FAO.org

Home > Media > Notícias
This article is not available in Portuguese.

Click this message to close.

El Primer Ministro chino recibe la Medalla Agrícola, el más importante galardón de la FAO

Durante la visita del Director General a Beijing, la FAO y China firman también un acuerdo para potenciar su colaboración

Photo: ©Xinhua News Agency
José Graziano da Silva con Wen Jiabao, Primer Ministro del Consejo de Estado de China.
2 de octubre de 2012, Beijing/Roma - El Director General de la FAO, José Graziano da Silva, hizo entrega hoy del galardón más importante de la Organización, la Medalla Agrícola, a Wen Jiabao, Primer Ministro del Consejo de Estado de China.

"Esta medalla está acuñada en su honor. Al otorgársela, la FAO desea rendirle homenaje por toda una vida dedicada a promover la seguridad alimentaria y la reducción de la pobreza en la República Popular China y en el mundo", dijo Graziano al Primer Ministro en el curso de una ceremonia que tuvo lugar en la Gran Sala del Pueblo, en presencia de más de 150 altos funcionarios gubernamentales y representantes de los agricultores chinos y del mundo académico.

La Medalla incluye una cita del propio Wen Jiabao, que dice "El que no conoce a los campesinos chinos, no conoce China".

Wen Jiabao precisó que sin la modernización de la sociedad agrícola y rural en China no habría una modernización de la economía nacional en su conjunto.

El Primer Ministro añadió que China ha alcanzado su noveno incremento consecutivo de la producción agrícola, y que la última cosecha de cereales fue 150 millones de toneladas mayor que la de 2003. Según explicó, estos logros no solo contribuyen al desarrollo económico y social y a mejorar la vida de la población en China, sino también suponen una importante contribución a la seguridad alimentaria internacional.

El dirigente chino subrayó que el principal éxito del desarrollo agrícola y rural en China fue el proceso de reformas que comenzó a finales de la década de 1970 y la buena gobernanza de su gobierno, que situa la seguridad alimentaria y el desarrollo agrícola y rural como principales prioridades del conjunto de la economía nacional.

Durante la ceremonia de entrega, Graciano da Silva subrayó que los esfuerzos de China para alimentar a su pueblo y acabar con la pobreza extrema tienen impacto a nivel mundial.

"Permítanme darles un dato -explicó el Director General- que ilustra la magnitud de esta contribución: el número de pobres en el mundo descendió de 2 300 millones en 1990 a 1 500 millones en 2008, con una reducción del 34,1 por ciento. Un mundo sin China habría progresado mucho más lentamente, con una reducción de tan sólo el 11 por ciento del número de pobres en el mismo período".

Es la segunda vez que la FAO concede la Medalla Agrícola a un estadista chino, la primera vez fue al Presidente Jiang Zemin. China es el único país que ha recibido la distinción dos veces.

La FAO y China incrementan su cooperación

En el curso del primer viaje oficial de Graciano da Silva a Beijing, la FAO y China firmaron un acuerdo para impulsar sus esfuerzos conjuntos para erradicar el hambre, aumentar la producción agrícola y mejorar los medios de vida de la población rural.

El Memorando de Entendimiento, firmado por el ministro chino de Agricultura, Han Changfu y el Director General de la FAO, José Graziano da Silva, establece los términos y condiciones para acciones y proyectos conjuntos por un período de cinco años.

"El Memorando fortalece nuestra cooperación y la hace avanzar un paso más", aseguró Graciano da Silva. "A través de este acuerdo -añadió-, la FAO reafirma su apoyo al gobierno chino. Y China confirma su apoyo a la Cooperación Sur-Sur, en apoyo del desarrollo económico y social en los países del sur".

En su encuentro con Graciano da Silva, el Ministro chino de Agricultura explicó que China experimenta su noveno año consecutivo de crecimiento en la producción alimentaria, gracias a un incremento de la productividad del 53,5 por ciento, empujado por los avances científicos y tecnológicos chinos. El ministro señaló que cerca del 55 por ciento de la agricultura china se encuentra hoy mecanizada.

China ha establecido un Fondo Fiduciario de 30 millones de dólares EEUU en el marco de la Cooperación Sur-Sur de la FAO. El país asiático ha colocado ya a más de 900 expertos chinos en África, Asia, el Caribe y el Pacífico Sur para trabajar en estrecha colaboración con los agricultores, agentes de extensión e instituciones locales durante al menos dos años e introducir técnicas agrícolas avanzadas. El programa se ampliará en virtud de los términos del acuerdo firmado hoy.

Las áreas prioritarias para una mayor y más profunda colaboración incluyen la Cooperación Sur-Sur y el uso de los centros e instituciones chinas pertinentes para ofrecer formación agrícola a los países en desarrollo, y en China, colaboración técnica que incluye la producción, protección, procesado y conservación de cultivos, sanidad y producción animal, pesca y acuicultura; emergencias agrícolas, política agrícola y los Sistemas Importantes del Patrimonio Agrícola Mundial (SIPAM).