riesgo en el Sahel y la magnitud de sus necesidades es tan grande que ningún organismo u organización puede abordarlas por sí solo", aseguró en Roma la Coordinadora de Socorro de Emergencia de Naciones Unidas, Valerie Amos. "El plan estratégico para la región nos ayudará a llegar a millones de personas con asistencia vital, aumentar su resiliencia y salvar vidas”, añadió.

La iniciativa incluye planes nacionales en Burkina Faso, Camerún, Chad, Gambia, Malí, Mauritania, Níger, Nigeria y Senegal. Hace hincapié en sólidas alianzas con los gobiernos y los socios para el desarrollo, desde una perspectiva regional y con un plazo de varios años para abordar mejor las causas de las crisis crónicas.

"Nuestra primera prioridad es garantizar que los campesinos del Sahel tengan una exitosa temporada de siembra en las próximas semanas, suministrándoles con urgencia insumos agrícolas”, señaló el Director General de la FAO, José Graziano da Silva. “Pero es también nuestra responsabilidad –añadió- asegurarnos de que la próxima sequía no dará lugar a otra gran crisis humanitaria. Junto a los gobiernos y los socios nacionales, estamos trabajando para crear resiliencia en la población del Sahel mediante la producción de variedades de semillas de calidad, la rehabilitación de tierras agrícolas degradadas, la conservación del agua de lluvia y el apoyo a la irrigación a pequeña escala".

El crecimiento demográfico en la región sobrepasa el ligero aumento en la producción de alimentos en 2013 y la falta de acceso a los mismos se ve agravada por los altos precios en la mayoría de los mercados.

"La situación requiere una respuesta humanitaria a gran escala y temprana en casi todos los países del Sahel”, adviritió Kristalina Georgieva, Comisaria Europea de Cooperación Internacional, Ayuda Humanitaria y Respuesta a las Crisis. "La Comisión Europea dedicará 142 millones de euros a la ayuda humanitaria en 2014. Se necesitan más contribuciones de los donantes internacionales lo antes posible para atender las necesidades básicas de la población del Sahel”.

En el lanzamiento del Plan Estratégico en Roma también estuvieron presentes Romano Prodi, Enviado Especial de la ONU para el Sahel; Amir Abdulla, Director Ejecutivo Adjunto y Jefe de Operaciones del Programa Mundial de Alimentos (PMA), Nancy Lindborg, Administradora Adjunta de la Oficina de Democracia, Conflictos y Asistencia Humanitaria (USAID); y Robert Piper, Coordinador Humanitario Regional para el Sahel.

El llamamiento para el Sahel de 2013 solicitaba 1 700 millones de dólares EEUU y fue financiado en un 63 por ciento.