FAO.org

Inicio > Medios > Noticias

Los campesinos de Etiopía necesitan ayuda urgente para hacer frente a la sequía

Las necesidades humanitarias se triplican por el nivel récord de El Niño

Photo: ©FAO/Tamiru Legesse
FAO, a través de proyectos de riego y de diversificación de ingresos, está ayudando a comunidades en la región de Afar hacer frente a los efectos negativos de la sequía provocada por El Niño.

7 de marzo de 2016, Roma – La población afectada por la sequía de Etiopía necesita ayuda agrícola que llegue a tiempo para la próxima temporada de lluvias, esencial para poder hacer frente a uno de los eventos de El Niño más intensos registrados hasta la fecha y que está teniendo efectos devastadores para agricultores y ganaderos y sus medios de subsistencia. 

Las necesidades humanitarias en Etiopía se han triplicado desde comienzos de 2015, a causa de una sequía que ha llevado a la pérdida sucesiva de cosechas y una mortandad generalizada del ganado.

Como resultado, los niveles de inseguridad alimentaria y malnutrición en este país del Cuerno de África son alarmantes, con cerca de 10,2 millones de personas sufriendo ahora inseguridad alimentaria. Una cuarta parte de todos los distritos de Etiopía están clasificados oficialmente como enfrentados a una crisis de seguridad alimentaria y nutrición.

Con la siembra para la primera temporada de lluvias en el país, belg, ya retrasada y la temporada meher -la principal campaña agrícola de Etiopía- acercándose rápidamente, los agricultores necesitan asistencia inmediata para ayudarles a producir alimentos desde ahora y hasta septiembre, para alimentar a millones de personas que se enfrentan al hambre. 

"La FAO necesita con urgencia 13 millones de dólares EEUU antes de finales de marzo para apoyar a más de 600 000 de las personas más afectadas", advirtió el representante de la FAO en Etiopía, Amadou Allahoury Diallo.

"Prevemos que las necesidades serán particularmente elevadas durante las próximas semanas -añadió-, por lo que es fundamental que seamos capaces de responder de forma rápida y contundente para reiniciar la agricultura ahora, antes de la sequía dañe aún más la seguridad alimentaria y los medios de vida de millones de personas". 

Durante la temporada meher se produce hasta un 85 por ciento de los suministros de alimentos de la nación. 

Estimaciones recientes de la Oficina etíope de Agricultura indican que unos 7,5 millones de agricultores y pastores necesitan ayuda agrícola inmediata para producir cultivos básicos como maíz, sorgo, tef, trigo y cultivos de raíces y piensos para el ganado para mantener a sus animales sanos y reanudar la producción.

Las familias campesinas o bien han agotado sus reservas de semillas tras sucesivas siembras fallidas, o las han consumido como alimento.

Las reservas de piensos para animales también están agotadas, y se necesita ayuda para que las familias produzcan forraje. Ya han muerto cientos de miles de cabezas de ganado y los animales que sobreviven están cada vez más débiles y delgados por la escasez de piensos, la falta de pastos, la escasez de piensos y la limitada disponibilidad de agua, lo que ha dado lugar a fuertes caídas en la producción de lácteos y carne.

"Es importante entender que la sequía actual no es sólo una crisis alimentaria, sino que es ante todo una crisis de medios de subsistencia," señaló Allahoury Diallo, quien destacó que las pérdidas del año pasado han afectado gravemente a la seguridad alimentaria de los hogares y al poder adquisitivo, y obligado a muchas personas a vender los últimos activos agrícolas que les quedaban.

Resulta esencial cubrir ahora las necesidades inmediatas de los agricultores para la recuperación a largo plazo, ya que ayuda a los agricultores a alimentar a la población del país y mantener sus activos productivos intactos.

El llamamiento de la FAO para obtener 13 millones de dólares a finales de marzo es parte de una petición mayor -50 millones que el organismo solicita para su Plan de Respuesta al Niño en Etiopía. Pero hasta ahora, menos del 10 por ciento del plan ha recibido financiación.

Respuesta de la FAO frente a El Niño

Como parte de la respuesta de emergencia, la FAO está aportando ya materiales de siembra para ayudar a los hogares que sufren falta de semillas e inseguridad alimentaria en las regiones más afectadas a plantar en las estaciones belg y meher. Pero esta ayuda necesita con urgencia ser ampliada.

En un esfuerzo por preservar el ganado, la FAO ha estado distribuyendo nutrientes en las zonas pastorales y agropecuarias destinados a fortalecer el ganado y reforzar la resiliencia de las cooperativas que los producen. La FAO también aporta piensos de supervivencia y apoyo para ayudar a los agricultores a producir forraje y mejorar el acceso al agua para el ganado. Los rebaños por todo el país se han beneficiado igualmente de campañas de vacunación y tratamientos para frenar a su creciente vulnerabilidad como consecuencia de la sequía.

En la región etíope de Somali, la FAO está mejorando la estabilidad financiera de las familias afectadas por la sequía a través de la compra de ovejas y cabras débiles para el sacrificio- y proporcionar así carne -rica en proteína - a las familias afectadas por la sequía y vulnerables. La intervención ayudará a reducir la presión sobre los alimentos disponibles, y permitiendo a los hogares centrar sus recursos en el resto de sus animales, e invertir en activos productivos.

Además, la FAO trabaja en estrecha colaboración con el gobierno etíope para llevar a cabo evaluaciones estacionales y desarrollar planes de preparación y respuesta, junto con las directrices para apoyo de emergencia a la agricultura.

Compartir esta página