FAO.org

Home > Mídias > Notícias
This article is not available in Portuguese.

Click this message to close.

Directrices internacionales contra la pesca ilegal

Mayor responsabilidad para los Estados del pabellón

Foto: ©FAO/A. Urcelayeta
La cooperación entre países en crucial para la pesca sostenible
28 de febrero de 2013, Roma - Tras varios años de negociaciones, los países han dado un gran paso contra la pesca ilegal, no declarada y no reglamentada (conocida por sus siglas, INDNR), una de las mayores amenazas para la pesca sostenible y los medios de vida relacionados con esta actividad.

Las directrices internacionales, desarrolladas a través de un proceso consultivo liderado por la FAO, pretenden reducir la pesca INDNR mediante la mejora de la rendición de cuentas de los Estados del pabellón: aquellos países que registran los buques pesqueros y les autorizan a enarbolar su pabellón.

Las Directrices voluntarias de actuación del Estado del pabellón se acordaron después de más de cinco años de creación de consenso entre los Países Miembros de la FAO. Las directrices se presentarán al Comité de Pesca de la FAO (COFI) para su aprobación en su próxima reunión en junio de 2014.

Las directrices incluyen las estrategias recomendadas para instar, alentar y ayudar a los Estados del pabellón a cumplir con sus deberes y obligaciones internacionales con respecto a la concesión del pabellón y el control de los buques pesqueros. También presentan posibles medidas en respuesta al incumplimiento.

Aunque no se conocen las cifras exactas, es una realidad ampliamente aceptada que la pesca INDNR se ha intensificado en las últimas dos décadas y su magnitud es considerable.

La Consulta técnica fue financiado por los Gobiernos de Canadá, Nueva Zelanda, Noruega y Estados Unidos, y por la Comisión Europea.

Un gran avance


"Las Directrices voluntarias de actuación del Estado del pabellón son un verdadero avance. Serán una herramienta valiosa en los esfuerzos para prevenir, desalentar y eliminar la pesca ilegal, no declarada y no reglamentada ", aseguró Árni Mathiesen, Subdirector General del Departamento de Pesca y Acuicultura de la FAO.

"En última instancia –añadió-, estas directrices pueden ayudar a asegurar la conservación a largo plazo y el uso sostenible de recursos marinos vivos y de ecosistemas preciosos". "Todos nos enfrentamos al reto de la sostenibilidad, y estas directrices dan a los países una nueva forma de trabajar juntos para enfrentarse a este reto”, concluyó Mathiesen.

Las directrices propuestas son muy variadas e incluyen, entre otras cosas, los criterios de evaluación del desempeño y procedimientos para llevar a cabo las evaluaciones, así como la cooperación entre los Estados del pabellón y los Estados ribereños. También buscan la manera de promover el cumplimiento y desalentar el incumplimiento por los Estados del pabellón; formas de colaboración y asistencia a los países en desarrollo en la creación de capacidad y el papel que la FAO puede desempeñar en el apoyo a estos procesos.

Apoyo de la FAO


Además de facilitar la elaboración de las directrices, la FAO supervisará e informará al COFI sobre la aplicación de las directrices. También ofrecerá asistencia técnica en el propio país a aquellos que necesiten apoyo. Ese apoyo puede incluir medidas de creación de capacidad, como el desarrollo de un marco jurídico y normativo adecuado, el fortalecimiento de la organización institucional y la infraestructura necesarias para garantizar un control adecuado de los buques, el desarrollo o mejora del seguimiento, control y vigilancia (SCV) de los buques pesqueros, y la formación.

"Algunos Estados del pabellón pueden necesitar más apoyo que otros, en especial los países en desarrollo. En algunos casos, pueden carecer de la estructura institucional y los conocimientos técnicos, o estar escasos de recursos humanos y financieros. O pueden carecer del impulso para dirigir sus esfuerzos e invertir sus recursos disponibles en la aplicación eficaz de sus obligaciones bajo las leyes internacionales relacionadas con la pesca, en cuyo caso existe una mayor necesidad de crear conciencia sobre los beneficios a largo plazo de cumplimiento", advirtió Matthew Camilleri, Oficial de Enlace de Pesca de la División de Economía y Políticas de Pesca y Aquicultura (FAO).

Las directrices siguen el ejemplo de la legislación internacional existente, como la Convención de las Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar (10 de diciembre de 1982) y otros instrumentos internacionales, como el Código de Conducta para la Pesca Responsable de la FAO (1995) y el Plan de Acción Internacional para prevenir, desalentar y eliminar la pesca ilegal, no declarada y no reglamentada (2001).

Comité de Pesca


El COFI es el único foro intergubernamental mundial en el que los principales problemas y cuestiones internacionales de la pesca y la acuicultura se examinan periódicamente y se realizan recomendaciones dirigidas a los gobiernos, los órganos pesqueros regionales, ONGs, trabajadores de la pesca, la FAO y la comunidad internacional.

El COFI ha hecho hincapié en el carácter esencial del cumplimiento por parte de los Estados del pabellón de sus obligaciones en virtud del derecho internacional.

Para obtener más información sobre las Directrices voluntarias de actuación del Estado del pabellón y otros instrumentos internacionales relacionados con la lucha contra la pesca INDNR, ver: http://www.fao.org/fishery/es