FAO.org

Inicio > Medios > Noticias

La crisis económica amenaza al progreso contra el hambre en Europa: es necesario actuar

La agricultura ha ayudado a salir de la pobreza a 50 millones de personas en la región

Photo: ©FAO/Giulio Napolitano
El Director General de la FAO, Jacques Diouf.
13 de mayo de 2010, Roma - La región de Europa y Asia Central ha conseguido grandes éxitos en la lucha contra la pobreza y la inseguridad alimentaria en la última década, logros en los que la agricultura ha jugado un papel decisivo, según aseguró hoy el Director General de la FAO, Jacques Diouf, al intervenir ante la 27ª Conferencia Regional de la FAO para Europa, que se celebra en Yerevan (Armenia).

Sin embargo, Diouf alertó que la crisis económica y financiera internacional puede amenazar este proceso. "La crisis económica y financiera podría afectar de forma negativa el progreso y las importantes mejoras en el nivel de vida conseguidos en la región en la última década", subrayó.

"Los estudios de la FAO indican que la crisis ha debilitado al sector agrícola, en particular en los países de Europa del Este y Centroeuropa. Además, según los cálculos del Banco Mundial, Europa y Asia Central son las regiones que más han sufrido el impacto de la crisis, explicó Diouf.

La ceremonia de apertura contó hoy con la participación del Ministro de agricultura de Armenia Gerasim Alaverdyan, quien dio la bienvenida a las delegaciones presentes en la Conferencia.

Salir de la pobreza

Desde 1998, cerca de 50 millones de personas en Europa y Asia Central han logrado salir de la pobreza. Se trata de un ejemplo llamativo del éxito en la lucha contra la pobreza y para alcanzar la seguridad alimentaria, añadió el responsable de la FAO.

"En Asia Central, la cifra de personas que pasan hambre bajó en un 38 por ciento, desde 9,3 millones en 2000-2002 a 5,8 millones in 2004-2006. Y en ello la agricultura ha desempeñado un papel decisivo", aseguró.

La Historia demuestra que "no existen un motor más poderoso para promover el crecimiento que la erradicación del hambre y la pobreza y las inversiones en agricultura", declaró.

Pero para ello se necesitan los recursos financieros adecuados, dijo al recordar que se requieren a nivel mundial 44 000 millones de dólares EE.UU. de Ayuda Oficial al Desarrollo para financiar insumos modernos, infraestructuras rurales y tecnologías que beneficien a los pequeños campesinos de los países pobres.

Otras regiones

Diouf sugirió que invertir en Europa y Asia Central puede ayudar a resolver el hambre en otras partes del mundo. Se calcula que con las inversiones adecuadas se podrían volver a poner en producción unos 10 millones de hectáreas de tierras cultivables destinadas a cereales y semillas oleaginosas en Kazajstán, Rusia y Ucrania.

El Director General de la FAO, que el pasado martes lanzó una campaña contra el hambre a nivel mundial, denominada "Mil millones de hambrientos" para presionar a los líderes mundiales a combatir el hambre que sufren mil millones de personas, aseguró estar convencido que "juntos, podemos eliminar el hambre de la faz de la tierra". 

"Pero para conseguirlo hay que pasar de las palabras a los hechos, y sobre todo actuar rápido", concluyó.

La Conferencia Regional, de dos días de duración, fue precedida por la 36ª reunión de la Comisión Europea de Agricultura (CEA)