FAO.org

Home > Sala stampa > News Article
Questo articolo non è disponibile in italiano.

Cliccare qui per chiudere il messaggio.

Ayuda urgente para 2,8 millones de campesinos y pastores en Níger

La FAO responde a la crisis alimentaria en el Sahel

Photo: ©FAO/Issouf Sanogo
La FAO responde a la crisis alimentaria en Niger

21 de junio de 2010, Roma - La FAO ha tomado medidas en apoyo de los campesinos y pastores en Níger dentro de su respuesta a la alarmante situación alimentaria en el Sahel, con nuevas operaciones que benefician a cerca de 2,8 millones de personas.

Según el Sistema mundial de información y alerta (SMIA) de la FAO, la situación alimentaria es motivo de gran preocupación en diversas zonas del Sahel, en donde más de diez millones de personas se enfrentan al hambre.

"Tan sólo en Níger, casi la mitad de la población -equivalente a 7,1 millones de personas, se enfrenta a la amenaza del hambre", aseguró la experta en operaciones de emergencia de la FAO, Fatouma Seid.

Las escasas lluvias del pasado año llevaron a un descenso del 30 por ciento en la producción de cereales en Níger, en comparación con 2008, mientras que la producción de forraje se sitúa en un 62 por ciento por debajo de las necesidades. Mientras tanto, los precios de los alimentos permanecen obstinadamente elevados, a pesar de haber descendido desde sus niveles máximos en 2008.

Impulso a la agricultura


"Nuestra mayor prioridad es suministrar a los campesinos semillas y fertilizantes para la temporada de siembra en junio y conseguir pienso para el ganado", indicó Seid.

Con este objetivo la FAO ha lanzado nueve nuevos proyectos en Níger por valor de 17,7 millones de dólares EE.UU., financiados por Bélgica, la Unión Europea, España, Reino Unido y el Fondo Central de Respuesta a Emergencias de la ONU (CERF, por sus siglas en inglés).

Los proyectos, implementados en colaboración con el gobierno y la sociedad civil, se centran en la adquisición y distribución inmediata de 14 000 toneladas de pienso animal, 3 000 toneladas de cereales y 1 500 toneladas de fertilizante para utilizar durante la presente temporada de siembra.

Las familias vulnerables estarán involucradas en actividades de "dinero por trabajo" para rehabilitar pastizales y realizar labores de lucha contra la erosión.

Atacar la raíz del problema

Mientras tanto, la FAO continua proporcionando apoyo adicional y a largo plazo a los campesinos en el marco del Mecanismo alimentario de la Unión Europea (EUFF, por sus siglas en inglés), la respuesta de la UE al aumento del hambre en el mundo. "En Níger, tres millones de euros son utilizados para construir o reparar las infraestructuras destinadas a almacenar los insumos agrícolas, rehabilitar las tierras bajas para la producción de hortalizas, mejorar la producción de semillas y difundir los conocimientos a través de las Escuelas de Campo para agricultores.

Los fondos del Mecanismo alimentario se utilizan también para ampliar un novedoso sistema de financiación que permite a los pequeños campesinos de Níger obtener más ingresos. Por medio de este sistema de crédito prendario (warrantage en inglés, ndr), los grupos de agricultores pueden acceder al crédito a través de un banco rural de microfinanciación, ofreciendo una parte de su producción agrícola como garantía.

El crédito permite a los pequeños agricultores contar con medios para comprar insumos esenciales para la próxima temporada de siembra, y también poder mantenerse con su producción hasta la temporada de carestía, momento en el que las reservas de alimentos comienzan a escasear y los precios suben.