FAO.org

Home > Sala stampa > News Article
Questo articolo non è disponibile in italiano.

Cliccare qui per chiudere il messaggio.

Los objetivos del desarrollo sostenible dependen de la lucha contra el hambre

La Conferencia Regional de la FAO para Europa examina las prioridades regionales y mundiales

Photo: ©FAO/Vasily Maximov
La agricultura está llamada a desempeñar una función decisiva en un modelo de desarrollo económico más sostenible.
19 de abril de 2012, Bakú, Azerbaiyán - El éxito de las actividades para transitar en un plazo más largo hacia un modelo de desarrollo económico sostenible, realizadas bajo los principios de Río+20, necesitará que el mundo comience por hacer frente a su desafío "más urgente": acabar con el hambre, afirmó hoy el Director General de la FAO, José Graziano da Silva.

"No se puede llamar sostenible un desarrollo que deja atrás casi a una de cada siete personas, víctimas de la desnutrición",  señaló el Director General de la FAO al inicio de la conferencia regional bienal para Europa de la Organización, que se lleva a cabo esta semana en Bakú, Azerbaiyán.

"A dos semanas de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Desarrollo Sostenible, Río+20, tenemos la oportunidad de explorar la convergencia entre los programas de seguridad alimentaria y de cambio climático, y elegir la trayectoria de un modelo de desarrollo más sostenible e incluyente", argumentó el Dr. José Graziano da Silva .

Los ámbitos específicos que requieren una intervención concertada, según lo destacó el Director General de FAO, son:

Adopción de enfoques y tecnologías de producción más sostenibles a fin de producir más alimentos con menos repercusiones

Paso hacia un alimentación más sana para hacer frente a la creciente incidencia de la obesidad y reducir la presión sobre los recursos naturales esenciales para la producción de alimentos
Reducción de los 222 millones de toneladas anuales de alimentos que se desechan o se descomponen en los países industrializados

En las zonas afectadas por repetidas crisis de inseguridad alimentaria, tales como el Cuerno de África, ir más allá de la respuesta ante desastres para promover el desarrollo local y la capacidad de recuperación a largo plazo

Creación de programas contra la pobreza que ofrezcan a las comunidades rurales pobres redes de protección de la seguridad alimentaria, así como más oportunidades económicas, con un enfoque particular en las mujeres y los jóvenes

Un diálogo mundial

Las conferencias regionales, parte central de la estructura de gobernanza de la Organización, se reúnen cada dos años para deliberar sobre las medidas normativas y las prioridades regionales, subregionales y nacionales, y contribuir a dar forma al programa de trabajo mundial de la FAO.

En una era de austeridad cada vez mayor en los servicios públicos, la FAO está tratando de concentrar sus recursos en forma tal que puedan producir los mayores efectos. Para ello, se revitalizó el proceso de las conferencias regionales a fin de buscar la orientación de los gobiernos miembros y responder mejor a sus necesidades.

Retos para Europa

En su discurso, el Dr. José Graziano da Silva también habló sobre la seguridad alimentaria y los problemas nutricionales que hay en Europa. Señaló que si bien la mayoría de los países europeos tienen tasas de desnutrición inferiores al 5%, existen focos de especial interés, como el Cáucaso y Asia central, donde las tasas de desnutrición y la pobreza siguen siendo elevadas. Aunque la FAO prevé que esta situación mejore en las próximas décadas, también advierte que se presentarán como problemas importantes el aumento de la obesidad y las enfermedades relacionadas con la alimentación.

El Dr. José Graziano da Silva habló también de las necesidades de desarrollo de la gran cantidad de pequeñas granjas producto del proceso de privatización iniciado en el año 2000. Los pequeños agricultores de esa región requieren un apoyo específico para superar límites de la producción agrícola, que en algunos casos es del 30% al 40% inferior a su potencial.