FAO.org

Inicio > Medios > Noticias

Una líder comunitaria de Uganda recibe un importante premio forestal

La Asociación de Colaboración en materia de Bosques (ACB) rinde homenaje a Gertrude Kabusimbi Kenyangi

Foto: ©FAO/Giuseppe Carotenuto
La ugandesa Gertrude Kabusimbi Kenyangi recibió hoy el Premio Wangari Maathai 2015 “Paladines del bosque”

10 de septiembre de 2015, Durban – La activista forestal ugandesa Gertrude Kabusimbi Kenyangi recibió hoy el Premio Wangari Maathai 2015 “Paladines del bosque”, en reconocimiento a sus esfuerzos para promover la conservación y el uso sostenible de los recursos forestales en Uganda. La entrega del galardón tuvo lugar en el XIV Congreso Forestal Mundial, en Durban, Sudáfrica.

Otorgado en reconocimiento a los esfuerzos sobresalientes para mejorar y mantener los bosques, el premio fue establecido en 2012 por la Asociación de Colaboración en materia de Bosques (ACB), que está presidida por la FAO. Su nombre honra la memoria de Wangari Maathai, ecologista keniana y la primera mujer africana en ganar el Premio Nobel de la Paz por su contribución al desarrollo sostenible, la democracia y la paz.

El galardón lleva asociado un premio en efectivo de 20 000 dólares EEUU.

Defensora de la gestión forestal comunitaria

Desde 1994, Kenyangi ha trabajado con la Autoridad Nacional Forestal de Uganda para proteger y promover el uso sostenible de los bosques tropicales en los distritos de Mbarara y Ntungamo. Con la ayuda de las mujeres de la organización no gubernamental comunitaria “Apoyo a la mujer y la agricultura” (SWAGEN, por sus siglas en inglés), ha plantado más de un millón de árboles en la zona de protección del Bosque Natural de Rwoho. Estas actividades no sólo han contribuido a la mitigación y adaptación al cambio climático en Uganda, sino que han generado también nuevas fuentes de ingresos para las comunidades locales a través de la apicultura, la extracción de madera y las ventas de créditos compensatorios de carbono.

Los esfuerzos de Kenyangi han sido clave para evitar mayores pérdidas de superficie forestal para dedicarlas a explotaciones ganaderas en el bosque de Rwoho.

"Estamos muy contentos de reconocer la utilización por parte de Kenyangi de la gestión forestal colaborativa en su trabajo con la Autoridad Nacional Forestal, que ha ayudado a mantener una gran parte de los bosques tropicales de Uganda, así como a las personas que dependen de ellos", señaló Eva Muller, Directora de la División de Economía, Políticas y Productos Forestales en la FAO.

"Necesitamos más líderes comunitarios como Kenyangi, que tengan un enfoque de base para la gestión de los recursos naturales que beneficie a los medios de vida locales", añadió Muller.

Kenyangi es igualmente activa a nivel mundial, y ha discutido su enfoque comunitario en foros como el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA), el Consejo Económico y Social de las Naciones Unidas (ECOSOC) y el Comité de Seguridad Alimentaria Mundial (CSA ). Afirma que espera continuar replicando y ampliando su enfoque de base para influir en las políticas globales.

La ceremonia de los premios contó con la presencia de Wanjira Maathai, la hija de Wangari Maathai, quien reconoció el espíritu de la labor de su madre en los logros de Kenyangi.

La Asociación de Colaboración en materia de Bosques se compone de 14 organizaciones internacionales -entre ellas la FAO-, que trabajan juntas para promover la gestión, conservación y el desarrollo forestal sostenibles.

Compartir esta página