FAO.org

Inicio > Medios > Noticias

La FAO abre el debate sobre la declaración de la Cumbre Mundial sobre Seguridad Alimentaria

Se pide erradicar el hambre en 2025 y más inversiones en agricultura

Photo: ©FAO/Johan Spanner
Invertir en la agricultura es fundamental para reducir el hambre y la pobreza
31 de julio de 2009, Roma - El Director General de la FAO, Jacques Diouf, ha invitado a los gobernantes de todo el mundo a participar en el debate para acordar una declaración que sería adoptada por la Cumbre Mundial de Jefes de Estado y de Gobierno sobre Seguridad Alimentaria, que tendrá lugar del 16 al 18 de noviembre de 2009 en Roma. La decisión de convocar este evento fue tomada por el Consejo de la FAO el pasado mes de junio.

Para iniciar el proceso de debates, Diouf ha enviado un documento a los ministros de Asuntos Exteriores, Cooperación al Desarrollo y Agricultura de los países miembros de la FAO y de Naciones Unidas.


El documento, titulado "Contribución de la Secretaría para definir los objetivos y posibles decisiones de la Cumbre Mundial sobre Seguridad Alimentaria", pide la erradicación completa del hambre de la faz de la tierra en 2025 y que se asegure un suministro de alimentos suficientes, inocuos y nutritivos para una creciente población mundial que se espera alcance 9 200 millones de personas en 2025.


El documento propone elementos para una nueva estructura de gobernanza de la seguridad alimentaria mundial. También aborda la cuestión de las inversiones públicas y privadas para incrementar la producción agrícola en los países en desarrollo, la ayuda alimentaria de emergencia, la reacción temprana a las crisis alimentarias, comercio exterior y subvenciones a los campesinos, inestabilidad de los mercados, creación de capacidad y fortalecimiento institucional.

Igualmente se incluyen la calidad e inocuidad de los alimentos, enfermedades y plagas transfronterizas de animales y plantas, así como la adaptación y mitigación de la agricultura al cambio climático.


El documento enviado a los países miembros de la FAO se basa en la reciente declaración del G8 sobre seguridad alimentaria adoptada en L'Aquila, Italia, hace unas semanas.


Los líderes del G8 pidieron una acción decisiva para liberar a la humanidad del hambre y la pobreza, promoviendo la producción sostenible e incrementando la productividad agrícola, con énfasis en el crecimiento del sector privado y los pequeños campesinos. Para ello se comprometieron a movilizar 20 000 millones de dólares EE.UU. durante los tres próximos años.


"Espero que este documento lleve a un debate fructífero entre los Estados Miembros que involucre no sólo a los Gobiernos, si no también al sector privado, los campesinos y las organizaciones no gubernamentales, el sistema de Naciones Unidas y otros organismos internacionales y socios en el desarrollo, junto con los Embajadores y los Representantes Permanentes de la FAO de los diferentes grupos regionales.


"Ha llegado la hora de atacar las causas que están en la raíz del hambre y encontrar soluciones estructurales y duraderas para la seguridad alimentaria mundial", concluyó Diouf.