Ébola: nueva iniciativa de la FAO frente a la amenaza creciente a la seguridad alimentaria

Necesarios con urgencia 30 millones de dólares para salvaguardar vidas humanas, seguridad alimentaria y medios de subsistencia

8 de octubre de 2014, Roma/Dakar – La FAO lanzó hoy un nuevo programa para ayudar de forma urgente a 90 000 familias vulnerables en Guinea, Liberia y Sierra Leona, cuyo suministro de alimentos y medios de vida se ven amenazados por el efecto perjudicial que la epidemia de Ébola está teniendo en las economías rurales, la agricultura y los mercados.
 
El Programa de Respuesta Regional para África Occidental ampliará la labor que la FAO realiza actualmente con los gobiernos, sus socios de las Naciones Unidas y las redes locales del sector agrícola, veterinario y forestal, para ayudar a detener la propagación de la enfermedad, abordar las necesidades inmediatas y a largo plazo de seguridad alimentaria y nutricional y crear resiliencia.
 
La FAO pide con urgencia 30 millones de dólares EEUU para apoyar las actividades relacionadas con el Programa en los próximos 12 meses. Estas actividades se articulan en torno a cuatro objetivos clave:  
  • Contribuir a salvar vidas al detener la propagación de la enfermedad a través de la movilización social, la formación y la sensibilización; 
  • Impulsar los ingresos y la producción agrícola para salvaguardar los medios de vida;
  • Crear resiliencia en las comunidades frente al riesgo de enfermedades; y 
  • Fortalecer la coordinación para mejorar la respuesta. 
"Nuestra respuesta integral es parte de los esfuerzos globales de las Naciones Unidas para salvar vidas y proteger los medios de subsistencia," aseguró Vincent Martin, responsable del Centro Subregional de Resiliencia de la FAO, con sede en Dakar, que coordina la respuesta ante la emergencia. "Seguimos un enfoque de doble vía –explicó- para ayudar a nuestros asociados de las Naciones Unidas a detener la trágica pérdida de vidas humanas, al tiempo que protegemos los ingresos, los niveles de nutrición y la seguridad alimentaria".
 
Las actividades del Programa incluyen movilizar a las comunidades para reducir el riesgo de infección a través de campañas de sensibilización; impulsar la producción de los cultivos alimentarios y comerciales, la ganadería y la pesca, introducir estrategias de microfinanciación para salvaguardar los ingresos rurales y establecer sistemas de alerta y respuesta temprana para reducir el riesgo del Ébola en la interfaz humano-animal. El programa se asegurará también de que los países estén coordinados y cuenten con recursos, colmando la falta de conocimientos, compartiendo mejor la información sobre las mejores prácticas y creando redes de colaboración.
 
"Estas iniciativas no pueden esperar", advirtió Bukar Tijani, Subdirector General de la FAO y  Representante Regional en África. "El brote está ya reduciendo el poder adquisitivo de los hogares vulnerables –añadió- lo que significa menos comida en sus platos y un mayor riesgo nutricional para las familias que tienen ya dietas de subsistencia. El miedo y la estigmatización amenazan también con reducir las actividades agrícolas, poniendo en peligro la seguridad alimentaria".
 
Los primeros resultados de evaluaciones rápidas apuntan a una situación preocupante. En Sierra Leona, por ejemplo, el 47 por ciento de los encuestados señaló que el Ébola ha perturbado considerablemente sus actividades agrícolas. En el distrito de Lofa, el área rural más afectada en Liberia, los precios de los productos básicos –incluidos los alimentos- han aumentado entre el 30 y el 75 por ciento sólo en agosto de 2014.
 
Si no se aborda el problema ahora, el impacto actual de la epidemia en los medios de vida puede conducir a consecuencias a largo plazo en la vida de los agricultores y las economías rurales.
 
La FAO ha movilizado sus fondos propios para apoyar los esfuerzos de las Naciones Unidas y los gobiernos. Sin embargo, se necesita mucho más y de inmediato. Por este motivo la FAO solicita ayuda urgente para poder seguir ayudando a las comunidades vulnerables de los países afectados y en riesgo, al tiempo que se intenta salvaguardar su futuro.

Foto: © AFP/ Carl de Souza
Un aviso sobre los peligros del Ébola en un hospital gubernamental en Freetown, 13 de agosto de 2014.

Compartir esta página