FAO.org

Inicio > Medios > Noticias

Estudian incluir tres productos químicos en lista de sustancias bajo vigilancia

Proteger el medio ambiente y la salud humana de los productos peligrosos

22 de octubre de 2008, Roma/Ginebra - Ministros y representantes de 120 países se reunirán en Roma la próxima semana para decidir sobre la inclusión de dos pesticidas (endosulfán y los compuestos de tributil estaño) y de un producto químico utilizado en la industria (el amianto crisotilo) en una lista de vigilancia para el comercio que ya suma 39 sustancias peligrosas.

Estos productos químicos están incluidos en la lista denominada de Consentimiento Fundamentado Previo (CFP) establecida por el Convenio de Rótterdam, un tratado internacional que pretende evitar que los productos químicos peligrosos dañen a la salud humana y el medio ambiente.

Un comercio más seguro

La inclusión de un producto químico en la lista CFP no es una recomendación a nivel mundial para prohibir o restringir severamente el uso del mismo. El proceso CFP facilita a los países en desarrollo poder decidir sobre los productos químicos que desean recibir y excluir los que no pueden manejar de forma segura. Los países exportadores tienen la responsabilidad de asegurar que ninguna partida abandona su territorio cuando el país importador ha decidido no aceptar el producto químico en cuestión.

“La importancia que da el Convenio al comercio refleja la preocupación internacional sobre el impacto de los productos químicos y los pesticidas peligrosos en la salud humana y el medio ambiente. Una preocupación que es compartida no solo por científicos, especialistas y ambientalistas, si no por toda la familia humana”, aseguró Achim Steiner, Director Ejecutivo del Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA), quien comparte junto a la FAO la Secretaría del Convenio de Rótterdam.

La propuesta de incluir productos químicos en la lista CFP se basa en las recomendaciones de un comité técnico de expertos. Un requisito clave es que al menos dos países de dos regiones diferentes del mundo hayan prohibido o limitado severamente el uso del producto químico en cuestión.

Los compuestos de tributil estaño (TBT) son pesticidas usados en las pinturas antialgas en los cascos de los barcos y son tóxicos para los peces, moluscos y otros organismos acuáticos. La Organización Marítima Internacional está en marcha para prohibir el uso de estos compuestos.

El endosulfán es un pesticida muy utilizado en todo el mundo, particularmente en la producción de algodón. Su uso entraña riesgos para el medio ambiente y la salud humana, en especial en los países en desarrollo, donde no se toman las medidas de precaución adecuadas.

El amianto crisotilo (también conocido como amianto serpentina, o amianto blanco, ndr) es el tipo de amianto más utilizado, y supone el 94 por ciento de la producción mundial. Se usa mucho en los materiales de construcción, como el cemento, tuberías y planchas, y en la fabricación de productos de fricción, juntas y papel.

La Organización Internacional del Trabajo (OIT) adoptó una resolución a principios de 2006 en la que se pedía la prohibición del uso de cualquier tipo de crisotilos. La resolución reflejaba las conclusiones de la Organización Mundial de la Salud (OMS) sobre la implicación del amianto crisotilo en miles de muertes en todo el mundo por cáncer de pulmón y mesotelioma, un tipo de cáncer poco frecuente relacionado directamente con el amianto.

Un grupo de países, incluyendo algunos que continúan la extracción minera y la exportación del amianto crisotilo, bloquearon su inclusión en la lista CFP en el curso de la última reunión bienal de la Conferencia de las Partes del Convenio de Rótterdam en 2006. Por ello la medida volverá a ser planteada en el próximo encuentro, donde se espera que cuente con oposición.

“En el décimo aniversario de la adopción del Convenio, es crucial que garanticemos que continúa siendo un instrumento relevante y eficaz en permitir a las Partes proteger la salud humana y el medio ambiente, al tiempo que se adecua a las necesidades del desarrollo humano”, subrayó el Director General Adjunto de la FAO para Agricultura y Protección del Consumidor, Modibo T. Traoré.

Otros asuntos en la agenda de la 4ª Reunión de la Conferencia de las Partes del Convenio de Rótterdam (COP 4) son las sinergias entre los Convenios de Rótterdam, Basilea y Estocolmo, los tres acuerdos internacionales que se ocupan de sustancias peligrosas. Los participantes analizarán además los procedimientos y mecanismos a utilizar en caso de incumplimiento, y adoptarán un programa de asistencia técnica para ayudar a las Partes a implementar el Convenio.

En la actualidad se encuentran disponibles en el mercado alrededor de 70 000 productos químicos diferentes y cada año se introducen cerca de 1 500 nuevos. Este hecho plantea un reto significativo a los organismos responsables de controlar y manejar estas sustancias potencialmente peligrosas. Numerosos plaguicidas que han sido prohibidos o severamente restringidos en los países industrializados siguen comercializándose y utilizándose en los países en desarrollo de forma poco segura.

La conferencia tiene lugar entre el 27 y el 31 de octubre en la sede central de la FAO en Roma.

La lista CFP del Convenio abarca los siguientes productos químicos peligrosos: 2,4,5-T, aldrín, binapacryl, captafol, clordano, clorodimeform, clorobencilato, DDT, DNOC y sus sales, diclorido de etileno, óxido de etileno, 1,2-dibromoetano (EDB), dieldrina, dinoseb, fluoroacetamida, HCH, heptacloro, hexaclorobenceno, lindano, compuestos de mercurio, monocrotofos, paratión, pentaclorofenolo y toxafeno, más algunas fórmulas de metamidofos, metil-paratión y fosfamidon. También se incluyen fórmulas en polvo con una mezcla de benomilo al 7 % o a concentraciones superiores, carbofurano al 10 % o a concentraciones superiores y tiram al 15 % o a concentraciones superiores. Igualmente hay que añadir once productos químicos de uso industrial: cinco clases de amianto (actinolita, antofilita, amosita, crocidolito y tremolita), bifenilos polibromatados (PBB), bifenilos policlorinados, (PCB), terfenilos policlorinados (PCT), tetraetilo de plomo y tetrametilo de plomo y tris (dibromopropilo, 2,3) fosfato.


Contactos:

Teresa Buerkle
Oficina de prensa, FAO/Ginebra
teresamarie.buerkle@fao.org
(+41) 22 917 2770
+(41) 78 900 43 93

Nick Nuttall
Portavoz del PNUMA
nick.nuttall@unep.org
(+254) 20 7623084

Marcella Carew
Oficial de Información
mcarew@pic.int
(+41) 22 917 8103