FAO.org

Home > Sala stampa > News Article
Questo articolo non è disponibile in italiano.

Cliccare qui per chiudere il messaggio.

Crisis alimentaria inminente en algunas regiones del Sudán

La FAO insta a intervenir con urgencia y pide recursos

Foto: AFP Photo/Paul Banks
Concentración de grandes rebaños en pequeñas áreas a lo largo de la frontera

5 de octubre de 2011, Roma - Es urgente intervenir para evitar una inminente crisis humanitaria y alimentaria en dos regiones afectadas por conflictos de la frontera entre Sudán y la nueva nación independiente de Sudán del Sur, advirtió hoy la FAO.

Se prevé una considerable reducción de la disponibilidad de alimentos en el Nilo Azul y Kordofan del Sur después de la reactivación del conflicto entre tropas gubernamentales y el Movimiento de Liberación del Pueblo de Sudán - Norte (SPLM-N), que ha trastornado el principal ciclo agrícola.

La lucha ha coincidido con la temporada de carestía de la región, cuando las reservas de alimentos de las familias se encuentran en su nivel más bajo.

Por lo menos 235 000 personas en ambas zonas necesitan ayuda.

Pérdida de cosechas

El Nilo Azul y Kordofan del Sur son dos de las principales zonas productoras de sorgo del Sudán. Los últimos enfrentamientos, junto con las lluvias irregulares, presagian la pérdida de la cosecha del mes próximo.

En Kordofán del Sur, la gente huyó al comienzo de la temporada de siembra, por lo que no fue posible sembrar. En el Nilo Azul, los enfrentamientos comenzaron cuando ya estaba iniciada la temporada, de manera que las semillas ya estaban sembradas, pero la gente se vio obligada a abandonar sus cultivos.

La escasez de reservas de alimentos ya hizo duplicarse los precios. Un saco de 90 kg de sorgo, que costaba 70 libras sudanesas (26 USD) a principios de este año, hoy cuesta 140 libras y la FAO prevé que los precios seguirán subiendo vertiginosamente.

Pastoreo excesivo, amenaza de enfermedad

La migración estacional del ganado también se ha visto trastornada en ambos estados, dando lugar a la concentración de grandes rebaños en pequeñas áreas a lo largo de la frontera.

"Esto está causando hacinamiento y podría conducir a brotes de enfermedades del ganado -dijo Cristina Amaral, Jefa del Servicio de Operaciones de Emergencia de la FAO-. También se pueden intensificar las tensiones entre los agricultores y los pastores nómadas."

Una mano amiga

Se ha impedido la presencia de todas las agencias internacionales de ayuda en el Nilo Azul, por lo que se desconoce la verdadera magnitud de la situación que allí prevalece.

Un pequeño equipo de personal nacional de la FAO se encuentra actualmente sobre el terreno en el sur de Kordofan. A pesar de que su oficina fue saqueada, lograron distribuir semillas y herramientas a 20 000 familias vulnerables de las zonas más estables. Esta ayuda oportuna permitirá proporcionar alimentos a quienes más lo necesitan.

La FAO está tratando de llegar a otras 20 000 familias en Kordofan del Sur y 15 000 en el Nilo Azul con semillas para cultivar hortalizas de invierno en lugar de la cosecha de sorgo de este año.

La FAO está tratando de movilizar alrededor de 3,5 millones de USD para sus operaciones.