FAO.org

Home > Mídias > Notícias
This article is not available in Portuguese.

Click this message to close.

El sector privado debe tener un mayor papel para combatir el hambre y la pobreza

La FAO se reúne con grupos del sector privado para estudiar iniciativas de desarrollo sostenible

Foto: ©FAO/Issouf Sanogo
Las habilidades, conocimientos y recursos del sector privado pueden mejor la agricultura y el desarrollo sostenibles

30 de noviembre de 2012, Roma - El sector privado puede hacer una contribución importante a la lucha contra la pobreza y el hambre y promover la producción y el consumo sostenible de alimentos, aseguró hoy el Director General de FAO, José Graziano da Silva, en una reunión con las asociaciones y las federaciones del sector privado.

El Director General intervino en la sede de la FAO ante representantes de asociaciones que representan a más de cinco mil empresas. Sus declaraciones abrieron el primero de una serie de debates previstos sobre la participación del sector privado en las iniciativas para la reducción de la pobreza y el hambre.

"El sector privado tiene una importante contribución que dar a la FAO. Sin embargo, esta contribución no siempre se ha reconocido o valorado. Esto está empezando a cambiar ", dijo Graziano da Silva.

"Muchas empresas privadas ya aportan recursos financieros para luchar contra el hambre y la pobreza. Sin embargo, quiero expresar que es un error considerar al sector privado tan sólo como una fuente de financiación de nuestros programas ", señaló Graziano da Silva.

"Hay muchas otras maneras en las que el sector privado puede contribuir a la seguridad alimentaria y, en muchos casos, ya lo hace", subrayó el Director General. "Mi experiencia personal con la estrategia Hambre Cero en Brasil muestra que quizás la mayor contribución que puede dar el sector privado es algo más: el apoyo político a la seguridad alimentaria".

"El apoyo de la sociedad civil y del sector privado es necesario para alcanzar el consenso y movilizar a todos los agentes hacia la meta de un mundo sin hambre", agregó. 
El responsable de la FAO también alentó a los participantes del sector privado a unirse a la asociación que la FAO, la Comisión de la Unión Africana y el Instituto Lula lanzaron la semana pasada en Etiopía. 

La Secretaría de la FAO está discutiendo actualmente con sus órganos rectores una estrategia para orientar sus alianzas con el sector privado. La estrategia servirá, entre otras cosas, para garantizar la neutralidad y la imparcialidad de la FAO en sus relaciones con el sector privado.

Habilidades y conocimientos

Durante su intervención, Graziano da Silva señaló otras formas en que las empresas del sector privado pueden apoyar el desarrollo sostenible. Entre ellas se incluyen:

  • Proporcionar contribuciones en especie como insumos agrícolas y apoyo logístico;
  • Ofrecer servicios y apoyo a los trabajadores y las comunidades en que se basan;
  • Creación de capacidad en las comunidades rurales, y
  • Compartir conocimientos y experiencias.


A pesar de la reducción general en el hambre a nivel mundial desde comienzos de la década de 1990, cerca de 870 millones de personas sufren de hambre a diario, según el informe El estado de la inseguridad alimentaria en el mundo 2012 (SOFI).


En su misión de erradicar el hambre y la pobreza extrema a través de la agricultura y el desarrollo rural sostenibles, la FAO ve un amplio espectro de entidades del sector privado como socios potenciales, incluidas las organizaciones de agricultores y las pequeñas y medianas empresas (PYMEs) de los países de ingresos más bajos, así como las corporaciones internacionales y fundaciones privadas.

Toma conjunta de decisiones


El jefe de la FAO destacó la importancia de la participación de representantes del sector privado y de la sociedad civil en los debates internacionales y la formulación de políticas que tienen un impacto en el desarrollo sostenible y los esfuerzos para mejorar la vida de las personas.

Hizo referencia a su participación en las consultas y debates que conducen a las nuevas Directrices voluntarias sobre la gobernanza responsable de la tenencia de la tierra, la pesca y los bosques en el contexto de la seguridad alimentaria nacional aprobadas en la sede de la FAO el pasado mes de mayo por el Comité de Seguridad Alimentaria Mundial (CFS, por sus siglas en inglés).

El CSA está ahora siguiendo un proceso similar para desarrollar un conjunto complementario de directrices, los Principios para la Inversión Agrícola Responsable (RAI).

"Cada vez más, el sector privado está dando señales de su compromiso político. Puede verse en los Foros Económicos Mundiales, en las reuniones de trabajo celebradas en el G20 y el G8 y en su participación en el Comité de Seguridad Alimentaria Mundial ", indicó Graziano da Silva.

Respecta al panorama a largo plazo, Graziano da Silva dijo que contaba con que el sector privado apoye las iniciativas de la FAO dirigidas a los pequeños agricultores, dentro de la preparación del Año Internacional de la Agricultura Familiar, que la ONU celebrará en 2014.