FAO.org

Home > Media > Notícias
This article is not available in Portuguese.

Click this message to close.

El Director General pide a los países miembros que aprueben el programa de trabajo de la FAO

Necesario para que la Organización juegue un papel más destacado para erradicar el hambre

Foto: ©FAO/Giulio Napolitano.
El Director General de la FAO, José Graziano da Silva, interviene ante la 38ª Conferencia

17 de junio de 2013, Roma – El Director General de la FAO, José Graziano da Silva, pidió hoy a la Conferencia de la FAO que apruebe un Programa de Trabajo y Presupuesto centrado aún más en los esfuerzos de la Organización por ayudar a los países miembros y que puedan alcanzar sus objetivos en los campos de la seguridad alimentaria y la agricultura.

"Desde que ocupé el cargo, hemos puesto ladrillo a ladrillo las bases que necesitamos para mejorar la ayuda que damos a nuestros miembros", dijo Graziano da Silva a la Conferencia.

"Esta es la pieza que falta para transformar en acciones concretas los resultados del Marco Estratégico revisado que hemos construido juntos", añadió.

Para implementar el programa, la Organización pide ahora un incremento del presupuesto del uno por ciento real en los próximos dos años, a lo que hay que añadir menos del 4 por ciento necesario para cubrir la inflación y los aumentos obligatorios de los costos.

"Es en momentos como estos, cuando los desafíos son mayores, cuando más tenemos que demostrar nuestro compromiso colectivo con la Organización y sus objetivos", aseguró Graziano da Silva. Después de sucesivas reducciones presupuestarias, el presupuesto de la FAO ha perdido un 27 por ciento de su valor real en los últimos 20 años, advirtió.

El responsable de la FAO también hizo hincapié en la necesidad de encontrar un consenso sobre un presupuesto que permita a la Organización poner en práctica el Programa de Trabajo propuesto para 2014-2015, su primero como Director General de la FAO.

La transformación de la FAO

Dirigiéndose a la Conferencia, Graziano da Silva destacó el trabajo realizado en sus primeros 18 meses en el cargo, centrando la labor de la FAO en torno a cinco nuevos objetivos estratégicos y un sexto objetivo técnico, aprobando estrategias para la participación del sector privado y la sociedad civil, así como fortaleciendo asociaciones con instituciones científicas y de investigación, y por último, la reforma de la FAO.

Recordando la disertación en memoria de McDougall con la que el profesor Amartya Sen inauguró la conferencia el pasado sábado, el Director General de la FAO señaló un cambio importante en el trabajo de la organización.

"Si seguimos mirando el hambre simplemente en términos de producción de alimentos, no vamos a resolver este problema, como el profesor Amartya Sen nos ha recordado ... El mundo ya produce suficientes alimentos. La causa principal del hambre hoy es la falta de acceso a los mismos", aseguró Graziano da Silva.

"Hoy en día, para garantizar la seguridad alimentaria, es esencial incorporar la dimensión de acceso a nuestras respuestas, junto con nuestro apoyo continuo al aumento sostenible de la producción de alimentos", explicó.

El Director General de la FAO destacó también el aumento de la eficiencia de la Organización, que dio lugar a un ahorro de casi 45 millones de dólares desde su elección. Esto, a su vez, ha permitido reinvertir en la Organización, reforzando su presencia técnica sobre el terreno e implementando seis iniciativas regionales que responden a las necesidades identificadas por los Miembros en las Conferencias Regionales de la FAO, celebradas en 2012.

"Todo esto va a ayudar a que nuestra labor se traduzca en mejores resultados donde realmente importa: a nivel nacional, transformando a la FAO en una verdadera organización de conocimiento, con los pies en la tierra", subrayó.

Compromiso con la erradicación del hambre

El Director General explicó que también se le pedirá a la Conferencia aprobar un cambio en el primer objetivo global de la Organización, apuntando  al objetivo de erradicación, en lugar de reducción del hambre, la inseguridad que hace alimentaria y la malnutrición.

"Es sólo una palabra, pero existe una gran diferencia", dijo. "La erradicación del hambre y la malnutrición supondrá un gran beneficio en términos de paz y prosperidad, de la que todos los países se benefician. Y es una parte crucial del futuro sostenible que queremos ".

La Conferencia se inauguró el sábado con la disertación anual de McDougall a cargo del Premio Nobel Amartya Sen, que se centró en la necesidad de un enfoque más amplio para combatir el hambre, y con la entrega de los premios de la FAO, que recayeron –entro otros- en la Asociación de Mujeres Trabajadores Autónomos de la India y la Comisión Europea , representada por su Presidente, José Manuel Barroso, por su contribución a la seguridad alimentaria.

El domingo, los países que ya han alcanzado las metas de los Objetivos de Desarrollo del Milenio y de la Cumbre Mundial sobre la Alimentación recibieron de la FAO el reconocimiento público a sus logros.