FAO.org

Inicio > Medios > Noticias

La rehabilitación de Haití tras el terremoto empieza por los campesinos

La prioridad es la temporada de siembra de primavera, mientras la gente huye y aumentan los precios de los alimentos

Photo: ©AFP/Luis Acosta
Los precios de los alimentos estan subiendo en Puerto Príncipe

21 de enero de 2010, Roma - El Director General de la FAO, Jacques Diouf, aseguró hoy que mientras está en curso la primera fase de la operación de rescate en Haití, el país y las ayudas deben centrarse de forma simultánea en el apoyo urgente a la producción alimentaria, la rehabilitación de la agricultura y la reconstrucción.

Los campesinos haitianos deben de recibir ayuda urgente antes del comienzo de la temporada de siembra de primavera que comienza en marzo, según Diouf. El consumo de cereales es de alrededor de un millón de toneladas de las que un 63 por ciento proviene de la importación.

"La prioridad es el suministro de semillas, fertilizantes, pienso para el ganado y vacunas, así como aperos agrícolas", señaló el responsable de la FAO.

Es de vital importancia impulsar programas de producción local de semillas de calidad y preparar fertilizantes adecuados para las varias zonas productivas y cultivos de Haití.

Miles de personas huyen

"Resulta urgente actuar en el momento en que los precios de los alimentos suben y miles de personas huyen de la devastada capital, Puerto Príncipe, hacia las áreas rurales", dijo Diouf.

"Esta gente -añadió- necesitará que les suministren los medios de subsistencia necesarias, junto a actividades que generen ingresos".

Alrededor del 53 por ciento de los haitianos vive en zonas rurales y un 47 por ciento en zonas urbanas.

La importancia de la siembra de primavera

La temporada de siembra de primavera, que se prolonga hasta mayo, representa el 60 por ciento de la producción agrícola de Haití. Con el daño sufrido por las infraestructuras agrícolas clave, tales como almacenes y canales de riego, los campesinos haitianos necesitarán toda la ayuda que les proporcionen durante la próxima temporada.

La FAO cuenta con programas para incrementar la producción agrícola en Haití por valor de 49 millones de dólares EE.UU. cedidos por diversos donantes, entre los que figuran la Unión Europea, el Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola (FIDA), el Banco Mundial, Francia, Canadá, España, Austria, Brasil y Bélgica.

Los programas incluyen la multiplicación y distribución de semillas adecuadas de alta calidad y plantones con los que los agricultores pobres puedan confiar, así como la distribución de fertilizantes y aperos.

Los programas del gobierno y de la FAO el pasado año ayudaron a impulsar la producción agrícola nacional en un 15 por ciento, y permitió reducir el número de haitianos desnutridos.

Alza del precio de los alimentos

Los precios de los alimentos estan subiendo en Puerto Príncipe y demás lugares debido a la escasez de comida y combustibles, el daño sufrido por la cadena de suministro, los almacenes y el puerto, amenazando la supervivencia de la población pobre en todo Haití.

"El terremoto afectó a la región occidental y meridional de Haití, pero la catástrofe ha sido a nivel nacional", subrayó Diouf.

"Para evitar que este desastre natural se convierta en una tragedia rural, resulta crucial salvar la próxima temporada de siembra".

La FAO tiene 73 expertos y empleados sobre el terreno en Haití, y este número se incrementará durante los próximos días para apoyar al gobierno haitiano y al Ministerio de Agricultura, que resultaron dañados durante el seísmo y perdieron a parte de su personal.

La FAO está desplegando expertos para evaluar el impacto en el sector agrícola y el daño a las infraestructuras acaecido en la zona del terremoto.