FAO.org

Inicio > Medios > Noticias

Somalia logra un récord de exportaciones con 5 millones de cabezas de ganado

Las inversiones a largo plazo en el sector impulsan el comercio con los países del Golfo

29 de abril Nairobi/Mogadiscio - Somalia exportó en 2014 una cifra récord de 5 millones de cabezas de ganado a los mercados de los países del Golfo, gracias a fuertes inversiones en la prevención de enfermedades animales respaldadas por la Unión Europea y el Reino Unido, según informó hoy la FAO.

Esta cifra supone el mayor número de animales vivos exportados desde Somalia en los últimos 20 años.

Los datos sobre las exportaciones, recogidos por la Unidad de Análisis de Seguridad Alimentaria y Nutrición (FSNAU) -gestionada por la FAO- indican que Somalia exportó 4,6 millones de cabras y ovejas, 340 000 vacas y 77 000 camellos en 2014, por un valor estimado de 360 millones de dólares EEUU.

La ganadería es el pilar de la economía de Somalia, ya que supone el 40 por ciento del Producto Interno Bruto del país.

"Se trata de un hito clave para el sector pecuario de Somalia, que refleja las fuertes inversiones que se están realizando para apoyar el desarrollo comercial del sector ganadero con el objetivo de ser más competitivos en los mercados internacionales", aseguró Said Hussein Iid, Ministro de Ganadería, Silvicultura y Pastizales de Somalia. "Esto es importante tanto para la economía de Somalia en general, como para los medios de vida de los millones de propietarios de ganado en todo el país".

"El potencial del sector es enorme", añadió Iid.

"Esto demuestra que a pesar de las dificultades, el pueblo somalí están trabajando con éxito para mejorar su economía y seguridad alimentaria", señaló Richard Trenchard, responsable de la oficina de la FAO para Somalia. "La FAO y sus socios –añadió- se han comprometido a seguir participando e involucrándose en el apoyo a esos esfuerzos”.

Los compradores de Arabia Saudita, Yemen, Omán, Kuwait Qatar y Emiratos Árabes Unidos aprovechan la prosperidad del sector ganadero de Somalia y sus mejores mecanismos de vigilancia y control de enfermedades.

Arabia Saudita, en particular, ha contribuido al aumento constante de las exportaciones en los últimos seis años, tras la decisión de levantar una prohibición que se mantuvo nueve años sobre la importación de ganado de Somalia destinada a prevenir la propagación de la fiebre del Valle del Rift.

Rendimiento de las inversiones

Durante los últimos cinco años, la FAO, con el apoyo financiero de la Unión Europea y el gobierno del Reino Unido, se ha comprometido con el gobierno somalí a invertir fuertemente en infraestructuras ganaderas, producción de forraje y servicios de vacunación y tratamiento del ganado. Las enfermedades transfronterizas de los animales han recibido gran atención, ya que pueden matar a un gran número de animales, resultando en escasez de alimentos, alteraciones del mercado y barreras comerciales y a la exportación.

Cada año, la FAO vacuna a un promedio de 12 millones de animales en Somalia contra la peste de pequeños rumiantes (PPR), una enfermedad viral altamente contagiosa y con frecuencia mortal de las cabras. Otros 12 millones de cabras son tratados y vacunados anualmente contra la pleuroneumonía contagiosa caprina (PNCC), que provoca importantes pérdidas entre los productores de ganado de Somalia.

Además de las campañas de salud animal en el país africano, cuatro modernos mataderos, cuatro mercados de carne y tres mercados de ganado están también impulsando el comercio ganadero a nivel local.

"No hay duda de que el ganado es, y seguirá siendo durante mucho tiempo, un elemento base de la economía somalí", subrayó Trenchard.

La inversión continuada en la construcción de instituciones pecuarias en Somalia es clave para aumentar los ingresos, reducir la vulnerabilidad de los hogares rurales, y dirigir el crecimiento futuro del sector, según Trenchard, quien añadió que el sector ganadero está en un punto de inflexión.

"Una inversión en ganado significa una inversión en el crecimiento económico para el conjunto de Somalia", indicó.

Valor añadido de los subproductos

Con el comercio de animales vivos en auge, la FAO está trabajando con el gobierno  de Somalia y sus socios para identificar otras oportunidades para obtener valor añadido de los subproductos de la ganadería.

En 2012, bajo una iniciativa financiada por el Reino Unido, pastores somalíes fueron capacitados en la fabricación de jabón usando tuétano de hueso de camello y formaron a joyeros en la talla de cucharas, collares y floreros con los huesos.

En mayo de 2015, la FAO iniciará la capacitación de 150 somalíes en el curtido del cuero, una oportunidad potencialmente lucrativa para todo el sector ganadero, mientras que se lleva a cabo actualmente un programa financiado por la UE para mejorar la calidad de la leche en el noroeste de Somalia, una de las principales regiones de producción láctea del país.

Los cifras de 2014 representan un nivel óptimo de exportación de animales vivos para Somalia, según expertos de la FAO, que instan a los productores a cambiar el enfoque hacia la exportación de carne y otros subproductos.

Un sistema de certificación ganadera desarrollado por la FAO a lo largo del corredor ganadero de Galkayo-Bossaso, ayudará aún más a asegurar una cabaña de alta calidad para el consumo local y la exportación.

Foto: ©AFP/Simon Maina
Comerciantes cargan en Somalia un camión de cabras y ovejas para la exportación

Compartir esta página