FAO.org

Home > Mídias > Notícias
This article is not available in Portuguese.

Click this message to close.

2025: unidos en la agenda de África para erradicar el hambre

Reunión de alto nivel adopta declaración para actuar todos unidos y acabar con la malnutrición en 2025

Photo: Kelsen Fernandes/ Instituto Lula
La Reunión de Alto Nivel de líderes africanos e internacionales para acabar con el hambre en el continente, Addis Abeba, Etiopía.
1 de julio de 2013, Addis Abeba – Los Jefes de Estado y de Gobierno de los países miembros de la Unión Africana (UA), junto con representantes de organizaciones internacionales, organizaciones de la sociedad civil, el sector privado, cooperativas, agricultores, jóvenes, instituciones académicas y otros asociados, han adoptado por unanimidad una Declaración para acabar con el hambre en África en 2025.

La declaración pide una combinación de políticas para promover el desarrollo agrícola sostenible con protección social y una asignación presupuestaria centrada en los pobres, a la vez que reconoce la importancia de los actores no estatales para garantizar la seguridad alimentaria.

El documento también reafirma su determinación para acelerar la implementación de la Declaración de Maputo (julio de 2003) sobre la Agricultura y la Seguridad Alimentaria en África, como se indica en el Programa General para el Desarrollo de la Agricultura en África (CAADP).

Los Jefes de Estado y de Gobierno africanos se reunieron en Addis Abeba el 1 de julio de 2013 para decidir medidas innovadoras y viables para poner fin al hambre en África. La Reunión de Alto Nivel de los líderes africanos e internacionales sobre una Alianza renovada para un enfoque unificado para acabar con el hambre en África en 2025 en el marco del CAADP tuvo lugar por iniciativa de la Unión Africana, la FAO y el Instituto Lula, junto con un amplio elenco de actores no estatales.

Las decisiones tomadas en la Reunión de alto nivel se debatirán en la Asamblea de la Unión Africana, según aseguró la Presidenta de la Comisión de la UA,  Nkosazana Dlamini-Zuma.

Progreso constante e historias de éxito

"Hasta la fecha, diez de los 54 Estados miembros de la UA han alcanzado el objetivo de destinar al menos el 10 por ciento de la inversión pública a la agricultura. Entre ellos se encuentran Burkina Faso, Etiopía, Ghana, Guinea, Malawi, Malí, Níger y Senegal, que ya han superado el objetivo”, subrayó Nkosazana Dlamini-Zuma.
 
“Según el Organismo de Planificación de la Nueva Alianza para el Desarrollo de África (NEPAD), hasta la fecha diez países han superado el objetivo del CAADP de un 6 por ciento de crecimiento en la producción agrícola (Angola, Eritrea, Etiopía, Burkina Faso, Gambia, Guinea-Bissau, Nigeria, República del Congo, Senegal y Tanzania) y otros cuatro han logrado un crecimiento de entre el 5 y el 6 por ciento”, añadió la Presidenta de la Comisión de la UA.

En junio pasado, la 38ª Conferencia de la FAO reconoció a 38 países en el mundo, 11 de ellos de África, por haber alcanzado el Objetivo de Desarrollo del Milenio de reducir el hambre entre 1990 y 2015, tres años antes de la fecha límite. Se trata de Argelia, Angola, Benín, Camerún, Djibouti, Ghana, Malawi, Níger, Nigeria, Santo Tomé y Príncipe y Togo.

Tres países - Djibouti, Ghana y Santo Tomé y Príncipe- han alcanzado también el objetivo más ambicioso de la Cumbre Mundial de la Alimentación de 1996, de reducir a la mitad el número total de hambrientos.
 
Según el Director ejecutivo de la Agencia de planificación de la NEPAD, Ibrahim Mayaki, hasta la fecha nueve países habían superado la meta de crecimiento del 6 por ciento de la producción agrícola (Angola, Eritrea, Etiopía, Burkina Faso, Gambia, Guinea-Bissau, Nigeria, República del Congo, Senegal y Tanzania), mientras que otros cuatro han logrado un crecimiento promedio de entre el 5 y el 6 por ciento.
 
