FAO.org

Home > Mídias > Notícias
This article is not available in Portuguese.

Click this message to close.

Extender la agricultura de conservación en Zambia

11 millones de euros de la UE ayudarán a más de 300 000 pequeños campesinos a incrementar su producción

©FAO/Leonie Marinovich
La agricultura de conservación pretende mejorar la productividad al tiempo que se preserva el ambiente
19 de junio de 2013, Lusaka/Roma – La Unión Europea (UE), la FAO y el Gobierno de Zambia, han puesto en marcha un programa de cuatro años por valor de 11 millones de euros para aumentar la producción agrícola y la productividad de más de 300 000 pequeños campesinos, mediante la promoción de prácticas basadas en la agricultura de conservación.

La producción agrícola de los pequeños campesinos en Zambia se ve muy afectada por la degradación del suelo, los altos precios de los insumos, mercados inadecuados y prácticas agrícolas inadecuadas. En respuesta, el programa recientemente lanzado pretende acercar la agricultura de conservación -un método para lograr una agricultura sostenible y rentable- a 315 000 agricultores en nueve de las diez provincias de Zambia.

"La agricultura de conservación ahorra mano de obra, hace un uso eficiente de los insumos, produce rendimientos más altos y es respetuosa con el medio ambiente. También ofrece una mejor resiliencia contra la sequía y evita la erosión del suelo", aseguró el Representante de la FAO en Zambia, George Okech. "Se ha convertido –añadió- en el medio favorito para la promoción del desarrollo agrícola para el 40 por ciento de la población rural en Zambia, que dependen de la agricultura para su supervivencia".

El Comisario de Desarrollo de la UE, Andris Piebalgs, señaló por su parte que "Zambia ha hecho enormes progresos en el desarrollo, particularmente en la agricultura. Sin embargo, a pesar de su notable crecimiento económico, Zambia es uno de los países con mayor desigualdad en el mundo. Espero que este nuevo programa ayude a garantizar que, a partir de ahora, el crecimiento del país beneficie a toda la población, no sólo a unos pocos".

Ganancias anteriores

El nuevo proyecto se basa en logros alcanzados en actividades anteriores de la FAO -apoyadas por la UE- en Zambia. Entre 2009 y 2012, la FAO implementó la "Iniciativa de Respuesta en apoyo a los insumos de los campesinos", con una aportación de 16,9 millones de euros procedentes de la UE.

Esa iniciativa más que duplicó la producción de maíz, mientras que el porcentaje de familias que fueron capaces de producir excedentes de alimentos por encima de sus necesidades, aumentó de casi la mitad a más de tres cuartas partes de la población. La superficie de tierras convertidas a la agricultura de conservación se triplicó.

Mejorar la producción, preservar el medio ambiente

La agricultura de conservación es una forma de gestión de los ecosistemas agrícolas cuyo objetivo es mejorar la productividad, preservando el medio ambiente. Se basa en tres principios interrelacionados: perturbación mínima del suelo, cobertura permanente y rotación de cultivos.

La labranza se reduce a un mínimo absoluto. Los productos agroquímicos y los nutrientes de la planta se aplican en cantidades que no interfieren con los procesos biológicos, lo que lleva a una mejor calidad del suelo y en última instancia, da como resultado cultivos más sanos.

Complementada con otras buenas prácticas -incluyendo el uso de semillas de calidad, y el manejo integrado de plagas, nutrientes, malezas y agua, así como el uso de enfoques de mecanización sostenibles-, la agricultura de conservación puede servir de base para la intensificación sostenible y orientada al mercado de la producción agrícola.