FAO.org

Inicio > Medios > Noticias

La FAO intensifica la ayuda para los pastores del Sahel

Las escasas lluvias afectan a la producción alimentaria en Níger, Chad, Burkina Faso y Mali

Photo: ©FAO/Giulio Napolitano
Ningún lugar para pastar en Níger
21 de abril de 2010, Roma - La FAO está aumentando la ayuda para los pastores en Níger y Chad en medio de una creciente crisis alimentaria motivada por las escasas lluvias del año pasado, que han llevado a un pronunciado descenso de la producción agrícola y agostado los pastos para el ganado. Se estima que en ambos países hay actualmente 9,8 millones de personas vulnerables al hambre, y miles más están amenazadas en el norte de Burkina Faso y el noreste de Mali.

Las evaluaciones de la ONU y del gobierno en la mayor parte de los países del Sahel indican la prevalencia de una grave desnutrición, global, superior al 16 por ciento. Esta tasa supera el umbral crítico de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Además, los precios de los alimentos permanecen altos, haciendo todavía más difícil a los campesinos y pastores pobres comprar alimentos.

Situación muy preocupante

"La situación en la región es en verdad muy preocupante", afirmó Fatouma Seid, Coordinadora de la FAO para África Occidental. "Los pastores pobres se están viendo obligados a vender a sus animales, sus únicos activos y una importante fuente de nutrición, a precios rebajados para comprar comida suficiente para sus familias, mientras que los campesinos no tienen semillas para sembrar", señaló.

"La prioridad para la FAO es obtener pienso para los animales y suministrar a los campesinos semillas para la temporada de siembra de junio", añadió Seid.

En 2009 la producción de cereales en Níger fue un 30 por ciento menor que en 2008, mientras que la producción de caupí -una fuente importante de proteína para la población-, cayó un 37 por ciento.

También se necesita ayuda de emergencia para permitir que los pastores alimenten a sus animales, que están sufriendo debido a la escasez de pastizales tras la irregular temporada de lluvias. Cerca del 70 por ciento del ganado está en peligro si no reciben alimentos pronto.

Níger responde

En respuesta al empeoramiento de la situación en Níger, que ya sufrió una importante crisis alimentaria en 2005, la FAO está desplegando ocho nuevos proyectos por valor de 12,7 millones de dólares EE.UU. que se estima beneficiarán a 2,6 millones de personas. Los proyectos están financiados por la UE, el DFID (organismo oficial de cooperación del Reino Unido), España, Bélgica y el Fondo Central de Respuesta a Emergencias de la ONU (CERF, por sus siglas en inglés).

Los programas incluyen la compra y reparto inmediato de 7 850 toneladas de pienso para animales, 2 500 toneladas de cereales y semillas de hortalizas y fertilizantes para la principal temporada de siembra en junio y la estación seca en octubre.

La FAO estima que un conjunto de semillas y fertilizantes de 35 dólares produce en Níger alrededor de cinco sacos de comida, suficientes para alimentar a una familia de siete personas durante cuatro meses.

Recuperar los pastizales

Acaba de iniciarse un programa de dinero por trabajo de la FAO para familias vulnerables con el objetivo de recuperar los pastizales, mediante la mejora de la calidad del suelo y de la retención de agua para producir forraje.

La FAO también está poniendo en marcha un Programa del Mecanismo Alimentario de la UE por valor de 4,1 millones de dólares EE.UU. para el restablecimiento de mejoras a medio plazo para el sistema agrícola nacional como la multiplicación de semillas de calidad, el fortalecimiento de las organizaciones de agricultores y la mejora del acceso de los agricultores al crédito, permitiéndoles préstamos con sus cosechas como garantía.

Distribuciones en Chad

En Chad, según el gobierno, la producción alimentaria ha disminuido un 11,5 por ciento con respecto a la temporada anterior y es la más baja desde 2006. Sin embargo, este año el descenso es mucho mayor en algunas regiones debido a la inestabilidad política en la frontera con Sudán, agravando el problema de la escasez de agua para los agricultores.

La afluencia de refugiados de la región sudanesa de Darfur y la República Centroafricana, estimada en más de 300 000 personas, aumenta la demanda sobre los ya limitados suministros alimentarios.

La FAO planea suministrar insumos agrícolas, semillas, fertilizantes y pienso animal por valor de 4,5 millones de dólares, a tiempo para la temporada de siembra de mayo en Chad. La distribución de pienso animal y productos veterinarios para los pastores en Mali y Burkina Faso también está ya en marcha.