FAO.org

Inicio > Medios > Noticias

La FAO y ActionAid unen fuerzas para empoderar a la población rural

La promoción de los derechos de los agricultores familiares, las comunidades indígenas y las mujeres, son áreas claves para la cooperación dentro de una nueva asociación

6 de septiembre de 2015, Durban, Sudáfrica – La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) y ActionAid International, una ONG de ámbito mundial, han acordado emprender un nuevo programa de trabajo conjunto que se centrará en el empoderamiento de la población rural.
 
Bajo los términos de un acuerdo de colaboración firmado hoy, las dos organizaciones colaborarán estrechamente para mejorar los medios de vida de las comunidades rurales y promover el derecho a la alimentación en todo el mundo.
 
El Director Ejecutivo de ActionAid International, Adriano Campolina, y el Director General de la FAO José Graziano da Silva, firmaron el acuerdo en un acto en el marco del XIV Congreso Forestal Mundial, que se inicia mañana.
 
El principal objetivo de la nueva alianza será promover que los pequeños productores y campesinos familiares tengan acceso y control sobre los recursos productivos. Se prestará especial atención a las mujeres y los grupos desfavorecidos, y a aumentar la concienciación y adopción de prácticas agrícolas ecológicamente sostenibles y resistentes al cambio climático.
 
Mejores prácticas en la tenencia de la tierra
 
Un área específica de la colaboración será sensibilizar y lograr mayor adhesión a las Directrices voluntarias sobre la gobernanza responsable de la tenencia de la tierra, la pesca y los bosques en el contexto de la seguridad alimentaria nacional, un conjunto de directrices globales de gran alcance encaminadas a salvaguardar el derecho de las personas a poseer o tener acceso a la tierra, los bosques y la pesca
 
Las directrices -adoptadas a nivel internacional- esbozan principios y prácticas que los gobiernos en todos los niveles deben usar como referencia a la hora de legislar y administrar los derechos sobre la tierra, la pesca y los bosques. Representan un estándar del que las comunidades y grupos de la sociedad civil pueden pedir responsabilidades a sus líderes .
 
La nueva iniciativa conjunta complementará el ámbito global de la FAO al movilizar la red de ActionAid para involucrar a las comunidades y la sociedad civil en los esfuerzos para promover la aplicación de las directrices sobre el terreno. Con este objetivo está prevista la preparación y distribución de materiales y programas de formación, para dar a estas comunidades las herramientas y habilidades que necesitan.
 
Las dos organizaciones colaborarán en el seguimiento de la implementación de las directrices a nivel nacional y local, así como en el desarrollo de proyectos adicionales destinados a empoderar a la sociedad civil como participante activo en la promoción de las mismas.
 
Apoyo a las comunidades indígenas y las mujeres campesinas
 
Otra área de trabajo conjunto será trabajar con las comunidades indígenas para establecer y mantener bancos de semillas tradicionales para la conservación de la biodiversidad y la variedad genética.
 
ActionAid apoyará además a la FAO en la implementación de su Política sobre pueblos indígenas y tribales, diseñada para garantizar que las poblaciones indígenas del mundo son tomadas en cuenta en todos los aspectos relevantes del trabajo de la organización.
 
Asegurar que las políticas agrícolas y del uso de la tierra son sensibles al género y promover los derechos de las mujeres agricultoras, será también objetivos de la cooperación conjunta.
 
ActionAid es una organización no gubernamental internacional que trabaja con más de 15 millones de personas en 45 países, por un mundo libre de la pobreza y la injusticia.
 
Alcanzar la seguridad alimentaria para todos es el objetivo central de la labor de la FAO: garantizar que las personas tengan acceso regular a alimentos suficientes de buena calidad para llevar una vida activa y saludable. Las tres metas principales de la FAO son: la erradicación del hambre, la inseguridad alimentaria y la malnutrición; la eliminación de la pobreza y el impulso del progreso económico y social para todos; y la gestión y uso sostenible de los recursos naturales, incluyendo la tierra, el agua, el aire, el clima y los recursos genéticos, en beneficio de las generaciones presentes y futuras.

Compartir esta página