FAO.org

Home > Mídias > Notícias
This article is not available in Portuguese.

Click this message to close.

Los teléfonos móviles revolucionan el sector ganadero en Kenya

Los teléfonos móviles envían las primeras alertas sobre enfermedades del ganado, y al tener acceso a Internet permiten continuas innovaciones que mejoran la industria ganadera en Kenya a pasos agigantados.

Foto: ©FAO/Thomas Hug
Comerciantes de ganado en el mercado de Garissa, Kenya
1 de marzo de 2013, Roma - Campesinos y veterinarios en toda África utilizan cada vez más los teléfonos móviles para enviar rápidamente alertas sobre posibles brotes de enfermedades animales en una etapa muy temprana y para hacer el seguimiento de las campañas de vacunación a gran escala.

Las aplicaciones de los teléfonos móviles están consiguiendo que la “alerta temprana” frente a  brotes de enfermedades animales sea una cuestión de segundos en lugar de semanas, y que se pueda hacer el seguimiento de cuidados veterinarios esenciales de forma rápida y precisa, gracias a la función de Sistema de Posicionamiento Global (GPS) que llevan integrada ahora directamente la mayoría de teléfonos móviles.

"La FAO y sus socios aprovechan la enorme aceptación de la tecnología de los teléfonos móviles para notificar los brotes de enfermedades animales, monitorizar las campañas de vacunación y el suministro de tratamientos veterinarios, como la desparasitación de los animales", aseguró Robert Allport, Representante Adjunto de la FAO en Kenya y responsable de la Ejecución del Programa.
 
EpiCollect realiza el seguimiento del historial médico de los animales

En Kenya, por ejemplo, donde tres de cada cuatro personas tienen ahora un teléfono móvil, la FAO se ha asociado con el Real Colegio de Veterinarios y la ONG local Vetaid, para apoyar la prueba piloto de una aplicación para teléfonos móviles desarrollada por investigadores de la Escuela de Salud Pública del Imperial College de Londres. La aplicación, llamada EpiCollect, ayuda a realizar el seguimiento de la vacunación animal y las campañas de tratamiento. La aplicación y el espacio de almacenamiento se proporcionan de forma gratuita en la página web de EpiCollect, que asigna una dirección única para cada proyecto. Esta dirección solamente la conocen los usuarios -como los funcionarios veterinarios nacionales y los veterinarios de campo- que participan en el proyecto. No se puede buscar en la base de datos EpiCollect, evitando que los curiosos puedan encontrar información potencialmente sensible.

"Los teléfonos móviles eliminan retrasos en la recepción de datos de campo, ya que toda la información se transmite a través de la red móvil", explicó Allport. Además, a la información se le asigna una localización geográfica, de forma que las ubicaciones son extremadamente precisas y están disponibles en tiempo real.

Hasta hace solamente cinco años, los veterinarios tenían que viajar a lugares remotos, registrar los datos, y regresar de nuevo a las oficinas de distrito para realizar el papeleo. Ahora, la información se puede transmitir en tiempo real. Los datos -por ejemplo, sobre el número total de cabezas de ganado en un rebaño y el número de animales vacunados- se almacenan y se transmiten posteriormente a la ubicación del proyecto a través de una página específica del mismo. Como los rebaños se desplazan de un lugar a otro, en busca por ejemplo de pastos frescos, sus movimientos se pueden seguir y actualizar periódicamente.

Saltar del Internet por cable a la Web 2.0

En la actualidad, EpiCollect está siendo solamente utilizado por veterinarios de campo con teléfonos proporcionados por Google Kenya para la fase de pruebas, ya que se están perfeccionando las herramientas y resolviendo los problemas gracias a los comentarios de de los usuarios. Con el tiempo, las herramientas podrán ponerse a disposición de los ancianos del pueblo y de las redes de personal de sanidad animal de las comunidades, a medida que más y más kenianos dispongan de teléfonos con conexión a Internet y los precios de la tecnología inevitablemente bajen. Aunque actualmente sólo un tercio de los kenianos tiene acceso a Internet, el 99 por ciento de estas suscripciones son para el acceso a Internet desde un móvil.

