FAO.org

Inicio > Medios > Noticias

Integrar la horticultura en las ciudades

Reunión en Dakar de expertos internacionales en el cultivo urbano de frutas y hortalizas

Foto: ©FAO/Mamadou Gomis
Un proyecto de microhuerto en Dakar

7 de diciembre de 2010, Dakar – Los responsables del diseño de las ciudades deben lograr que la horticultura urbana sea una parte integral de sus estrategias de planificación y desarrollo para superar los desafíos de mejorar la nutrición y alimentar una población creciente a causa de un rápido proceso de urbanización, según indicó el Director General Adjunto de la FAO, Modibo Traeré, al intervenir en un simposio sobre horticultura urbana y periurbana en Dakar, capital de Senegal.

“Ha llegado la hora de actuar para garantizar que la horticultura urbana y periurbana encuentre su lugar legítimo políticas de desarrollo en ciudades más verdes, lo que será sinónimo de oportunidades y esperanza para sus habitantes”, explicó.

Más de la mitad de la población mundial, 3 300 millones de personas, viven hoy en áreas urbanas, y de ellos 1 000 millones en barrios pobres en condiciones precarias, principalmente en África, Asia y Latinoamérica. Con el incremento de la población mundial, se espera que haya 3 000 millones más de residentes urbanos para el año 2050.

Malnutrición infantil

La rápida urbanización va acompañada de un aumento de la pobreza y del desempleo, así como de las tasas de desnutrición infantil, que con frecuencia son mayores en las ciudades que en las zonas rurales, subrayó Traeré, quien añadió que as hortalizas y la fruta cultivadas en parcelas, patios, neumáticos o tierras marginales son, para millones de personas, la fuente más importante de vitaminas y micronutrientes.

“Es por lo tanto urgente ‘generalizar’ la horticultura urbana y periurbana y reconocer su papel como motor de las estrategias de seguridad alimentaria y nutrición”, señaló Traoré.

Igualmente señaló la importancia de que las autoridades municipales garanticen que los horticultores urbanos tengan acceso a los recursos naturales que necesitan, entre ellos agua y tierra.

Simposio

“El simposio internacional sobre horticultura urbana y periurbana en el siglo de las ciudades” se desarrolla desde el 6 al 9 de diciembre, y está organizado de forma conjunta por el gobierno de Senegal y la FAO.

Reúne a más de doscientos expertos en horticultura urbana de África y otros lugares para debatir cuestiones clave que van desde la comercialización de las hortalizas cultivadas en parcelas urbanas, la inocuidad de los alimentos o el tratamiento adecuado de las aguas residuales domésticas para el riego.

El simposio fue inaugurado por el Primer ministro de Senegal, Souleymane Ndne Ndiaye. 

En Senegal, casi la mitad de toda la fruta y verdura consumida en las ciudades se cultiva dentro o en los alrededores de esas mismas áreas urbanas.

El Primer ministro aseguró que su gobierno ha dado prioridad a la horticultura urbana, “por un lado debido a lo que significa para una mejor nutrición en las comunidades y la creación de empleo, y por otro lado, debido a la importancia de los recursos financieros que aporta a los actores en la cadena y al Estado.

En 2008, la agricultura urbana generó ingresos en Senegal por valor de 400 millones de dólares EE.UU.

Cooperación con las ciudades

La FAO ha estado a la vanguardia a la hora de aumentar la concienciación sobre los beneficios del cultivo urbano de hortalizas, frutas y hierbas. A través de su estrategia Crear ciudades más verdes, la FAO ha apoyado de forma activa a diversos países, incluyendo Senegal, Burundi, Ruanda, la República Democrática del Congo, Guatemala y Bolivia para mejorar su horticultura urbana y periurbana.

Los delegados asistentes a la conferencia visitarán el miércoles un proyecto de microhuertos en Dakar, apoyado por las autoridades municipales de la capital, la FAO y la ciudad italiana de Milán, cuya alcaldesa, Letizia Moratti, intervino en el simposio mediante teleconferencia. Moratti señaló que 4 000 personas, sobre todo mujeres, se han beneficiado del proyecto a través de una mejor nutrición e ingresos. El alcalde de Dakar, Khalifa Sall, participó también en la reunión.