FAO.org

Home > Mídias > Notícias
This article is not available in Portuguese.

Click this message to close.

Cuatro millones de sirios son incapaces de producir o comprar suficientes alimentos

Si el conflicto se prolonga, las perspectivas alimentarias de Siria se verán seriamente comprometidas en 2014, según un informe conjunto FAO/PMA

Foto: ©Reuters
La inseguridad alimentaria se agravará y la producción agrícola descenderá si el conflicto en Siria se prolonga
5 de julio de 2013, Roma  - La situación de la seguridad alimentaria de Siria se ha deteriorado de forma considerable en el último año y su producción agrícola se reducirá aún más en los próximos doce meses si el actual conflicto se prolonga, según un nuevo informe publicado por la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) y el Programa Mundial de Alimentos (PMA).

"La producción agrícola y ganadera y la disponibilidad y acceso a los alimentos han sufrido un deterioro cada vez mayor a lo largo del año pasado", señala el informe elaborado por FAO/PMA tras una misión de evaluación de cultivos y seguridad alimentaria que visitó Siria entre mayo y junio.

Si el conflicto actual se prolonga, las perspectivas de seguridad alimentaria para 2014 podrían todavía empeorar según el informe. "Con tantos factores adversos sumados en contra de los sectores agrícola y ganadero, y suponiendo que la actual crisis no se resuelva, la producción nacional en los próximos doce meses se verá severamente comprometida".

Necesario actuar ahora

"Existe una ventana de oportunidad limitada para asegurar que las familias afectadas por la crisis no pierden fuentes vitales de alimentos e ingresos", señalan los organismos de la ONU.

La misión FAO/PMA prevé necesidades de importación de trigo de cerca de 1,5 millones de toneladas para la actual campaña 2013/2014. La producción actual de trigo es de 2,4 millones de toneladas, un 40 por ciento menos que la producción media anual antes de la crisis (de más de 4 millones de toneladas) y un 15 por ciento inferior a la cosecha de 2011/2012.

El sector ganadero también "se ha visto seriamente afectado por el conflicto en curso", dice el informe. Se calcula que la producción avícola ha descendido en más del 50 por ciento en comparación con 2011, mientras que el número de ovejas y vacas también han disminuido sensiblemente".

Costes elevados

La inseguridad alimentaria de las familias se ha visto agravada por el desplazamiento masivo de población, la interrupción de la producción agrícola, el desempleo, las sanciones económicas, la depreciación de la moneda y los elevados precios de alimentos y combustibles. El precio medio mensual de la harina de trigo se duplicó entre mayo de 2011 y mayo de 2013 en varias regiones. Con una grave escasez de pan en todo el país, el PMA comenzó a distribuir harina de trigo el pasado mes de abril.

La producción de alimentos se ha visto obstaculizada por los elevados costes y la menor disponibilidad de insumos, los daños a la maquinaria agrícola y las instalaciones de almacenamiento, la amenaza de la violencia y el abandono de la tierra por parte de los campesinos. Algunos cultivos pueden no ser recolectados, advierte el informe.

Los canales de riego y las fábricas de tejidos de algodón -entre otras infraestructuras-, también han sufrido daños. Las plantas de elaboración de harina y las panaderías ya no operan o lo hacen por debajo de su capacidad. Además, las sanciones han agravado la situación, provocando la escasez de insumos agrícolas, materiales para la protección de cultivos, gasoil y repuestos.

Siria ha vivido un verdadero éxodo de su población en los últimos 18 meses, incluyendo 1,6 millones de refugiados ya han sido registrados y otros que están a la espera de hacerlo.

Riesgo de enfermedades animales

Con el sector veterinario dañado y la escasez de vacunas, existe un grave riesgo de que las enfermedades del ganado puedan transmitirse a los países vecinos. Para evitar un problema grave de sanidad animal a nivel regional, es necesario suministrar vacunas y restablecer las cadenas de frío para facilitar su distribución, según recomienda la misión.

Otras recomendaciones incluyen la reparación de la infraestructura rural y el suministro de insumos, aperos y asesoramiento técnico, así como facilitar el acceso a la tierra a los que han tenido que abandonar sus hogares.

Desde el comienzo de este año, la FAO ha asistido a cerca de 70 000 personas. La ayuda proporcionada incluye piensos, lotes de aves de corral, pequeños rumiantes y semillas y aperos. Con los fondos disponibles, la FAO proporcionará un apoyo similar a otras 216 000 personas.

En colaboración con organizaciones asociadas en Siria, el PMA distribuyó ayuda alimentaria a 2,5 millones de personas en junio, tiene la intención llegar a 3 millones en julio y está aumentando de forma gradual su capacidad logística y operativa para alimentar a 4 millones de personas en octubre. Además, el PMA suministra ayuda alimentaria a cerca de un millón de sirios refugiados en los países vecinos.
Se requieren más fondos

La FAO ha hecho un llamamiento urgente para conseguir 41,7 millones de dólares EEUU para ayudar a 768 000 personas. Hasta ahora, sólo ha recibido 3,3 millones, lo que supone menos del 10 por ciento de lo solicitado. Los fondos se necesitan para distribuir semillas, fertilizantes y suministros veterinarios, así como programas de "dinero por trabajo".

El apoyo a la próxima temporada de siembra en Siria será crucial. Los fondos deben llegar antes de agosto para poder distribuir a los campesinos fertilizantes y semillas para plantar en octubre. Sin esta ayuda, muchos no podrán recolectar trigo hasta mediados de 2015.

El PMA está tratando de recaudar más de 27 millones de dólares EEUU cada semana para satisfacer las necesidades alimentarias de las personas afectadas por el conflicto, tanto en Siria como en los países vecinos. Dentro del Plan revisado de respuesta de ayuda humanitaria (SHARP, por sus siglas en inglés), las necesidades del PMA para sus operaciones -solo en el interior de Siria hasta finales de 2013- ascendieron a 490 millones de dólares. Para el periodo julio-septiembre, la operación del PMA en Siria ha recibido hasta ahora tan solo el 48 por ciento de los recursos necesarios.