La FAO también tiene un Sistema Mundial de Información sobre Enfermedades Animales, conocido como EMPRES-i, que puede almacenar y mostrar datos obtenidos sobre el terreno sobre brotes de enfermedades una vez que se han confirmado. La FAO ha desarrollado la Aplicación Móvil de Eventos (EMA, por sus siglas en inglés) EMPRES-i, que incorporará los informes sobre brotes de enfermedades animales a la base de datos. Se prevé que esta tecnología, disponible para teléfonos con sistemas operativos Blackberry y Android, sea probada sobre el terreno por los servicios veterinarios de Uganda durante el primer semestre de 2013 como primer proyecto piloto apoyado por el gobierno de Irlanda. La EMA también se está desarrollando para el iPhone.

Sin retrasos, las enfermedades de los animales se pueden detectar y aislar rápidamente cuando las alertas se reciben digitalmente. La alerta temprana puede prevenir la muerte de decenas de miles de animales, salvaguardando así los medios de vida y la seguridad alimentaria, y evitando enfermedades que a veces pueden transmitirse a los humanos.

"El sistema EMPRES-i de la FAO es realmente un bien público global, y nuestros tiempos de notificación y respuesta están siendo constantemente mejorados, ahora gracias a una increíble tecnología", afirmó Juan Lubroth, Jefe del Servicio Veterinario de la FAO. "La prevención, la preparación y la respuesta temprana –añadió- son conceptos poderosos que, cuando se traducen en herramientas, pueden utilizarse de manera efectiva contra las enfermedades infecciosas, salvaguardando así los medios de vida de las personas, evitando el hambre y, en algunos casos, las enfermedades humanas".

Además, la Oficina Regional de Situaciones de Emergencia para África Oriental y Central de la FAO, asociada con Oxfam, está utilizando Nokia Data Gathering (NDG) para monitorizar los pozos en las zonas de pastoreo como un indicador de alerta temprana para la sequía en Kenya y Etiopía. Las comunidades monitorizan periódicamente los niveles de agua a través de los teléfonos con conexión a Internet. En la zona de Karamoja en la vecina Uganda, el mismo sistema NDG está siendo utilizado por los jefes locales para vigilar los indicadores de sequía y permitir una respuesta temprana, en colaboración con ACTED.

La FAO también está evaluando cómo pueden utilizarse las tecnologías móviles para mejorar los vínculos entre los ganaderos y los mercados y comerciantes de ganado.

"Los comerciantes no viajarán a una zona remota a comprar animales a menos que tengan la garantía de que podrán adquirir un número mínimo de cabezas. De lo contrario, el coste del viaje no les merece la pena", señaló Allport. "Pero si los vendedores en el mercado pueden transmitir a un punto central información sobre el número de animales del que disponen, dónde se encuentran y a qué precio se venden, entonces el mercado funciona de manera más eficiente y los precios son más transparentes. También pueden negociar mejores precios de forma conjunta".

Bolígrafos digitales para escribir en el campo

En diversos países de África, incluyendo Kenya, una novedosa versión del lápiz y papel tradicionales está confiriendo un atractivo añadido a la recopilación de datos digitales en el campo. No sólo se transmite la información en segundos a un servidor central para su análisis, sino que los bolígrafos también permiten a los veterinarios escribir de la misma manera que siempre lo han hecho, conversando con los agricultores sin la "interferencia" que las tecnologías móviles modernas pueden crear.

"Uno de los aspectos más importantes del trabajo de un veterinario es desarrollar una buena relación y crear confianza con los agricultores y las personas", explicó Phillip Fong, Oficial Regional de Datos e Información de la FAO en Nairobi, quien anteriormente introdujo los  bolígrafos digitales en África Austral, donde han demostrado ser un éxito.

Los trabajadores de campo y los veterinarios no pueden dedicar interminables minutos tecleando la información en un teléfono, tratando de encontrar las pequeñas teclas en una pantalla táctil que probablemente apenas pueda verse bajo la brillante luz del sol.

Un bolígrafo digital, sin embargo, tiene una cámara infrarroja en miniatura que registra la escritura a medida que se desliza sobre el papel, enviando los datos inalámbricamente mediante tecnología Bluetooth a un teléfono móvil y posteriormente a un servidor central para su análisis.

Los beneficios en cadena de la tecnología móvil parecen tan ilimitados como la imaginación humana.

EpiCollect está financiado por el Wellcome Trust, una fundación benéfica británica.

Nokia Data Gathering también está disponible gratuitamente como parte del programa de responsabilidad social corporativa de Nokia