FAO.org

Inicio > Medios > Noticias

La FAO logra un hito en su campaña para prevenir la hambruna en Somalia

12 millones de cabezas de ganado han sido tratadas contra las enfermedades

Photo: ©FAO/Karel Prinsloo
Prevención de la hambruna: La campaña de protección del ganado es crucial para los pastores vulnerables que dependen de sus animales para sobrevivir.

2 de junio de 2017, Roma/Mogadiscio - La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) sigue avanzando en una campaña masiva que ha conseguido hasta ahora tratar a más de 12 millones de cabezas de ganado en menos de tres meses, protegiendo los medios de subsistencia de cientos de miles de familias que dependen de la carne y la leche de sus animales para sobrevivir.

A mediados de julio, la FAO habrá alcanzado la cifra de 22 millones de cabezas de ganado, con más de 3 millones de personas como beneficiarios.

"Preservar a los animales es preservar vidas humanas y medios de subsistencia. Cuando el ganado está debilitado por la sequía, deja de producir leche o muere, lo que significa que la gente pasa hambre y las familias ya no pueden seguir siendo autosuficientes", explicó Richard Trenchard, Representante de la FAO en Somalia.

Cerca de 3,2 millones de personas en Somalia se encuentran al borde del hambre. La mayoría vive en zonas rurales y los animales -cabras, camellos, ovejas y vacas- son su principal fuente de alimento e ingresos.

"Lo que escuchamos una y otra vez a la gente desplazada en los campamentos, es que cuando perdieron sus animales, todo se les vino abajo. Volver a recuperarse les supone un esfuerzo largo y arduo. Hemos intensificado nuestra respuesta para llegar a las familias antes de que eso suceda", señaló Trenchard, añadiendo que "los medios de subsistencia son su mejor defensa contra la hambruna".

La FAO está desplegando 150 equipos veterinarios por toda Somalia para tratar a cabras y ovejas, así como vacas y camellos, lo que supone hasta 270 000 animales al día. Los equipos están formados por veterinarios profesionales somalíes locales.

Los animales muy debilitados por la falta de alimento y agua son muy susceptibles a las enfermedades y parásitos, y están demasiado débiles para resistir la vacunación. Dentro de una respuesta integrada para mejorar las condiciones del ganado, recibieron refuerzos multivitamínicos, medicamentos contra los parásitos internos y externos y tratamientos para combatir las infecciones respiratorias.

La asistencia sencilla y económica que proporcionan los equipos veterinarios de la FAO refuerza la capacidad de supervivencia de los animales y les mantiene vivos y productivos.

La campaña de tratamiento pecuario de la FAO en Somalia recibe apoyo sobre todo gracias a la generosa financiación del Departamento del Reino Unido para el Desarrollo Internacional (DFID) con importantes contribuciones del Departamento de Asuntos Exteriores y Comercio de Canadá (DFATD) y el Fondo Central de Respuesta a Emergencias (CERF). La FAO también ha movilizado parte de sus recursos propios para respaldar el esfuerzo.

A través de su Plan de prevención de la hambruna y respuesta ante la sequía, la FAO aporta combinaciones estratégicas de ayuda a gran escala para prevenir la hambruna en Somalia. Además de los tratamientos pecuarios, se entrega a las familias rurales dinero en efectivo para la compra de alimentos, se ayuda a las comunidades a rehabilitar la infraestructura agrícola, y se provee a los agricultores de cupones para semillas producidas a nivel local, además del servicio de tractores que reducen su carga de trabajo.

Compartir esta página