FAO.org

Inicio > Medios > Noticias

La meteorología y las tensiones políticas repercuten en los mercados alimentarios, pero las existencias de cereales siguen siendo adecuadas

Nuevo informe Perspectivas alimentarias de la FAO

Foto: ©FAO/Olivier Thuillier
Perspectivas Alimentarias es una publicación semestral centrada en los factores que afectan a los mercados mundiales de alimentos y piensos.

8 de mayo de 2014, Roma – Las condiciones meteorológicas en diversos países y las tensiones políticas en la región del Mar Negro han hecho que los mercados alimentarios sean más volátiles, según indica la FAO en la última edición de su informe semestral Perspectivas alimentarias.

En su primer pronóstico de alcance para el año 2014, la FAO cifra la producción de cereales en 2 458 millones de toneladas (incluido el arroz elaborado), un 2,4 por ciento por debajo del récord alcanzado en 2013, aunque aún se espera que esta producción cerealera mundial sea la segunda mayor registrada hasta ahora.

Es probable que el descenso sea más pronunciado para los cereales secundarios. Sin embargo, los niveles de existencias continúan siendo bastante buenos. Los analistas aseguran que por el momento no hay motivo de preocupación, antes del comienzo de las principales temporadas agrícolas de 2014/2015, suponiendo que los flujos comerciales no se vean afectados negativamente por las tensiones en la región del Mar Negro.

En general, se prevé que las reservas mundiales de cereales se mantengan en niveles relativamente confortables, según el informe, una publicación semestral que proporciona información sobre la situación del mercado a corto plazo y las perspectivas de los principales productos alimentarios. El descenso de los precios y las condiciones climáticas creadas por El Niño pueden hacer que la producción mundial de arroz sea menor en 2014, sobre todo en Asia. En Tailandia, una reducción de los precios al productor podría ser el principal factor detrás de una contracción en la siembra y la producción de arroz.

Aunque la producción pueda ser menor, el comercio internacional puede alcanzar niveles récord en 2014, sostenido por la abundancia de suministros en los países exportadores y un mayor volumen de compras de los importadores tradicionales, como Bangladesh, Indonesia y Filipinas.

La factura de la importación mundial de alimentos en 2014 podría estabilizarse en 1,29 billones de dólares EEUU, pero se espera que la de los productos animales aumente, sostenida por el aumento de los volúmenes comerciales y de los precios.

Carne y productos lácteos

Tanto la carne como la producción de leche se espera crezcan en 2014, según el informe. La producción mundial de carne crecerá modestamente hasta los 311,8 millones de toneladas, con un aumento del 1,1 por ciento durante 2013, lo que refleja el crecimiento en los países en desarrollo, que son principalmente los que están detrás de la creciente demanda mundial.

Existen marcadas diferencias en las previsiones comerciales en función de las variedades de carne, con la carne bovina y de aves de corral al alza y la ovina y porcina en declive. Las aves de corral sigue siendo el principal producto comercializado, con el 43 por ciento del total del mercado, seguida por la carne de vacuno, cerdo y cordero, respectivamente.

Si bien los precios internacionales de la carne se han mantenido en niveles históricamente altos desde principios de 2011, sin indicios de un descenso generalizado, los precios internacionales de los productos lácteos bajaron en marzo y abril, registrando niveles cercanos a los de hace un año.

Se prevé que el comercio de la leche aumente un 1,8 por ciento, alcanzando los 69 millones de toneladas, impulsado principalmente por el aumento de la demanda de Asia.

Pesca

La recuperación económica en mercados tradicionales como Estados Unidos y la Unión Europea está impulsando la demanda conjunta de pescado y productos de la pesca, junto con el ya firme interés de las economías emergentes, como Brasil y México.

Esta demanda, junto con la escasez de oferta de diversas especies cultivadas y especies silvestres, ha impulsado los niveles generales de los precios. Una vez más, el clima puede entrar en juego, ya que los patrones climáticos de El Niño podrían reducir algunas capturas en América del Sur.

Las especies más populares son salmón, camarón, panga y tilapia de acuicultura, y el camarón, calamar, pulpo y el arenque de la pesca de captura. Los precios se han relajado un poco para atún, caballa y bacalao.

Aceites y harinas

En 2013/2014, los precios de aceites y harinas cotizaron al alza, lo que refleja un descenso de la oferta en EEUU, ralentizando el crecimiento de la producción de aceite de palma, y empujando a la baja las estimaciones de producción de soja.

El consumo mundial de aceites y harinas se espera que continúe su expansión, estimulado por la mayor oferta e impulsado por la creciente demanda de los países en desarrollo de Asia, aunque el consumo podría crecer menos de lo esperado, en un contexto de precios internacionales firmes y una gran disponibilidad de maíz.

Azúcar

La producción de azúcar estaba mostrando descensos marginales, pero se espera que el comercio crezca por la mayor demanda de los países importadores.

Índice de precios de los alimentos

La FAO ha publicado también su índice mensual de precios de los alimentos, que tuvo un promedio de 209,3 puntos en abril de 2014, un descenso de 3,5 puntos (un 1,6 por ciento), con respecto a marzo, y 7,6 puntos (un 3,5 por ciento) por debajo de abril de 2013. La caída del pasado abril fue causada principalmente por un fuerte descenso en los precios de los lácteos, aunque también cayeron el azúcar y el aceite vegetal. Por el contrario, los precios de los cereales y de la carne se mantuvieron un poco más firmes.

----------------------------------------------------

Ver también: El Seguimiento del Mercado del AMIS, la sinopsis mensual de los principales cultivos alimentarios elaborados por el Sistema de Información de los Mercados Agrícolas del G-20 (AMIS, por sus siglas en inglés), que alberga la sede de la FAO en Roma.