FAO.org

Inicio > Medios > Noticias

“Hay que redoblar ahora los esfuerzos frente a la amenaza de las hambrunas”

La Presidenta del Comité de Seguridad Alimentaria Mundial insta a todas las partes interesadas a apoyar el socorro inmediato y a largo plazo

11 de mayo de 2017, Roma - Los gobiernos, grupos cívicos y las empresas necesitan conseguir apoyo tanto para socorrer de forma inmediata a las personas en los países en riesgo de hambruna, como para iniciativas a más largo plazo que les permitan recuperar y restaurar sus medios de subsistencia, aseguró hoy la Embajadora Amira Gornass, Presidenta del Comité de Seguridad Alimentaria Mundial.

La hambruna ha sido declarada en algunos condados de Sudán del Sur, y el número de personas que pueden pasar de la situación de emergencia a la de desastre es alarmantemente alto en Noreste de Nigeria, en Somalia y Yemen, según la FAO y otros organismos de la ONU. Alrededor de 30 millones de personas en los cuatro países no saben de dónde vendrá su próximo almuerzo, o si dependerán de la ayuda humanitaria.

"Les insto a que tomen medidas ahora para aliviar el sufrimiento inminente y prevenir más daño a los medios de subsistencia", escribe la Embajadora Gornass en una carta dirigida a los miembros del CSA y a otras partes interesadas, así como a la comunidad internacional en su conjunto, con el objetivo de que amplíen su respuesta a la crisis que sufren los cuatro países citados.

El CSA es un organismo intergubernamental cuyo objetivo es lograr un mundo sin hambre. Su plataforma incluyente está estructurada para permitir que participantes de la sociedad civil, el sector privado y otros actores no estatales –en especial los que sufren de inseguridad alimentaria-, hagan escuchar su voz en los debates.

Mecanismos en marcha

El riesgo de hambruna en los cuatro países viene motivado principalmente por los conflictos, que han interrumpido la producción alimentaria, bloqueado el acceso de las comunidades vulnerables a la ayuda y los productos básicos y disparado los precios de los alimentos más allá de lo que la gente puede pagar.

El Comité Permanente entre Organismos (IASC, por sus siglas en inglés), el principal mecanismo para la coordinación de la asistencia humanitaria, las respuestas de emergencia y de socorro, puede satisfacer necesidades inmediatas si se financia adecuadamente, señala en la misiva la Embajadora Gornass, reiterando los llamamientos realizados por el Secretario General de la ONU, António Guterres.

Añade que todos deben hacer lo posible para apoyar al IASC y movilizar los recursos necesarios para que puedan continuar las actividades de emergencia y de socorro.

La larga estela de las hambrunas

Si bien el socorro de emergencia es una prioridad inmediata, deben apoyarse los planes de asistencia a mediano y largo plazo para apoyar la recuperación y prevenir futuras hambrunas, insiste la Presidenta del CSA.

"Las poblaciones afectadas de estos cuatro países necesitan nuestra ayuda ahora. Nosotros, como comunidad internacional, necesitamos actuar con urgencia y aportar actuaciones eficaces”.

En 2015, el CSA aprobó el Marco de Acción para la Seguridad Alimentaria y la Nutrición en Crisis Prolongadas (CFS-FFA) que establece enfoques de políticas concretas que pueden generar resiliencia. Todas las partes interesadas, públicas y privadas, deberían aplicar los principios y acciones establecidos en ese documento en los cuatro países y allí donde exista una crisis prolongada que amenace la seguridad alimentaria y la nutrición.

"Estoy contando con que ustedes respondan de manera que se garantice que el socorro a corto plazo se financia de forma adecuada, mientras se toman medidas a medio y largo plazo para crear resiliencia y erradicar el hambre y la desnutrición para siempre".

El CSA

El Comité de Seguridad Alimentaria Mundial (CSA) es la principal plataforma internacional e intergubernamental inclusiva para la colaboración de todas las partes interesadas con miras a garantizar la seguridad alimentaria y la nutrición para todos. Por medio de un enfoque inclusivo basado en la participación de múltiples partes interesadas, el CSA formula y aprueba recomendaciones y orientaciones en materia de políticas sobre una amplia gama de temas relativos a la seguridad alimentaria y la nutrición. Estos se elaboran a partir de los informes científicos y basados en datos objetivos elaborados por el Grupo de alto nivel de expertos en seguridad alimentaria y nutrición (HLPE) y /o mediante el apoyo técnico de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), el Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola (FIDA), el Programa Mundial de Alimentos (PMA) y representantes del Grupo asesor del CSA.

El CSA mantiene un período de sesiones plenarias cada año en octubre en la sede de la FAO en Roma.

Compartir esta página