FAO.org

Inicio > Medios > Noticias

La hambruna se extiende: necesario actuar con urgencia

La ayuda inmediata es vital

Foto: ©AFP Photo/Mustafa Abdi
Millones de somalíes necesitan ayuda
5 de agosto de 2011, Roma - Mientras la hambruna se extiende por tres zonas más del sur de Somalia y amenaza con afectar a toda la región meridional del país, la FAO ha advertido que es necesario actuar de forma inmediata para salvar las vidas y los medios de subsistencia de millones de campesinos y criadores de ganado en el Cuerno de África, golpeado por la sequía.

La Unidad de Análisis de la Seguridad Alimentaria y la Nutrición en Somalia (FSNAU, por sus siglas en inglés), que gestiona la FAO, y la Red de sistemas de alerta temprana contra la hambruna (FEWS NET), que depende de USAID, anunciaron en Nairobi esta semana que la hambruna ha alcanzado a tres nuevas zonas en Somalia meridional: los distritos de Balcad y Cadale en el Medio Shabelle, el asentamiento de personas desplazadas en el corredor de Afgoye y a los desplazados que se encuentran en Mogadishu.


El resto de las regiones de Somalia meridional se encuentran inmersas en un emergencia humanitaria que ha provocado miles de muertes. La emergencia forma parte de una crisis más amplia provocada por la sequía y los conflictos en el Cuerno de África que amenaza las vidas y los medios de subsistencia de unos 12,4 millones de personas en Somalia, Djibouti, Etiopía y Kenya, y de millones más en los países vecinos.

Las tres nuevas zonas de hambruna en el sur de Somalia se suman a las de Bakool y el Bajo Shabelle, en las que la esta misma situación se declaró el pasado 20 de julio. Entre los indicadores de la hambruna figuran una tasa de mortalidad que sobrepasa las dos personas fallecidas de cada 10 000 a diario y tasas de malnutrición aguda que exceden del 30 por ciento de la población.

Está previsto que la hambruna se extienda por todas las regiones del sur del país en las próximas cuatro a seis semanas, y posiblemente se prolongue hasta al menos diciembre de 2011.

Salvar los medios de subsistencia

Es necesario un esfuerzo continuo para poner en marcha una respuesta inmediata, global y a gran escala, según la FAO. En Somalia existen 3,7 millones de personas en situación de crisis, de los cuales 3,2 millones necesitan ayuda de forma inmediata si se quiere salvar sus vidas (2,8 millones de personas en el sur).

La FAO busca fondos para proteger a las familias más vulnerables en Somalia con una combinación de intervenciones destinadas a salvar vidas y medios de subsistencia a corto plazo y garantizar la seguridad alimentaria a largo plazo.

Entre las medidas a corto plazo figuran las distribuciones de semillas, insumos y aperos para la temporada de siembra "deyr" en octubre, apoyo a la salud animal mediante la provisión de fármacos, vacunas y formación, programas de "dinero por trabajo" y transferencias de dinero en efectivo.

Crear capacidad de resistencia

A largo plazo hay medidas destinadas a lograr una mayor capacidad de resistencia frente a la sequía y el cambio climático, entre las que se incluyen el desarrollo de semillas resistentes a la sequía, la mejora de los sistemas productivos agrícolas y ganaderos en las zonas áridas, desarrollo de la infraestructura para el riego, mejora del almacenamiento y una gestión más eficaz del agua y los pastos.

La FAO destacó que ha venido trabajando de forma eficaz en las zonas más afectadas por la actual crisis, incluyendo Somalia, en donde otras organizaciones y organismos han tenido severas limitaciones de acceso.

La situación en el Cuerno de África supone la más grave crisis de seguridad alimentara que tiene lugar hoy en el mundo. Miles de personas han muerte desde que comenzó, tras la ausencia total de las lluvias estacionales en octubre-diciembre de 2010.

La situación se ha visto agravada por un conflicto prolongado que con el tiempo han obligado a millones de personas a huir des sus casas, abandonando tierras, ganado y otros activos productivos.