FAO.org

Inicio > Medios > Noticias

Noruega y la FAO lanzan un buque oceanográfico de última generación

Los siete laboratorios de la nave analizarán datos sobre ecosistemas marinos, cambio climático y polución para ayudar a una mejor ordenación de la pesca en los países en desarrollo

Foto: ©EAF-Nansen Project
El proyecto EAF-Nansen trabaja junto a 32 países costeros de África para ayudarles a obtener información detallada sobre sus recursos marinos
9 de junio de 2014, Roma - Noruega va a construir uno de los buques de investigación oceanográfica más avanzados del mundo dentro de un proyecto conjunto con la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) para apoyar a los países en desarrollo a mejorar la ordenación de su pesca.
 
El nuevo barco Dr. Fridtjof Nansen, de 80 millones de dólares EEUU, reemplazará a la antigua embarcación del mismo nombre que navega por las costas de África desde 1993, investigando en profundidad el estado de los ecosistemas marinos del continente para el proyecto EAF-Nansen, la última fase de un singular programa de 40 años de duración (véase el recuadro a la derecha).
 
El proyecto trabaja con 32 países costeros de África para ayudarles a obtener información detallada sobre sus recursos marinos, de manera que puedan desarrollar planes de ordenación de la pesca, centrado en el mantenimiento de la salud y productividad del ecosistema.
 
Los científicos del Instituto Noruego de Investigación Marina (IMR) y de los países africanos que participan en la iniciativa, usan imágenes 3D para cartografiar el fondo marino y obtener gran cantidad de datos sobre las poblaciones de peces, el agua y la calidad de los sedimentos, estudiando todo el ecosistema, desde las aves marinas a los peces, y desde ballenas a las plantas minúsculas (fitoplancton) y los animales (zooplancton).
 
"Lo que hace a este proyecto único es que los países en desarrollo se apropian de la información obtenida", según el Coordinador del Proyecto EAF-Nansen, Kwame Koranteng. "El objetivo general –explicó- es que los países puedan hacer sus propias evaluaciones y elaboren e implementen planes de ordenación de la pesca, que son de vital importancia para los recursos marinos amenazados por la sobrepesca, la contaminación y el cambio climático".
 
En los próximos años, el proyecto ampliará sus esfuerzos para centrarse en los impactos del cambio climático y la contaminación, incluida la vigilancia medioambiental en las actividades de extracción de petróleo y gas en alta mar.
 
"Esperamos que el proyecto contribuya, entre otras cosas, a responder a la pregunta clave de cómo el cambio climático afectará la distribución y abundancia de las especies marinas, que es una cuestión clave para los medios de subsistencia de millones de personas", señaló Arni M. Mathiesen, Subdirector General de la FAO y responsable de Pesca y Acuicultura.
 
Financiado por la Agencia Noruega de Cooperación para el Desarrollo (Norad), el proyecto es ejecutado por la FAO con el apoyo científico del IMR, y la colaboración de instituciones nacionales y regionales y otros organismos de la ONU.
 
Equipos de última generación
 
La vida a bordo del Dr. Fridtjof Nansen puede resultar dura, con una actividad continua las 24 horas del día en turnos de seis horas, que pueden incluir la pesca de arrastre y la toma de muestras o el registro y análisis de datos.
 
Pero las condiciones mejorarán con el nuevo buque, que con 70 metros de eslora será más amplio y estará mejor equipado, con literas para 45 científicos, técnicos y tripulantes.
 
Con su botadura prevista en 2016, el buque contará con siete laboratorios, un auditorio, el más moderno equipo de sonar para mapear la distribución de peces y un vehículo submarino operado por control remoto para tomar imágenes nítidas de la vida en el fondo del océano.
 
Este equipamiento de última generación incluye un sistema de posicionamiento dinámico le permitirá trabajar con seguridad alrededor de infraestructuras sensibles, como plataformas petroleras, mientras que el mástil principal contará con un puesto de observación para la observación de aves y mamíferos marinos.
 
Historias de éxito
 
Como resultado directo del proyecto y con la orientación técnica de la FAO, 16 países de África han desarrollado planes de ordenación de su pesca.
 
Entre ellos figuran Benín, Côte d'Ivoire, Ghana y Togo, que han colaborado en la preparación de planes para reducir al mínimo los daños causados por la pesca de cerco de playa en sus respectivos países y en la subregión, y Camerún, Gabón y Nigeria, que han trabajado de manera similar en la pesca industrial de camarón en las costas de África Oriental.
 
En el otro lado del continente, otros países que trabajan en planes de ordenación pesquera incluyen las islas Comoras, Kenia, Madagascar, Mauricio, Mozambique, Seychelles y Tanzania.
 
El siguiente paso es ayudar a los países a implementar sus planes de ordenación pesquera, señaló Koranteng. "La presencia del R/V Dr. Fridtjof Nansen en aguas de los países en desarrollo –añadió- ha generado una mayor comprensión sobre la necesidad de gestionar los recursos marinos de manera sostenible y aporta también un lenguaje común con el que las personas son capaces de comunicarse a nivel regional, y con frecuencia nivel mundial“.
 
El estudio en detalle de la vida marina se ha traducido en un beneficio adicional: el descubrimiento de nuevas especies. En los últimos años, los científicos han encontrado un nuevo salmonete, llamado Parupeneus Nansen, descubierto frente a la costa de Mozambique, y seis nuevas especies de caracol marino localizados en el Golfo de Guinea.