FAO.org

Home > Mídias > Notícias
This article is not available in Portuguese.

Click this message to close.

Urge ayudar a los agricultores y criadores de ganado afectados por la sequía en el Sahel

La FAO pide 69,8 millones de dólares para hacer frente a la crisis alimentaria y nutricional

Foto: ©FAO/Issouf Sanogo
La FAO trabaja para proteger y restablecer los medios de subsistencia en el Sahel
9 de marzo de 2012, Roma - Diversos países del Sahel, en África occidental, necesitan ayuda urgente para evitar una crisis alimentaria y nutricional en toda regla y para proteger y restablecer los medios de vida de las comunidades que viven de la ganadería y la agricultura, según alertó la FAO.

La Organización pide al menos 69,8 millones de dólares EEUU de fondos adicionales para llevar ayuda a 790 000 familias vulnerables dedicadas a la agricultura y la cría de ganado, atrapadas en un círculo vicioso de crisis alimentarias recurrentes.

Se calcula que al menos 15 millones de personas se encuentran amenazadas por la inseguridad alimentaria en el Sahel, debido en parte a un descenso localizado -pero significativo- de la producción agropastoril. Aquí se incluyen 5,4 millones de personas en Níger (35 por ciento de la población), 3 millones in Malí (20 por ciento), cerca de 1,7 millones en Burkina Faso (10 por ciento), unos 3,6 millones en Chad (28 por ciento), 850 000 en Senegal (6 por ciento), 713 500 en Gambia (37 por ciento) y 700 000 in Mauritania (22 por ciento).

Esta crisis que se avecina se debe a una combinación de factores, incluyendo la sequía, el fuerte descenso en la producción de cereales y su elevado precio, la escasez de forraje para el ganado, la reducción de las remesas de los emigrantes en diversos países, la degradación medioambiental, el desplazamiento de la población y una pobreza crónica agravada por la crisis.

El total de la producción cerealera en 2011 en el Sahel fue un 25 por ciento más bajo de media que en 2010, pero hasta un 50 por ciento menor en Chad y Mauritania. También se produjeron de forma localizada déficit acusados de alimentos en otros países (hasta un 80 por ciento), según la Red de prevención de crisis alimentarias (RPCA), un foro que incluye a gobiernos, donantes y otros actores involucrados en cuestiones de seguridad alimentaria en África occidental.

También se ha informado de incrementos en el número de personas desplazadas en la región. Aquí se incluye un total de 63 000 desplazados en internos en Malí que huyen  del conflicto en la región septentrional del país, y más de 60 000 refugiados malianos en los países vecinos.

"Necesitamos actuar para prevenir un mayor deterioro de la situación de seguridad alimentaria y para evitar una crisis alimentaria y nutricional en plena regla", advirtió el Director General de la FAO, José Graziano da Silva.

"Parte de la solución es mejorar el acceso de los campesinos y criadores de ganado a los mercados locales, potenciar el uso de productos locales y aplicar buenas prácticas de reducción de riesgos para reforzar su capacidad de resistencia", añadió Graziano da Silva

Actuar

La FAO trabaja con sus socios para "evitar estar saltando de una crisis a otra" salvando las vidas y los medios de subsistencia a través de dinero en efectivo, alimentos, insumos agrícolas y formación a las personas más necesitadas, además de planificar intervenciones para proteger y restaurar los medios de vida de los campesinos y las familias dedicadas al pastoreo y el agropastoreo, según añadió el responsable de la FAO.

El apoyo que la FAO ha planeado de forma inmediata incluye:
  • Ayudar a los campesinos mediante la entrega de semillas de hortalizas y cultivos alimentarios a tiempo para la principal temporada de siembra, que comienza en mayo
  • Incremento de la producción de cultivos de regadío de fuera de temporada
  • Ayuda relacionada con la sequía a los criadores de ganado, incluyendo la distribución de piensos para animales, el uso de bonos en dinero para rehabilitar los pastizales naturales y los puntos de agua, producción de forraje para los animales, reducción de la cabaña ganadera e insumos veterinarios.
  • Provisión de prácticas de nutrición integrada a través de la agricultura, la cría de ganado, huertos escolares y educación nutricional para mujeres con niños.
  • Apoyo para reforzar la información sobre seguridad alimentaria, los sistemas de alerta temprana y la coordinación.

El Director General de la FAO aseguró que el liderazgo regional y local, apoyado por la coordinación de la ONU, será crucial para obtener éxito en un enfoque de doble vía. Este enfoque trata de asegurar que se atienden las necesidades más acuciantes a corto plazo, mientras que se actúa para proteger los activos y los sistemas de medios de vida de los agricultores y criadores de ganado y crear capacidad de resistencia a largo plazo.

"Si queremos evitar un nuevo desastre, las respuestas humanitarias y para restablecer los medios de vida deben recibir fondos y aplicarse en una escala que asegure la protección de las comunidades vulnerables antes de verse forzadas a vender sus activos", explicó Graziano da Silva.

Coordinación regional

La respuesta de la FAO a la situación en el Sahel se produce como parte de una estrategia regional que ya está activa. Las organizaciones humanitarias ya han lanzado una Estrategia regional para la preparación y respuesta a las crisis alimentarias, nutricionales y de los medios de subsistencia en el Sahel del Comité Permanente entre Organismos (IASC), además de Procesos de Llamamientos Consolidados (CAP) para Chad y Niger.

La FAO trabaja con el Comité Interestatal Permanente para la lucha contra la sequía en el Sahel  (CILSS, por sus siglas en francés), así como con la Red de sistemas de alerta temprana contra la hambruna (FEWSNET), el Programa Mundial de Alimentos y los gobiernos, a través de evaluaciones conjuntas de seguridad alimentaria, agrícolas y sobre los mercados. La Organización también ofrece apoyo, a través del IASC a la Comunidad Económica de Estados de África Occidental (ECOWAS) para reforzar aún más sus capacidad de intervención en crisis humanitarias potenciales.

Necesidades de la respuesta de emergencia de la FAO


Desde 2010, se han destinado un total de 25,4 millones de dólares EEUU al Sahel a través de la FAO. Se necesitan al menos otro 75,4 millones de dólares para asistir a 790 000 familias vulnerables. Al haberse movilizado ya 5,6 millones, existe una necesidad de cubrir los restantes 69,8 millones de dólares. Los donantes que han aportado ayudas para la región incluyen a Austria, Bélgica, Brasil, Estados Unidos, el Fondo central de respuesta a emergencias (CERF), Finlandia, Francia, Luxemburgo, España, Suecia, Suiza y la Unión Europea y su Oficina de Asuntos Humanitarios y Protección Civil (ECHO).