El ex presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, subrayó la importancia del compromiso político para acabar con el hambre: “Las personas que pasan hambre a menudo no están organizadas, no pertenecen a sindicatos, no tienen fuerza para protestar, e incluso no tienen fuerza para decir que tienen hambre”.
 
“Si el Estado no se ocupa de estas personas –añadió-, los presupuestos nacionales estarán totalmente dirigidos a los sectores organizados de la sociedad. Por lo tanto, el gobierno debe destinar una parte del presupuesto para los pobres. Si no se hace así, el problema del hambre no se resolverá hoy, ni en 2025, ni nunca”.

Aprovechar el gran potencial de África
 
La Reunión de alto nivel de líderes africanos e internacionales reconoció que la región de África es testigo de un crecimiento económico sin precedentes, con una población joven y vastos recursos naturales, comprometida con una hoja de ruta para ser implementada principalmente con recursos propios y con asistencia técnica, y exhortó a sus socios para el desarrollo a que refuercen sus alianzas.
 
En línea con el Desafío Hambre Cero, lanzado por el Secretario General de la ONU, Ban Ki-Moon, en 2012, los Jefes de Estado y de Gobierno y los actores no estatales reconocieron el gran potencial existente para el desarrollo agrícola de África, con una población joven en crecimiento y disponibilidad de grandes extensiones de tierra y de recursos hídricos para la producción agrícola, incluyendo la ganadería, la pesca y la silvicultura.
 
En su intervención en la reunión de Addis Abeba, el Director General de la FAO, José Graziano da Silva, destacó por su parte la necesidad de un enfoque integral para promover la seguridad alimentaria.

“Para alcanzar la seguridad alimentaria de una manera sostenible –dijo-, es necesario trabajar con los pequeños productores, ayudándoles a aumentar la producción y la productividad, pero también tenemos que fijarnos en el acceso a los alimentos, y garantizar que las familias pobres tengan los medios para producir los alimentos que necesita o ganar lo suficiente para comprarlos”.

“La FAO está dispuesta a respaldar al liderazgo de África para cumplir con el objetivo de acabar con el hambre en África", anunció Graziano da Silva.

"Este encuentro ha sido una oportunidad única y fructífera para abordar con los líderes africanos el tema de la seguridad alimentaria y nutricional", explicó Ertharin Cousin, Directora Ejecutiva del Programa Mundial de Alimentos de la ONU. "Me siento inspirada por el evidente compromiso de hacer frente a las cuestiones de seguridad alimentaria y nutricional, que son clave para lograr el objetivo hambre cero lanzado por el Secretario General”.

"Junto con los demás organismos de Naciones Unidas con sede en Roma, seguimos comprometidos a apoyar a la Unión Africana y al CAADP a implementar programas de seguridad alimentaria en el continente. Agradezco la oportunidad de renovar nuestro compromiso en esta Reunión de alto nivel", añadió Cousin.

Hoja de ruta

En consonancia con este objetivo, la Unión Africana ha declarado 2014 como Año de la Agricultura y la Seguridad Alimentaria. Cada tres años, los países que protagonicen un progreso y esfuerzos significativos para erradicar el hambre en 2025, recibirán un premio durante la Cumbre de la UA.

En reconocimiento del papel que la agricultura –en su conjunto y la agricultura familiar en particular- desempeña en la seguridad alimentaria, 2014 ha sido declarado también por la Asamblea General de las Naciones Unidas como Año Internacional de la Agricultura Familiar.

Dlamini-Zuma también mostró hoy su satisfacción por la cooperación entre la Comisión de la UA, la FAO y el Instituto Lula, para promover la seguridad alimentaria en el continente.

"La Comisión de la Unión Africana –afirmó- valora su colaboración con la FAO y el Instituto Lula en la creación de una alianza renovada para acabar con el hambre en África en 2025. No es la primera vez que la Unión Africana colabora con la FAO”.
 
"África posee también fuertes vínculos históricos y culturales con Brasil, y en los últimos años, estos lazos se han ampliado al campo científico, ya que compartimos ambientes agroecológicos similares", concluyó la Presidenta de la Comisión de la UA.