FAO.org

Home > Mídias > Notícias
This article is not available in Portuguese.

Click this message to close.

El índice de la FAO de los precios de los alimentos sube de nuevo en enero

Primer aumento en seis meses

Foto: ©FAO/Eddie Gerald
El aumento hace patente lo imprevisible de los principales mercados mundiales de los alimentos
 9 de febrero de 2012, Roma - El índice de la FAO de los precios de los alimentos subió casi un 2%, o cuatro puntos, entre diciembre y enero, su primer incremento desde julio de 2011.

Los precios de todos los grupos de productos básicos que figuran en el índice registraron ganancias el mes pasado, los que más subieron fueron los aceites, seguidos de cerca por los cereales, el azúcar, los productos lácteos y la carne. Con todo, en su nuevo nivel de 214 puntos el índice estuvo 7% por debajo del de enero del año pasado. 

"No hay una explicación única detrás del repunte de los precios de los alimentos, diferentes factores están en juego en cada uno de los grupos de productos básicos −señaló el economista superior de la FAO, experto en cereales, Abdolreza Abbassian−. Pero el aumento, no obstante que se esperaba una cosecha récord y que ha mejorado la situación de las existencias, y después de seis meses de precios en bajada o estables, hace patente lo imprevisible de los principales mercados mundiales de los alimentos", agregó.

Un clima desfavorable

"No parece que los sospechosos de siempre –el valor del dólar y los precios del petróleo– hayan tenido mucho que ver en enero. Pero una razón son las condiciones desfavorables del clima que prevalecen ahora en las principales regiones agrícolas, como América del Sur y Europa, que sí han influido y siguen siendo un motivo de preocupación", concluyó.

El índice de la FAO de los precios de los cereales promedió 223 puntos en enero, un aumento de 2,3% (5 puntos) desde diciembre. Subieron los precios internacionales de los principales cereales, con excepción del arroz, y el mayor aumento se registró en los precios del maíz, un 6%. Los precios del trigo también subieron, aunque menos significativamente.

Los precios reflejan sobre todo la preocupación por los efectos de las condiciones meteorológicas en los cultivos de 2012 en muchas de las principales regiones productoras. También repercutió el temor de que disminuyan los suministros para exportación en la Comunidad de Estados Independientes. 

El índice de la FAO de los  precios de los aceites y las grasas subió a 234 puntos en enero, un 3% más (6 puntos), desde diciembre. Las principales causas que impulsaron este aumento fueron el fortalecimiento de la demanda de importaciones de aceites de palma y de soya, aunado a una disminución estacional de la producción de aceite de palma.

Aumentan la producción y las existencias

Según las últimas previsiones de la FAO, la producción mundial de cereales en 2011 será más que suficiente para satisfacer la utilización prevista en 2011-2012. Se prevé que la producción llegue a 2 327 millones de toneladas, 4,6 millones de toneladas por encima de la última estimación de diciembre. Eso representa 3,6% más que en 2010 y un nuevo récord.

La utilización de cereales en 2011-2012 se redujo ligeramente desde diciembre, a casi 2 309 millones de toneladas, pero todavía 1,8% por encima de 2010-2011. Esto coloca las existencias finales de cereales para fines de las temporadas de 2012 en 516 millones de toneladas, 5 millones de toneladas por encima de las últimas previsiones de la FAO.

Los precios de la carne, los lácteos y el azúcar también suben

El índice de la FAO de los precios de la carne promedió 179 puntos, 0,5% (1 punto) por encima de su valor de diciembre. Los precios de los distintos tipos de carne tuvieron un comportamiento variable, la carne de cerdo subió hasta 2,8% ante las expectativas de fuertes importaciones de China, y los precios de las aves de corral bajaron un 1%.

El índice de la FAO de los precios de los productos lácteos promedió 207 puntos en enero de 2012, un 2,5% más (5 puntos) desde diciembre.

El índice de la FAO de los precios del azúcar subió a 334 puntos en enero, un aumento del 2,3% (7,4 puntos) desde diciembre, pero todavía un 20% (86 puntos) por debajo del índice de enero del año pasado. El incremento fue impulsado en gran medida por las condiciones meteorológicas poco propicias en Brasil, el más grande productor y exportador del mundo.