Bélgica apoya las actividades de emergencia de la FAO con 5,8 millones de euros

La donación ayuda a proteger los medios de vida agrícolas y fortalecer la resiliencia

2 de diciembre de 2014, Roma – Bélgica ha donado 5,8 millones de euros para apoyar las actividades de la FAO en defensa de los medios de vida basados en la agricultura, con el objetivo de reforzar la seguridad alimentaria y la resiliencia frente a los desastres naturales y las crisis provocadas por el hombre.
 
La donación al Fondo Especial de la FAO para las actividades de emergencia y rehabilitación (SFERA, por sus siglas en inglés) permite a la FAO adquirir rápidamente insumos agrícolas como semillas de calidad, fertilizantes y aperos agrícolas- y lanzar de forma urgente actuaciones sobre el terreno para proteger los medios de subsistencia agrícolas, reiniciar la producción y garantizar la seguridad alimentaria.
 
SFERA fue creado en 2004 para mejorar la capacidad de la FAO para responder con rapidez y flexibilidad a las situaciones de emergencia y crisis humanitarias a través de la rápida liberación de fondos antes de firmar acuerdos específicos de los donantes. Hasta hoy, el fondo ha conseguido más de 170 millones de dólares EEUU para estos fines.
 
Desde los inicios de SFERA, Bélgica ha donado más de 30 millones de euros para apoyar proyectos de seguridad alimentaria en situaciones de emergencia, por lo que es el principal donante al fondo hasta la fecha y uno de los donantes más rápidos y proactivos para apoyar la agricultura y la seguridad alimentaria.
 
"Bélgica es donante y socio de la FAO desde hace tiempo", aseguró Vincent Mertens de Willmars, Embajador y Representante Permanente del Reino de Bélgica ante la FAO. "Como tal, -añadió- desempeña un papel estratégico en la promoción y financiación de la agricultura en las actuaciones humanitarias y reconoce la necesidad de respuestas dinámicas y flexibles a las necesidades cambiantes en las crisis humanitarias, siguiendo los principios de la iniciativa  “Buenas prácticas de los donantes humanitarios (Good Humanitarian Donorship)”.
 
Apoyo constante para una acción rápida
 
El apoyo continuo de Bélgica al fondo le convirtió en el primer donante para ayudar a los países afectados a través de las intervenciones de emergencia de la FAO en agricultura con posterioridad a desastres y crisis a gran escala, como el tifón Haiyan en Filipinas y los conflictos en la República Centroafricana y Sudán del Sur.
 
La financiación belga para actividades de respuesta rápida a través de SFERA en 2014 ayudó también a que las familias de agricultores vulnerables de la región de Kivu Norte, en la República Democrática del Congo, pudieran restablecer su capacidad productiva.
 

Foto: ©FAO/Ami Vitale
Incrementar la producción ganadera es una forma de impulsar la resiliencia de los hogares vulnerables en situaciones de crisis