FAO.org

Inicio > Medios > Noticias

La tecnología satelital produce nuevas estimaciones de la pérdida de bosques

La FAO da seguimiento a los cambios con telepercepción

Foto: ©FAO/H. Wagner
Según el informe, el planeta perdió casi 10 hectáreas de bosques por minuto entre 1990 y 2005
30 de noviembre de 2011, Roma - Un nuevo estudio basado en tecnología satelital, publicado por la FAO, proporciona una imagen más precisa de los cambios que se producen en los bosques del mundo, y muestra que el uso de tierras forestales disminuyó entre 1990 y 2005.

Los resultados de la Evalucación global de los bosques por teledetección muestran que en 2005 la cubierta forestal del planeta era de 3 690 millones de hectáreas, o el 30% de la superficie terrestre del planeta.

Estos nuevos resultados indican que la tasa de deforestación del mundo fue en promedio de 14,5 millones de hectáreas al año entre 1990 y 2005, dato que concuerda con las estimaciones previas. La deforestación se verificó en gran parte en las regiones tropicales, probablemente por la conversión de bosques tropicales en tierras agrícolas.

Por otro lado, el estudio revela que, en todo el mundo, la pérdida neta de superficie forestal entre 1990 y 2005 no fue tan grande como se pensaba, ya que la ampliación de la superficie forestal es mayor de lo previamente estimado.

La pérdida neta -donde las pérdidas de cubierta forestal se compensan parcialmente con forestación o expansión natural- ascendió a 72,9 millones de hectáreas, o 32% menos que la cifra anterior de 107,4 millones de hectáreas, según indica el estudio. En otras palabras, el mundo perdió una media de 4,9 millones de hectáreas de bosques al año, o casi 10 hectáreas de bosque por minuto en ese período de 15 años.

Los nuevos datos también muestran que la pérdida neta de bosques se aceleró, al pasar de 4,1 millones de hectáreas al año entre 1990 y 2000 a 6,4 millones de hectáreas entre 2000 y 2005.

Las cifras se basan en un uso más exhaustivo de datos satelitales de alta resolución para obtener una muestra de los bosques de todo el mundo. Son diferentes de los anteriores resultados obtenidos por la FAO en la Evaluación de los recursos forestales mundiales 2010, que se basa en una compilación de informes proporcionados por los países, elaborados con una amplia variedad de fuentes.

"La deforestación está privando a millones de personas de bienes y servicios forestales decisivos para la seguridad alimentaria, el bienestar económico y la salud ambiental", dijo Eduardo Rojas-Briales, Subdirector General de la FAO del Departamento Forestal.

"Las nuevas cifras satelitales presentan un panorama más congruente, general, de la evolución de los bosques del mundo. Junto con la variada información proporcionada por los informes de los países, se brinda a los responsables de tomar las decisiones de todos los niveles una información más precisa, y se subraya la necesidad de que los países y las organizaciones hagan frente con urgencia y frenen la pérdida de valiosos ecosistemas forestales", puntualizó  Rojas-Briales.

El estudio de teledetección se basa en una sola fuente de datos para los tres puntos cronológicos -1990, 2000 y 2005- y utiliza los mismos insumos de datos y metodología para todos los países.

"En cuanto al  cambio de la superficie forestal, los nuevos resultados actualizan los conocimientos sobre África, donde los datos anteriores de algunos países eran viejos o de poca calidad. Aquí el estudio de teledetección muestra una tasa mucho menor de pérdida de bosques de la que se había estimado a partir de los informes nacionales", explica Adam Gerrand, Oficial forestal de la FAO.

Pérdidas y ganancias regionales

Se observan notables diferencias regionales en las pérdidas y ganancias forestales. Entre 1990 y 2005 la pérdida de bosques fue mayor en las zonas tropicales, donde está casi la mitad de los bosques. En esa región se perdieron en promedio 6,9 millones de hectáreas al año entre 1990 y 2005. La mayor tasa de conversión de tierras forestales a otros usos, no especificados, en ambos períodos, se percibe en América del Sur, seguida de África.

Asia fue la única región que mostró ganancias netas en el uso de la superficie forestal en ambos períodos. Hubo deforestación en todas las regiones, inclusive en Asia, pero la extensiva plantación documentada por varios países de Asia (principalmente China) es superior a la pérdida de superficie forestal.

En las zonas subtropicales, templadas y boreales se registró un ligero aumento de la superficie forestal durante los 15 años del período de estudio. Se espera que los estudios de teledetección expongan los cambios ocurridos desde 2005, incluidos los adelantos en materia de protección de los bosques existentes y la creación de nuevos bosques desde 2005.

Perspectiva mundial

Los nuevos resultados representan un insumo importante para los procesos nacionales e internacionales de información, que requieren datos de la superficie forestal y estadísticas del cambio en el uso de las tierras. Esto incluye la Convención sobre la Diversidad Biológica y la nueva iniciativa de reducción de emisiones por deforestación y degradación de los bosques en los países en desarrollo (REDD+), en virtud de la Convención Marco de Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC), que actualmente se debaten en la 17a Conferencia de las Partes, celebrada en Durban, Sudáfrica (del 28 de noviembre al 9 de diciembre de 2011).

Para hacer el estudio, la FAO trabajó durante cuatro años con sus asociados técnicos del Centro Común de Investigación de la Comisión Europea, y más de 200 investigadores procedentes de 102 países, en el análisis de las imágenes satelitales de la Administración Nacional de Aeronáutica y el Espacio (NASA) y el Servicio Geológico de los Estados Unidos (USGS).

Financiaron el estudio la Comisión Europea, el Centro Heinz, los gobiernos de Australia, Finlandia y Francia, y la FAO.