FAO.org

Inicio > Medios > Noticias

Premio a la política forestal de Gambia, fortalecida por la FAO

Un enfoque innovador habilita a la población, combate la deforestación

Foto: ©FAO/Antonello Proto
Gambia ha logrado incrementar la cubierta forestal de un 8,5 % en las últimas dos décadas

21 de septiembre de 2011, Roma/Nueva York - La política forestal comunitaria de Gambia, que recibe apoyo de la FAO, ganó el Premio de Plata de la Política para el Futuro 2011, por ser una de las políticas forestales más estimulantes e innovadoras del mundo.

El Consejo Mundial para el Futuro dio a conocer hoy, en la sede de las Naciones Unidas en Nueva York, las tres políticas vencedoras, que contribuyen con mayor eficacia  a la conservación y el desarrollo sostenible de los bosques para las generaciones actuales y futuras.

La política forestal nacional de Rwanda recibió el primer premio, mientras que la Ley Lacey de los Estados Unidos de América, con su enmienda de 2008, y la política forestal comunitaria de Gambia comparten el Premio de Plata.

Gambia, con el apoyo de la FAO y otros asociados, elaboró y lleva a la práctica la primera política y legislación de África para dar a la población local derechos seguros y permanentes de propiedad sobre los bosques. La transferencia de la tenencia forestal desde la propiedad estatal a la gestión comunitaria local ha permitido reducir la tala ilegal, los incendios forestales y la desertificación progresiva, así como beneficiarse del uso de los productos forestales.

Políticas acertadas

"El éxito de la política forestal comunitaria de Gambia demuestra que incluso en los países más pobres del mundo, con las políticas y un marco jurídico adecuados, la población rural se puede beneficiar económicamente y mejorar en forma significativa su seguridad alimentaria y el medio ambiente", señaló el Subdirector General del Departamento Forestal de la FAO, Eduardo Rojas Briales.

"La experiencia de Gambia ha demostrado que el desafío de la silvicultura sostenible se puede lograr con la disposición del gobierno de habilitar a la población rural", añadió.

Gambia ha logrado frenar una fuerte tendencia a la deforestación en África, con más de 350 aldeas a cargo de la gestión del 12 por ciento de los bosques del país, y un incremento neto de la cubierta forestal de un 8,5 por ciento en las últimas dos décadas.

Embajador de Buena Voluntad

La leyenda olímpica del atletismo y Embajador de Buena Voluntad de la FAO, Carl Lewis, quien asistió a la ceremonia de premiación en Nueva York, dijo: "El enfoque de Gambia, centrado en las personas, ha tenido mucho éxito y representa un modelo a seguir en otros países que tengan un medio ambiente forestal similar." 

Entre 2000 y 2004, la FAO apoyó la introducción de incentivos económicos en el concepto de silvicultura comunitaria. En 2009 Gambia se incorporó al Mecanismo para los programas forestales nacionales, con sede en la FAO, y recibió apoyo para ampliar la superficie forestal comunitaria y mejorar las capacidades de las partes interesadas de obtener beneficios económicos de la silvicultura colectiva. Un proyecto reciente con apoyo de la FAO contribuyó a la revisión y divulgación de la política forestal.

El objetivo es, para el año 2016, tener casi la mitad de los bosques de Gambia bajo gestión comunitaria. Las comunidades han establecido grupos de productores, y generan ingresos de la gestión forestal.

Con sede en Hamburgo, el Consejo Mundial para el Futuro es un grupo de apoyo político dirigido por 50 personalidades de los cinco continentes. Se ocupa de temas ambientales y sociales con el objetivo de salvaguardar los derechos de las generaciones futuras.