FAO.org

Home > Sala stampa > News Article
Questo articolo non è disponibile in italiano.

Cliccare qui per chiudere il messaggio.

El Presidente de Irlanda apoya la lucha contra el hambre

En una reunión con Graziano da Silva, Higgins elogia la labor de la FAO sobre el terreno y sus esfuerzos para ser más eficiente

Foto: ©FAO/Giulio Napolitano
El Presidente irlandés, Michael D. Higgins, (izq) y el Director General de la FAO, José Graziano da Silva

8 de febrero de 2013, Roma - El Presidente de Irlanda, Michael D. Higgins, se reunió hoy con el Director General de la FAO, José Graziano da Silva, para discutir sobre la lucha mundial contra el hambre y la pobreza y el trabajo de la Organización.

Desde enero, Irlanda ocupa la Presidencia del Consejo de la Unión Europea. Higgins expresó su apoyo a la FAO en su objetivo de combatir el hambre y la pobreza en el mundo, y de garantizar suficientes alimentos saludables y nutritivos para todos en las décadas difíciles que vendrán. En 2050, el mundo tendrá que producir un 60 por ciento más de alimentos para 2.300 millones de personas adicionales.

El Jefe de Estado irlandés elogió a la FAO por sus esfuerzos para ser más eficiente y destacó la necesidad de preservar y fortalecer la importante labor que la Organización de la ONU lleva a cabo sobre el terreno. "La nutrición y el hambre son cuestiones clave para la humanidad", aseguró.

Higgins también hizo hincapié en la importancia de la integración efectiva de las mujeres en los procesos de desarrollo rural.
En los últimos 10 años, Irlanda ha hecho contribuciones voluntarias de más de 13 millones de dólares a la FAO, destinados principalmente a actividades de desarrollo y emergencia a nivel nacional y regional. Las áreas actuales en que se enfoca su cooperación incluyen la reducción de las pérdidas y el desperdicio de alimentos y el apoyo a la integración de los pequeños productores en los mercados.

Tenencia de la tierra, la pesca y los bosques

El Director General y el Presidente Higgins manifestaron su compromiso de trabajar juntos en la protección de los derechos de los agricultores más vulnerables del mundo, asegurando que no queden marginados en el proceso de desarrollo. El Presidente irlandés señaló que el conocimiento local y los derechos de los pueblos indígenas deben ser tenidos en cuenta.

Higgins subrayó la importancia de la aplicación de las Directrices voluntarias sobre la gobernanza responsable de la tenencia de la tierra, la pesca y los bosques, aprobadas el año pasado por el Comité de Seguridad Alimentaria Mundial. Las directrices tienen por objeto promover la seguridad alimentaria y el desarrollo sostenible, mejorando el acceso seguro a la tierra, la pesca y los bosques y la protección de los derechos de millones de personas, a menudo muy pobres.

Añadió que destacaría la importancia de la aplicación de estas directrices en la próxima mesa de negociaciones para ampliar el impacto de la UE en la resiliencia comunitaria y la nutrición, que se celebrará en Dublín en marzo y la Conferencia de Dublín sobre hambre, nutrición y justicia climática, en el próximo mes de abril.

El Director General elogió la iniciativa irlandesa para llevar la seguridad alimentaria y la nutrición al primer plano de las discusiones sobre el hambre durante su Presidencia del Consejo de la Unión Europea.

Evitar los vaivenes de precios y la volatilidad

En la lista de preocupaciones del líder irlandés figuran también los esfuerzos globales para fortalecer los sistemas de estadísticas agrícolas, sobre todo de los principales productos comercializados a nivel mundial, para evitar crisis de los precios y garantizar la transparencia en los mercados globales.