FAO.org

Inicio > Medios > Noticias

La FAO avisa sobre el alto riesgo de inundaciones en algunas partes del África austral

La FAO ayuda a los gobiernos a prepararse mientras las aguas suben y amenazan la seguridad alimentaria

Foto: ©FAO/AFP/Johannes Myburgh
Mozambicanas huyen de las inundaciones
7 de febrero de 2011, Roma - Las inundaciones y las tormentas han dañado miles de hectáreas de tierras agrícolas y cultivos en algunas partes del África austral, y pueden producirse más daños en las próximas semanas si persisten estas lluvias más intensas de lo normal. La situación hace temer por la seguridad alimentaria de la población afectada de las zonas más pobres de esta subregión en los meses siguientes.

Como la temporada de lluvias apenas va a la mitad, y la de los ciclones llega a su ápice en febrero, varias zonas agrícolas a lo largo de los ríos de los países del sur de África -algunas partes de Botswana, Lesotho, Mozambique, Namibia, Zambia, Zimbabwe y Sudáfrica- siguen corriendo un gran riesgo de sufrir inundaciones.

"La inseguridad alimentaria ya es crítica en las zonas afectadas de algunos de estos países y las inundaciones sólo agravarán la capacidad de los agricultores pobres de afrontar la situación y alimentar a sus familias en los próximos meses", explicó Cindy Holleman, Coordinadora regional de emergencias de la FAO para el África austral. La FAO está trabajando con los sistemas regionales y nacionales de alerta temprana en el seguimiento de la situación en las principales cuencas fluviales y en la evaluación de su impacto en los cultivos alimentarios.

Cultivos arrasados en Lesotho y Mozambique

En Lesotho, por ejemplo, uno de los países más pobres de la subregión, un equipo de evaluación de la FAO observó que en algunas de las zonas inundadas se perdieron hasta el 60% de los cultivos y más de 4 700 cabezas de ganado, principalmente ovejas y cabras.

También se informa sobre pérdidas de cultivos localizadas a lo largo de los ríos en el sur y el centro de Mozambique. El gobierno declaró la alerta roja para estas zonas del país porque el caudal de los principales ríos supera los niveles de alerta.

Sudáfrica ya declaró el estado nacional de desastre en muchos distritos del país debido a que las inundaciones han destruido miles de hectáreas de tierras agrícolas, y han producido daños estimados en millones de dólares.

La FAO participa en la evaluación del impacto de las inundaciones

Todavía no hay una evaluación completa de los efectos de las inundaciones en los cultivos de cereales del año en curso. La FAO está participando en varias evaluaciones del impacto de las inundaciones que se están llevando a cabo en toda la región.

Además, la Organización está dando a los gobiernos asesoramiento técnico sobre los sistemas de seguimiento de las inundaciones, prevención y medidas para evitar brotes y propagación de enfermedades de los animales, a la vez que se prepara simultáneamente para posibles intervenciones de ayuda agrícola, como la distribución de semillas de calidad, y para restablecer las actividades agrícolas una vez que retroceda el agua de las inundaciones.