FAO.org

Inicio > Medios > Noticias

Bajan los precios mundiales de los alimentos

El último Índice de precios de la FAO muestra su primer descenso en ocho meses

Foto: ©FAO/Giulio Napolitano
Un cierto respiro tras los recientes aumentos, pero es pronto para saber si se trata de una inversión de la tendencia alcista
7 de abril de 2011, Roma - El Índice de la FAO para los precios de los alimentos ha bajado por vez primera tras ocho meses seguidos de incrementos, según anunció hoy la Organización de la ONU.

El Índice tuvo un promedio de 230 puntos en marzo de 2011, un descenso del 2,9 por ciento con respecto a su nivel máximo de febrero, pero todavía un 37 por ciento por encima de marzo del año pasado.

"El descenso en el índice general de este mes supone una tregua que se agradece tras las continuas subidas que hemos presenciado en los ocho últimos meses", señaló David Hallam,  Director de la División de Comercio y Mercados de la FAO. "Pero sería prematura concluir que se trata de una inversión en la tendencia alcista", añadió.

"Necesitamos ver la información de las nuevas siembras en las próximas semanas para hacernos una idea de los futuros niveles de producción. Pero - advirtió Hallam - los bajos niveles de las reservas, la implicación para los precios del petróleo de los acontecimientos en Oriente medio y el Norte de África y las consecuencias de la destrucción en Japón son todos ellos factores que contribuyen a que persistan la incertidumbre y la volatilidad de los precios en los próximos meses".

Los precios de los aceites y del azúcar protagonizan los descensos

Los precios internacionales de los aceites y del azúcar experimentaron los mayores descensos, seguidos por los cereales. Por el contrario, los precios de los productos lácteos y de la carne subieron, aunque en este último caso tan sólo de forma marginal.

El Índice de precios de los cereales tuvo un promedio de 252 puntos en marzo, con un descenso del 2,6 por ciento respecto a febrero, pero era aún un 60 por ciento más elevado que en marzo de 2010. El mes de marzo fue muy volátil para los cereales, con las cotizaciones internacionales que bajaron bruscamente, arrastradas en gran parte por acontecimientos externos a los mercados como la incertidumbre económica que conllevaron las revueltas en el Norte de África y de Oriente próximo, así como el terremoto y el tsunami que sufrió Japón. Pero luego los precios se recuperaron de estas pérdidas. Los precios del arroz también cayeron debido a la oferta abundante en los países exportadores y una floja demanda de importaciones. 

El Índice de la FAO para los precios de aceites y grasas bajó el 7 por ciento en marzo, interrumpiendo nueve meses de incrementos continuados.

El Índice de precios del azúcar tuvo un promedio de 372 puntos en marzo, lo que significa hasta un 10 por ciento menos con respecto a los niveles máximos de enero y febrero.

El Índice de precios de productos lácteos experimentó un promedio en marzo de 234 puntos, con un aumento del 1,9 por ciento respecto a febrero y un 37 por ciento más que marzo de 2010.

Por último, el Índice de la FAO para los precios de la carne tuvo un promedio de 169 puntos en marzo, sin apenas cambios respecto al mes precedente.

Las perspectivas son positivas, pero las reservas de alimentos descienden

La producción mundial de cereales cayó en 2010, con el resultado de una disminución de las reservas, mientras que se espera que la utilización alcance un nivel récord en 2010/11.

Mientras que la mayoría de los indicadores apuntan a un incremento de la producción de cereales en 2011, este crecimiento previsto puede no ser suficiente para la reposición de las reservas, en cuyo caso los precios podrían seguir siendo altos también durante 2011/12.