FAO.org

Inicio > Medios > Noticias

Los precios de los alimentos permanecen altos

Las cosechas récord apenas cubrirán el consumo

Foto: ©FAO/Giulio Napolitano
Los precios de los alimentos permanecerán altos el año próximo
7 de junio de 2011, Roma - Los precios de los productos básicos agrícolas se mantendrán presumiblemente altos y volátiles durante el resto de este año y también en 2012, según el último análisis publicado hoy en el informe bianual de la FAO Perspectivas alimentarias.

El informe subraya el fuerte descenso de las existencias frente a un modesto incremento de la producción general en la mayoría de los cultivos como motivos para la permanencia de los precios elevados.

Los próximos meses serán cruciales para determinar la forma en que se comporten este año los principales cultivos, según los expertos. Aunque las perspectivas son esperanzadoras en algunos países, como la Federación de Rusia y Ucrania, las condiciones meteorológicas, con lluvias demasiado escasas o en algunos casos demasiado abundantes, pueden perjudicar los rendimientos del maíz y del trigo tanto en Europa como en Norteamérica.

"La situación general de los cultivos agrícolas y los productos alimenticios es de tensión, con los precios mundiales en niveles obstinadamente altos, lo que supone una amenaza para muchos países de bajos ingresos y con déficit de alimentos", según David Hallam, Director de la División de Comercio y Mercados de la FAO

Ligero descenso de los precios en mayo

Los precios internacionales de los alimentos, que a principios de año subieron bruscamente hasta los niveles alcanzados en la crisis alimentaria de 2007-08, bajaron un modesto uno por ciento en mayo. El Índice de la FAO para los precios de los alimentos tuvo un promedio de 232 puntos en mayo, frente a una estimación revisada de 235 puntos en abril, pero se situaba todavía un 37 por ciento por encima de su nivel en mayo de 2010.

Los descensos en los precios internacionales de los cereales y el azúcar fueron responsables de la ligera bajada en el índice de mayo, compensando con creces los incrementos en los precios de la carne y productos lácteos.

Las actuales perspectivas para los cereales en 2011 apuntan a una cosecha récord de 2 315 millones de toneladas, con un incremento del 3,5 por ciento respecto a 2010, cosecha que experimentó un descenso del uno por ciento en relación a 2009.

Trigo

Se espera que la producción mundial de trigo se sitúe un 3,2 por ciento por encima respecto a la reducida cosecha del pasado año, reflejando principalmente la mejora de los rendimientos en la Federación de Rusia.

La producción mundial de cereales secundarios se espera crezca un 3,9 por ciento, superando el récord alcanzado en 2008. Está previsto que la mayor parte de este incremento proceda de la Federación de Rusia y otros países miembros de la Comunidad de Estados Independientes (CEI).

Las perspectivas preliminares para la producción mundial de arroz apuntan a una cosecha récord de 463,8 millones de toneladas, con un incremento del 2 por ciento respecto al año pasado debido a las expectativas de mejores condiciones meteorológicas.

Las reservas mundiales de cereales se situarían al final de la temporada agrícola de 2012 en 494 millones de toneladas, con una subida de tan sólo el 2 por ciento con respecto a unos niveles iniciales muy mermados.

Fin de las limitaciones a la exportación

La demanda de cereales ha ido igualmente en aumento, de forma que la cosecha de 2011, -incluso a niveles récord- se espera que apenas llegue para cubrir el consumo, apuntalando los precios. Pero "el anuncio de la Federación de Rusia de que levantará la prohibición a la exportación de cereales a partir de julio de 2011, podría aliviar una parte de la presión sobre los precios", según el analista de cereales de la FAO, Abdolreza Abbassian.

En el mercado de las semillas oleaginosas, el suministro en 2011/12 puede no ser suficiente para la demanda creciente de aceite y carne, lo que conllevará una nueva reducción de las existencias a nivel mundial.

Por el contrario, el equilibrio mundial de oferta y demanda de azúcar apunta a algunas mejoras sustentadas por la previsión de una gran producción en 2010/11, que posiblemente supere al consumo por primera vez desde 2007/08.

Precios récord de la carne

En lo que respecta a la carne, está previsto que los elevados precios de los piensos, los brotes de enfermedades y el agotamiento de las existencias de ganado limiten la expansión de la producción mundial de carne en 2011 a 294 millones de toneladas, tan sólo un uno por ciento más que en 2010. El Índice internacional para el precio de la carne alcanzó un nuevo récord con 183 puntos en mayo 2011 y la combinación de una fuerte demanda importadora y una disponibilidad limitada para la exportación apuntaban a una mayor firmeza en los precios durante los próximos meses.

Tras dos años consecutivos de precios bajos, el mercado del pescado se ha recuperado este año. La producción en 2011 se acerca a un nuevo récord, pero los precios se verán impulsados por una fuerte demanda por parte de los países en desarrollo.

Factura de las importaciones

Dentro del comercio alimentario internacional, se espera que la factura global por la importación de alimentos alcance un nuevo récord, con 1,29 billones de dólares EEUU en 2011, un 21 por ciento más que en 2010. Los países de bajos ingresos y con déficit de alimentos (países PBIDA) y los países menos desarrollados (LDCs, por sus siglas en inglés) serán los más afectados, ya que deberán de gastar respectivamente un 27 y un 30 por ciento más en importaciones alimentarias respecto al año precedente.

El gasto en alimentos importados de los países vulnerables podría suponer aproximadamente el 18 por ciento del total de la factura de sus importaciones, frente a un promedio mundial de cerca del 7 por ciento.

Vigilar de cerca el mercado de futuros

El informe destaca algunas de las diferencias en la forma en que se comportaron los inversores durante el alza de precios en 2010/11 en comparación con la de 2007/08. Se ha avanzado mucho para mejorar la transparencia del mercado, pero es necesario hacer más, según los expertos invitados que han contribuido a un artículo especial dentro de Perspectivas alimentarias.