FAO.org

Inicio > Medios > Noticias

La FAO distribuye semillas de trigo a gran escala en Pakistán

Impulso a la estación de siembra tras el daño causado por las inundaciones

Foto: ©FAO/Truls Brekke
Distribución de semillas a las familias vulnerables afectadas por las inundaciones
27 de octubre de 2010, Roma - La FAO ha comenzado en Pakistán la distribución a gran escala de semillas de trigo que beneficiarán a más de medio millón de familias campesinas, el equivalente a cerca de cinco millones de personas. La distribución implica para estas personas poder llevar a cabo la actual estación de siembra “rabi” –que finaliza en diciembre-, pese a la devastación provocada por las peores inundaciones que ha sufrido el país.

El suministro de semillas a las familias vulnerables tiene una importancia crucial, ya que se calcula que entre 500 000 y 600 000 toneladas de semillas de trigo se perdieron o resultaron dañadas a causa de las inundaciones.

La seguridad alimentaria de decenas de millones de pakistaníes depende de la actual temporada de siembra. La próxima cosecha de trigo no tendrá lugar hasta la primavera de 2011. La FAO suministra también a los beneficiarios semillas de hortalizas y fertilizante.

“El trigo es el principal alimento básico en la dieta pakistaní, por lo que tiene una importancia crucial que los campesinos reciban las semillas a tiempo. Me alegra poder decir que gracias a la generosa y oportuna respuesta de los donantes, estamos en disposición de salvar la temporada “rabi” para millones de personas”, señaló Luigi Damiani, al frente de la labor de la FAO en Pakistán.

La intervención de la FAO en Pakistán ha recibido hasta el momento 67,44 millones de dólares EE.UU. en fondos de los donantes, en el marco del revisado Plan de respuesta de emergencia a las inundaciones de Pakistán, que requiere un total de 107 millones de dólares. Las contribuciones de Estados Unidos (46 millones de dólares), Canadá (5,85 millones), el Departamento de ayuda humanitaria de la Unión Europea (2,54 millones), el Fondo Central de respuesta a las emergencias (1,79 millones) y Bélgica (200 000 dólares), han permitido a la FAO suministrar insumos agrícolas y otro tipo de ayudas a más de medio millón de familias afectadas por las inundaciones, de forma que puedan plantar trigo durante la temporada “rabi” de 2010. Además, el Mecanismo Alimentario financiado por la Unión Europea redistribuyó 3,5 millones de dólares para suministrar a otros hogares afectados trigo, semillas de canola y hortalizas y fertilizante.

También la ganadería

También se está ayudando a otras 235 000 familias para que los campesinos conserven el ganado, suministrando alimento, medicina y refugio a los animales y a casi 15 000 familias para que rehabiliten o reparen sistemas de riego a pequeña escala.

La FAO adquiere todas las semillas en el propio país. Las distribuirá, junto a otros insumos, en las provincias pakistaníes de Khyber Pakhtunkhwa (KPK), Punjab, Baluchistán y Sindh.

Además de las distribuciones de insumos, las oficinas sobre el terreno de la FAO en Sukkur (Sindh) y Multan (Punjab) ofrecen también apoyo logístico a los socios humanitarios involucrados en la respuesta frente a las inundaciones.

Más del 80 por ciento de las víctimas de las devastadoras inundaciones viven de la agricultura, que se ha convertido en un sector crucial para las intervenciones de la ayuda internacional. Una superficie de más de 2,4 millones de hectáreas de tierras cultivables resultaron dañadas por las lluvias torrenciales.