Sudán del Sur: un puente aéreo de la FAO lleva ayuda a los agricultores en zonas remotas

La inseguridad alimentaria continúa aumentando a pesar del reciente acuerdo de paz

5 de octubre de 2015, Juba – La operación de respuesta rápida de la FAO en Sudán del Sur ha distribuido ayuda para los medios de subsistencia a 60 000 familias expuestas a la inseguridad alimentaria en zonas de difícil acceso de los estados de Jonglei, Unity y Alto Nilo, donde las existencias de alimentos se están agotando y la mayoría de las familias no han podido producir alimentos este año con la agricultura o la pesca.

Las últimas entregas de material de subsistencia se suman a los 430 000 equipos con insumos para la producción agrícola, hortícola y pesquera que la FAO distribuyó a principios de año para ayudar a unos 2,3 millones de personas enfrentadas a una grave inseguridad alimentaria y una creciente malnutrición.

“En muchas zonas de Sudán del Sur la temporada de lluvias está dificultando el acceso por carretera y el aterrizaje de aviones, por lo que la FAO está utilizando el único medio posible de transporte para llegar a estas comunidades: helicópteros”, explicó Abdoul Karim Bah, Director de la Respuesta de Emergencia para Sudán del Sur.

“Esto significa –añadió- que también podemos aprovechar con mayor facilidad las escasas oportunidades para distribuir la ayuda. Mientras persista el alto el fuego, estamos en condiciones de actuar con rapidez para llegar a zonas que no han recibido ayuda desde el inicio del conflicto”. 

Go to event webcast page

Hasta el 1 de octubre, la FAO había entregado más de 70 000 equipos de subsistencia en la operación. Cada equipo no excede los 2 kg de peso y contiene siete variedades de semillas de hortalizas y aparejos de pesca para aumentar la ingesta de alimentos de la población y combatir las elevadas tasas de malnutrición diversificando la dieta.

Al mismo tiempo, la FAO está llevando a cabo misiones de control para prevenir brotes de enfermedades del ganado, administrando medicamentos y vacunas en las zonas de alto riesgo.

Los problemas de acceso y la preocupación por la seguridad del personal han estado limitando mucho la llegada de ayuda a comunidades remotas y aisladas en zonas afectadas por el conflicto en los últimos meses, por lo que ha sido necesario buscar formas alternativas rápidas y seguras de prestar ayuda.

“Con esta operación, nuestra presencia en el terreno se limita a un máximo de 30 minutos, tiempo suficiente para entregar los insumos a nuestros socios”, explica Serge Tissot, Representante interino de la FAO en Sudán del Sur.

Go to event webcast page

Con más de dos millones de personas obligadas a huir por el conflicto, la FAO se ha comprometido a habilitar a agricultores, pescadores y pastores a plantar cultivos, pescar en cursos fluviales y proteger al ganado de las enfermedades mortales en aquellas zonas donde han encontrado cobijo.

“En nuestras operaciones de respuesta rápida en los estados de Jonglei septentrional y Unity, nos ha sorprendido la fuerza y resiliencia de las comunidades que han estado enfrentándose a crisis recurrentes durante los últimos años”, sostiene Bah. “Pero estas comunidades necesitan ayuda urgente para recuperar sus medios de vida y poder producir alimentos suficientes para mantenerse por sí mismas en situaciones de incertidumbre”.


Foto: ©FAO/Brian Sims
La FAO ha entregado más de 70 000 equipos de subsistencia mediante el uso de helicópteros en áreas remotas del país