FAO.org

Inicio > Medios > Noticias

La FAO y Noruega ayudan a los países en desarrollo a vigilar sus recursos forestales

Un nuevo software garantiza un acceso rápido de la información de los satélites

13 de abril de 2015, Roma - Noruega y la FAO han firmado un acuerdo de asociación por valor de unos 4,5 millones de dólares EEUU para mejorar la capacidad de los países en desarrollo para vigilar e informar sobre sus recursos forestales y los cambios en la superficie forestal. El proyecto facilitará el acceso de los países a los datos de observación de la Tierra, en especial las imágenes de satélite, y permitirá desarrollar una plataforma fácil de usar para procesar e interpretar estos datos.
 
"La nueva plataforma ofrece a los países un conjunto de herramientas eficaces para el seguimiento de los cambios en sus áreas forestales y sus reservas de carbono, y para desarrollar regímenes de ordenación sostenible de los bosques", señaló Eduardo Rojas-Briales, Subdirector General de la FAO al frente del Departamento Forestal.
 
Herramientas eficaces para todos
 

El acceso a las imágenes de satélite puede ser difícil para los usuarios con una mala conexión a Internet, lo que plantea un serio desafío para los gestores de recursos naturales en los países en desarrollo. Además, los ordenadores anticuados y obsoletos procesanmuy lentamente los datos a gran escala. El nuevo software de la FAO tiene como objetivo superar estos problemas, evitando la necesidad de descargar las imágenes a nivel local y usando un superordenador ampliable y situado "en la nube". Toda la descarga y procesado se lleva a cabo en lugares en donde las conexiones son buenas y existen ordenadores de gran capacidad .

"Uno de los componentes importantes es la creación de una interfaz basada en la nube, fácil de usar y eficiente", explica Tiina Vähänen, Directora Adjunta de la División de Evaluación, Ordenación y Conservación Forestales de la FAO. "El uso de esta interfaz –añadió- permitirá el acceso rápido a los datos de teledetección, así como a las instalaciones de computación de alto rendimiento, incluso en países con acceso limitado a Internet".
 
Vähänen también hizo hincapié en que muchos usuarios de los países en desarrollo tenían recursos limitados para comprar licencias de propiedad del software. "A menudo – añadió- simplemente no tienen acceso a las herramientas que necesitan. Existe un software de código abierto que se desarrolló bajo la Iniciativa Open Foris de la FAO -y que se utiliza en este proyecto- disponible para todo el mundo sin costes de licencia que y permite al usuario final modificar el programa para adaptarlo a sus propósitos".
 
Seguimiento de los cambios en las emisiones de carbono

  
En la etapa inicial, la FAO comenzará la implementación del nuevo sistema en 13 países durante los próximos 3 años en apoyo de las actividades del Programa colaborativo de las Naciones Unidas para la Reducción de Emisiones de la Deforestación y Degradación Forestal en los Países en Desarrollo (ONU-REDD). El sistema será utilizado principalmente por técnicos forestales para vigilar y evaluar la cantidad de carbono almacenado en las áreas forestales, permitiendo a los países informar sobre estas cifras y recibir compensación por las reducciones de emisiones verificadas.
 
"Las imágenes de satélite y otros datos de observación de la tierra son importantes para los países que trabajan para reducir las emisiones derivadas de la deforestación y degradación de los bosques", aseguró Lars Andreas Lunde, Secretario de Estado en el Ministerio noruego de Clima y Medio Ambiente. "Los sistemas mejorados de monitoreo forestal –añadió- permiten la toma de decisiones y la formulación de políticas mejor informadas, y facilitan el seguimiento de los resultados en la reducción de las emisiones de origen forestal. Por ello Noruega apoya este proyecto a través de su Iniciativa Internacional sobre el Clima y los Bosques”

"El resultado que estamos buscando es ayudar a los países a producir y tener acceso a mapas forestales generados por satélite, y a la información asociada, de manera más fácil, rápida y sostenible. Esto les permitirá reunir más información para sus propias necesidades y para la implementación de REDD+", añadió Vähänen.

Foto: ©FAO/Sean Gallagher
El nuevo software permitirá procesar con rapidez los datos obtenidos por satélite en los países con mala conexión a Internet

Compartir esta página