FAO.org

Inicio > Medios > Noticias

La FAO presenta un plan de emergencia para Etiopía ante la peor sequía en tres décadas

10,2 millones de personas en situación de inseguridad alimentaria por las pérdidas en las cosechas y la ganadería provocadas por El Niño. Llamamiento para obtener 50 millones de dólares

Foto: ©WFP/ Stephanie Savariaud
Región de Hararghe occidental, Etiopía, diciembre de 2015. Cerca de 10,2 millones de personas padecen inseguridad alimentaria en medio de una de las peores sequías que ha sufrido Etiopía en las últimas décadas
15 de enero de 2016, Roma - El episodio más fuerte de El Niño en las últimas décadas ha causado la pérdida repetida de cosechas, diezmado los rebaños y empujado a cerca de 10,2 millones de personas en Etiopía a la inseguridad alimentaria, según informó hoy la FAO al presentar su plan de respuesta de emergencia para proteger con urgencia el ganado y rehabilitar la producción agrícola en este país del Cuerno de África.
 
"La perspectiva para 2016 es muy sombría", aseguró Amadou Allahoury, Representante de la FAO en Etiopía, señalando que "después de dos temporadas consecutivas de malas cosechas, el éxito de la temporada agrícola principal que comienza ahora será fundamental para evitar que las condiciones empeoren".
 
"La sequía pertinaz al comienzo de 2016 conlleva también –añadió- que los pastos serán cada vez más escasos, lo que afectará negativamente a los ganaderos que dependen de estas tierras de pastoreo y puntos de agua para su seguridad alimentaria”. "El acceso a los alimentos será en general más difícil si siguen subiendo los precios, las reservas alimentarias se agotan y el ganado se vuelve más débil, menos productivo, y perece".
 
El fenómeno de El Niño está asociado al calentamiento anormal de la temperatura superficial del mar en algunas zonas del Océano Pacífico, con graves consecuencias en los patrones meteorológicos y climáticos mundiales, provocando una disminución de las precipitaciones y la sequía en algunas regiones y fuertes lluvias e inundaciones en otras.
 
Bajo las condiciones actuales de El Niño, la producción agrícola en Etiopía se ha reducido entre un 50 y 90 por ciento en algunas regiones y fracasado por completo en el este del país. La sequía ha provocado la pérdida de cientos de miles de cabezas de ganado.
 
Según las últimas evaluaciones, el acceso a los pastos y el agua seguirá deteriorándose hasta el comienzo de la próxima temporada de lluvias en marzo. Como resultado, los expertos prevén que el ganado se volverá más famélico, enfermizo y producirá menos leche, y muchos animales morirán.
 
Las reservas de las cosechas se encuentran muy diezmadas, dejando a los agricultores vulnerables y sin medios de producción para la próxima temporada de siembra que comienza en marzo. En muchos casos, los agricultores han perdido sus valiosas semillas debido a las malas cosechas recurrentes, sembrando una y otra vez esperando lluvias que nunca llegaron .
 
Como resultado, las tasas de malnutrición se han disparado y el número niños tratados por  malnutrición aguda severa es ahora el más alto jamás registrado.
 
Plan de respuesta
 
El nuevo plan de respuesta de la FAO pretende ayudar en 2016 a 1,8 millones de agricultores y ganaderos a reducir la brechas alimentaria y restaurar la producción y los ingresos agrícolas.
 
La primera fase crucial de la iniciativa –de un valor de 50 millones de dólares EEUU- se centrará en la temporada meher entre enero y junio.
 
La FAO planea ayudar a 131 500 familias a sembrar con la vista puesta en la temporada meher. Esta intervención combinará la distribución de emergencia de semillas, proyectos de riego en pequeña escala, e iniciativas de huertos domésticos dirigidas a empoderar a los grupos de mujeres con herramientas, conocimientos y acceso a microcréditos.
 
Dado que la actual sequía no sólo ha afectado a los pequeños campesinos, sino también a los productores de semillas, ha agravado la escasez de semillas ya existente en todo el país y hecho que sea aún más difícil para los agricultores sembrar. Por esta razón, la FAO también está apoyando a 10 000 productores de semillas a producir semillas de alta calidad y que vuelva a funcionar el mercado local.
 
Otras 293 000 familias se beneficiarán de intervenciones en la ganadería, como la distribución de emergencia de piensos, campañas de vacunación para proteger a unos 3 millones de animales de las enfermedades, y la reposición de 100 000 cabras y ovejas para los hogares vulnerables.
 
Como muchos animales están muy debilitados por la falta de alimentos y agua, la FAO implementará también un programa de dinero por ganado que reembolsará a los agricultores por entregar animales improductivos para el sacrificio y apoyará la producción comunitaria de piensos.
 
Una tercera etapa del plan de respuesta se centrará en fortalecer los medios de vida de más de 30 000 familias y asegurar su resiliencia ante futuras crisis. Esto incluirá programas de dinero por trabajo que aumentarán los ingresos familiares y mejorarán las infraestructuras locales clave y el acceso del ganado al agua. Esta parte del plan también se dirigirá a los grupos de campesinos y de mujeres a través de proyectos comunitarios integrados que apoyan los planes comunitarios de ahorro y préstamo, escuelas de campo para agricultores y otros métodos para ayudar a las familias a acumular y diversificar sus activos.
 
Reconstruir ahora
 
Al centrarse específicamente en la reconstrucción de la capacidad productiva de las familias de campesinos y pastores, la FAO apoya los esfuerzos que está realizando el Gobierno de Etiopía y otros organismos de la ONU y ONG asociadas que atienden las necesidades inmediatas de las familias en situación de riesgo.
 
"En Etiopía, El Niño no es sólo una crisis alimentaria, es sobre todo una crisis de los medios de subsistencia. Y tenemos que intervenir ahora para proteger y reconstruir estos medios de vida y la capacidad de las personas para producir y evitar que las familias se conviertan en dependientes de la ayuda alimentaria a largo plazo", advirtió Dominique Burgeon, Director de la División de Emergencias y Rehabilitación de la FAO.
 
El llamamiento de la FAO para obtener 50 millones de dólares EEUU destinados a proteger los medios de vida en Etiopía se produce en un momento en que los fondos de los donantes internacionales están bajo presión debido a una multitud de graves crisis producidas por el hombre.
 
Pero la intervención para asegurar ahora los medios de vida agrícolas es la mejor manera de ayudar al país a recuperarse y evitar que siga cayendo en la inseguridad alimentaria crónica, según Burgeon.
 
"Si se retrasa la respuesta, la recuperación será difícil y el costo de las intervenciones no hará más que aumentar", subrayó.
 
El Niño: respuesta a nivel mundial
 
En otros lugares del continente africano, El Niño ha rebajado las perspectivas para las cosechas en África austral y muchos países de la región están tomando medidas. Sudáfrica ya ha declarado el estado de sequía de cinco provincias -sus principales regiones cerealeras- mientras que Lesotho ha lanzado un plan de mitigación de la sequía y Swazilandia ha establecido restricciones de agua al bajar el nivel de los embalses.
 
Para hacer frente al fenómeno de El Niño a nivel mundial, la FAO está implementando planes de respuesta en 20 países prioritarios en África, Asia, América Latina y el Caribe y el Pacífico Sur, entre ellos Etiopía. Otros 21 países están siendo sometidos a una estrecha vigilancia. 

Compartir esta página