FAO.org

Inicio > Medios > Noticias

Erradicar el virus H5N1 de la gripe aviar puede llevar décadas

Es necesario un compromiso a largo plazo para eliminar el virus en los países en los que persiste

Foto: ©FAO/Hoang Dinh Nam
Involucrar a los campesinos y al sector privado es clave para reducir los riesgos del H5N1

21 de abril de 2011, Roma – Eliminar el virus altamente patógeno H5N1 de la gripe aviar en las aves de corral en los seis países en los que resulta endémico llevará diez años o puede que aún más, según un nuevo informe de la FAO. 

El informe hace recomendaciones específicas para cada país sobre las medidas que se deberían tomar en los próximos cinco años para avanzar hacia la eliminación del virus, y hace un llamamiento para un compromiso continuo en los esfuerzos para la erradicación por parte tanto de los gobiernos en lugares donde la enfermedad es endémica como de los donantes internacionales.  

Durante su momento álgido en 2006, la cepa H5N1 de la gripe aviar altamente patógena (HPAI, por sus siglas en inglés) fue detectada en 60 países. Hoy en día la mayoría han conseguido erradicarla, pero el virus permanece firmemente afianzado en Bangladesh, China, Egipto, India, Indonesia y Vietnam debido a una combinación de tres factores, según el informe.  

El primero está relacionado con la estructura de sus sectores avícolas nacionales. Los países que están infectados de forma endémica cuentan a menudo con cadenas de producción y comercialización complejas, con aves de corral criadas y vendidas en condiciones que permiten una escasa protección ante los virus de la gripe, y con asociaciones de productores y proveedores de servicios débiles para apoyar a los campesinos.

El segundo factor es la calidad de los servicios veterinarios y de producción animal tanto públicos como privados, que no siempre son capaces de detectar y responder a las infecciones. O de identificar y corregir los problemas estructurales subyacentes de los sistemas de producción y comercialización.   

La falta de compromiso para afrontar con firmeza el H5N1 es el último factor. “El miedo al H5N1 no se traduce necesariamente en planes concretos para el control y eliminación del virus”, señala el estudio.  

Recomendaciones específicas para cada país 

El informe de la FAO finaliza con unas series detalladas de recomendaciones dirigidas a cada uno de los países en los que el H5N1 de la gripe aviar se ha hecho endémico. 

Contienen una combinación de medidas destinadas a controlar y responder ante los brotes, reuniendo y analizando información y medidas de prevención de la enfermedad y reducción de riesgos. 

“Las recomendaciones, basadas en las lecciones aprendidas en los últimos siete años, están adaptadas teniendo en cuenta las diferencias locales en el sector avícola de cada país, el nivel de desarrollo del programa para hacer frente al virus H5N1, y las características sociopolíticas nacionales”, afirmó el Jefe del Servicio Veterinario de la FAO, Juan Lubroth. 

"Cada actividad tiene objetivos claramente marcados para permitir medir los progresos y garantizar que los países permanecen centrados en el objetivo de la eliminación del virus. Y debe mencionarse también que todas las actividades propuestas desarrollan la capacidad para hacer frente a otras enfermedades emergentes o re-emergentes”, añadió Lubroth.
 
La estrategia mundial FAO/OIE ante el H5N1 

La Estrategia Mundial para la prevención y la lucha contra el virus H5N1 de la gripe aviar, desarrollada por la FAO y la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE) advierte que la eliminación de la infección en los países en los que el virus H5N1 es endémico requerirá un compromiso y apoyo consistentes, por lo que recomienda un enfoque a medio y largo plazo, mas que limitarse a una respuesta de emergencia. 

Este enfoque debería incluir: 

  • Una creación continua de capacidad en las instituciones clave, incluyendo servicios veterinarios que funcionen mejor y con el poder necesario para implementar medidas de control y regulaciones esenciales. 
  • Ajustes sostenibles en el sector avícola para reducir los riesgos de enfermedad e infección en entornos en los que las prácticas de producción y comercialización avícolas conllevan un riesgo elevado de gripe aviar altamente patógena.
  • Un compromiso eficaz de las partes implicadas del sector privado (incluyendo los productores avícolas industriales) en los esfuerzos de reducción de riesgos.
  • Un compromiso político continuo.
  • La aplicación de las medidas internas de control adecuadas, incluyendo la vacunación, para contener la infección.


La estrategia insiste igualmente en que todos los elementos de la cadena de producción y comercialización han de ser examinados para evaluar las áreas de riesgo, y que se debe prestar especial atención a mitigar el impacto de las medidas de control en las poblaciones humanas vulnerables.
 
El programa mundial de la FAO frente a la gripe aviar   

En los últimos siete años, el Programa Mundial coordinado de la FAO frente a la gripe aviar ha contribuido de forma importante a limitar el impacto de la enfermedad, creando sistemas nacionales más fuertes, y reforzando la coordinación regional para la preparación ante las enfermedades, prevención y control.  

El programa ha sido implementado a través de 170 proyectos, involucrando de forma activa a más de 130 países que se han beneficiado mediante aportaciones para el control directo de la enfermedad, laboratorios y sistemas de detección en las explotaciones, creación de capacidad, estrategias de vacunación y medidas de prevención que les han mantenido a salvo de la enfermedad.