FAO.org

Inicio > Medios > Noticias

La FAO advierte que los fondos para la recuperación de la agricultura en el Cuerno de África se demoran

Necesario apoyar a los medios de subsistencia y las economías rurales de forma continua para evitar futuras crisis

Foto: ©FAO/Goulio Napolitano
Pastores abrevan sus animales en el oasis de El Bes, en el desierto de Chalbi, Kenya (2009)
25 de agosto de 2011, Addis Abeba/Roma - Mientras los gobiernos participan hoy en una conferencia internacional de donantes en Etiopía destinada a lograr más ayudas para el Cuerno de África, la FAO advierte que los esfuerzos para mantener en píe a campesinos y criadores de ganado, impedir que la crisis se agrave y acelerar la recuperación, no cuentan con los fondos suficientes.

Las dos reuniones de emergencia organizadas por la FAO en Roma los pasados 25 de julio y 18 de agosto ayudaron a preparar el terreno para la actual conferencia de donantes de la Unión Africana, aumentando la concienciación a nivel internacional sobre que además de suministrar ayuda alimentaria, es importante ayudar a que la producción de alimentos en el Cuerno de África vuelva a funcionar lo antes posible.

Pero el apoyo a estas actuaciones, enumeradas por la FAO en una "Hoja de ruta para la recuperación del Cuerno de África" que incluye un paquete por valor de 161 millones de dólares EEUU para restablecer los medios de subsistencia y crear resiliencia entre la población ante los impactos climáticos y de otro tipo, ha sido hasta ahora insuficiente, según la organización de la ONU, ya que hasta ahora sólo se han recibido -o están en tramitación- 57,3 millones de dólares.

Los precios de los cereales se mantienen altos en el Cuerno de África, ya que el suministro está disminuyendo y no se recuperará hasta finales de año, suponiendo que las lluvias sean favorables. Las condiciones del ganado continúan deteriorándose, y la mayor acumulación de deudas sigue menoscabando la capacidad de las familias rurales y urbanas para comprar alimentos.

La próxima temporada de siembra en el Cuerno de África está previsto comience en tan sólo unas semanas, pero muchos campesinos han vendido sus semillas o aperos para poder sobrevivir.

Además, noviembre es habitualmente el momento en el que los criadores de ganado venden sus animales, ganando un dinero que utilizan para alimentar a sus familias en los meses siguientes. Sin forraje, cobijo, agua y vacunas apropiadas, están perdiendo el ganado a un ritmo alarmante.

La FAO está ayudando ya a comunidades en Djibouti, Etiopía, Kenya y Somalia y propone ampliar estas actuaciones con la rehabilitación y construcción de puntos de agua, aportando insumos agrícolas vitales como semillas resistentes a la sequía, aperos, piensos, forraje y agua para el ganado, utilizando programas de "dinero por trabajo" para ofrecer ayuda inmediata y mitigar los elevados precios de los alimentos básicos, y mejorando la vigilancia y la lucha contra las plagas y enfermedades de animales y plantas.

Las soluciones duraderas requieren un apoyo continuo

En un documento elaborado para la reunión de Addis Abeba por la Unión Africana en colaboración con los tres organismos alimentarios de la ONU con sede en Roma -la FAO, el Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola (FIDA) y el Programa Mundial de Alimentos (PMA)- se destaca no solamente la necesidad de un enfoque de doble vía de cubrir a la vez las necesidades inmediatas así como las causas profundas de la crisis, sino también la necesidad de un flujo de ayuda programado y sostenible que conduzca al Cuerno de África hacia la estabilidad y mejore la seguridad alimentaria.

"Tenemos los conocimientos, incluyendo los marcos, instituciones, tecnología y capacidad humana para erradicar la hambruna en el Cuerno de África, pero carecemos de un flujo fiable de recursos para conseguir ese objetivo", señala el documento.

África por África

La FAO agradeció a la Unión Africana la convocatoria de esta reunión y animó a todos sus miembros y otros países africanos a impulsar las inversiones en agricultura y jugar un papel destacado en la respuesta a la crisis, al tiempo que prometió el apoyo del Grupo de seguridad alimentaria FAO-PMA para ayudar a coordinar la respuesta.

Las intervenciones para fortalecer la resiliencia de la población afectada deberían aprovechar el actual Programa general para el desarrollo de la agricultura en África (CAADP, por sus siglas en inglés), un proyecto dirigido por los propios países africanos.

Por otro lado, el Marco de políticas para el pastoreo en África -promovido por la Unión Africana- debería orientar las inversiones en las tierras áridas y semiáridas dentro de los planes del CAADP para cada país individual.