FAO.org

Home > Sala stampa > News Article
Questo articolo non è disponibile in italiano.

Cliccare qui per chiudere il messaggio.

Labor conjunta en apoyo de Japón y la comunidad internacional

Comunicado conjunto FAO-OIEA-OMS sobre cuestiones de inocuidad de los alimentos tras la emergencia nuclear en Fukushima Daiichi

Foto: ©AFP/Yoshikazu Tsuno
Las autoridades japonesas están aconsejando a los consumidores y productores sobre medidas relacionadas con la inocuidad alimentaria

La Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), la Organización Internacional de Energía Atómica (OIEA) y la Organización Mundial de la Salud (OMS) están comprometidas a utilizar sus conocimientos y competencia técnica en apoyo del esfuerzo en curso del Gobierno de Japón para hacer frente a las cuestiones de inocuidad alimentaria derivadas de los eventos acaecidos el pasado 11 de marzo.

Puede encontrarse información adicional sobre las repercusiones sobre la inocuidad alimentaria de los eventos en Japón en un conjunto de "preguntas y respuestas" desarrollado de forma conjunta por la FAO, el OIEA y la OMS.  

Desde los hechos del 11 de marzo se han perdido miles de vidas y muchas viviendas y edificios han resultados destruidos o dañados por el terremoto y el tsunami que siguió. La infraestructura de transportes de Japón también ha sufrido daños, y las tierras de cultivo e instalaciones acuícolas han sido dañadas o barridas del mapa.

En este contexto, se ha prestado también atención prioritaria al daño sufrido por los reactores de la central nuclear, el riesgo resultante de exposición directa de seres humanos a la radiación y a los esfuerzos de recuperar el control sobre las instalaciones dañadas.

Las cuestiones de inocuidad de los alimentos son un aspecto adicional de la emergencia. Algunas muestras de productos alimenticios examinadas en la Prefectura de Fukushima y en áreas adyacentes resultaron contaminadas con materiales radiactivos.

Japón tiene en vigor disposiciones sobre los límites reglamentarios provisionales para la radiactividad en los alimentos. Se ha puesto en marcha un programa de seguimiento y de mediciones de la radiactividad de los alimentos, cuyos resultados se hacen públicos. Las autoridades japonesas están también aconsejando a los consumidores y productores sobre medidas de seguridad pertinentes.