Solución innovadora contra la plaga de roedores en Laos

Lechuzas utilizadas para combatir el problema

20 de agosto de 2009, Roma - La superstición y el folklore pueden haber marcado a la lechuza como heraldo de la muerte en muchos países del Asia sudoriental, pero en la República Democrática Popular Lao, esta ave en realidad puede ser una salvación para hasta 140 000 laosianos que sufren una grave inseguridad alimentaria.

"Mar de ratas"

Desde abril de 2008, las aldeas de siete provincias de las tierras altas del norte de la RDP Lao sufren los peores brotes de roedores de los últimos 20 años. Descritos como un "mar de ratas", estos roedores han causado daños implacables a la producción agrícola de las aldeas (principalmente arroz, pero también algunos cultivos comerciales), destruyendo a su paso todo lo comestible: cultivos, vestido, incluso pollitos y patitos.

En consecuencia, se estima que entre 85 000 y 140 000 laosianos quedan en condiciones de inseguridad alimentaria. El 74 por ciento de las familias perjudicadas pierden del 50 al 100 por ciento de su arroz, y la pérdida total es muy frecuente. La cosecha de maíz sufrió graves daños, y el 43 por ciento de las familias obtuvieron menos de la mitad de la producción prevista. Muchas familias experimentan una disminución drástica de sus ingresos y se hunden en deudas más profundas debido a los préstamos adquiridos para comprar semillas, basados en las ganancias previstas en efectivo.

En un país donde el 40 por ciento de los niños de menos de cinco años de edad están desnutridos, estos brotes han intensificado mucho una gran presión sobre la seguridad alimentaria de las familias.

Una solución innovadora

La Representación de la FAO en la RDP Lao creó una estrategia de control biológico de largo plazo para ayudar a las 48 000 personas afectadas, que consiste en aumentar la población de lechuzas locales, depredadoras naturales de las ratas.

"Se trata de una estrategia de tres componentes", explica Serge Verniau, representante de la FAO en Laos.

"Primero trabajamos con lo que hay, incrementando entre los agricultores la adopción de prácticas comprobadas de lucha contra los roedores -como la utilización de trampas-, mediante capacitación y difusión de información sobre gestión de roedores. Después estudiamos la relación un poco misteriosa que hay entre el florecimiento de los bambúes y los brotes de roedores, a fin de poder dar la alerta precoz para la aplicación oportuna de medidas de lucha contra la plaga. Por último, incrementamos significativamente la población natural de lechuzas a fin de ofrecer un control natural de las poblaciones de roedores", explica.

"El elemento decisivo de esta sencilla estrategia consiste en entablar un diálogo con las comunidades locales sobre los beneficios de la lechuza, la gestión ecológica de los roedores y la protección contra los mismos. Un desafío fundamental es cómo superar la arraigada superstición local según la cual ‘cuando la lechuza canta, muere una persona'", añade.

"Trabajaremos en zonas piloto seleccionadas por su capacidad de difundir el mensaje. Los aldeanos son listos ¿por qué modificar tu conducta y tus ideas sin demostrar los resultados? Pero en momentos como éstos, cuando su vida y la de sus hijos literalmente están amenazadas, es posible cambiar de mentalidad. Si se logra que modifiquen su idea sobre las lechuzas, pueden mitigar la amenaza que representa esta plaga recurrente de roedores durante varias generaciones", indica Verniau.

Los asociados en la ejecución son el Ministerio de Agricultura y Silvicultura (en los niveles nacional, de las provincias y distritos), el Instituto Nacional de Investigación en Agricultura y Silvicultura, el Servicio Nacional de Extensión en Agricultura y Silvicultura, los comités de las aldeas y organizaciones no gubernamentales internacionales.

Mejores medios de subsistencia

Las oficinas de la FAO en la RDP Lao piensan que la financiación del proyecto de 1,5 millones de USD se traducirá en que más de 7 680 familias apliquen las nuevas prácticas de gestión de los roedores, con lo cual se reducirá la inseguridad alimentaria y mejorarán considerablemente los medios de subsistencia.

El proyecto también mejorará el conocimiento científico de la relación entre los brotes de roedores y el florecimiento del bambú, lo que permitirá a las comunidades anticipar y prepararse para los brotes inminentes de roedores y dará a los agricultores los instrumentos necesarios para aplicar medidas para combatir la plaga y proteger sus cosechas.

Foto: Reuters
Una trampa que vuela: una lechuza del tipo que se está utilizando en la República Democrática Popular Lao.

Compartir esta página