FAO.org

Home > Media > Notícias
This article is not available in Portuguese.

Click this message to close.

La producción mundial de cereales aumentará este año un 8 por ciento

Siria, la República Centroafricana y la R.D. del Congo afectadas por una grave inseguridad alimentaria

Foto: ©FAO/Vasily Maximov
Producción de arroz en Tayikistán
3 de octubre de 2013, Roma – Las perspectivas para el suministro mundial de cereales en la temporada comercial 2013/14 siguen siendo en general favorables, a pesar de los ajustes a la baja en las previsiones de producción mundial y existencias finales de cereales, según indica la última edición del informe trimestral de la FAO Perspectivas de cosechas y situación alimentaria.

A pesar de este ajuste a la baja, la producción mundial de cereales superaría aún el nivel de 2012 en casi un 8 por ciento.

Mientras tanto, el Índice de precios de los alimentos de la FAO cayó por quinto mes consecutivo en septiembre, lastrado por una fuerte caída en los precios internacionales de los cereales. Por el contrario, los precios de los productos lácteos, aceites, carne y azúcar aumentaron ligeramente.

El Índice, que mide la evolución mensual de los precios internacionales de una canasta de 55 alimentos básicos, obtuvo el mes pasado un promedio de 199,1 puntos, 2,3 puntos (el 1 por ciento) por debajo de su valor en agosto. Se trata de un descenso de 11 puntos (un 5,4 por ciento) desde el comienzo del año. Sin embargo, sigue siendo más alto que en el mismo periodo de 2009 ó 2010.

La FAO albergará el próximo lunes 7 de octubre en su sede de Roma una Segunda Reunión ministerial sobre los precios internacionales de los alimentos, foro que servirá para discutir sobre su volatilidad y los retos que ello plantea. Se espera la asistencia de más de 40 ministros.

La producción de cereales sube un 8 por ciento en 2012

Con 2 489 millones de toneladas, el pronóstico actual de la FAO para la producción mundial de cereales en 2013 es ligeramente inferior (en 3 millones de toneladas) que el previsto en septiembre, debido principalmente a las peores perspectivas de la cosecha de trigo en Sudamérica.

El aumento del 8 por ciento previsto en la producción mundial de cereales de este año respecto a 2012, deriva principalmente del esperado incremento del 11 por ciento de la producción de cereales secundarios, que alcanzará los 1 288 millones de toneladas.

Estados Unidos, el mayor productor mundial de maíz, sería responsable de la mayor parte del incremento, ya que se espera obtener una cosecha récord de maíz de 348 millones de toneladas, un 27 por ciento más respecto al bajo nivel alcanzado el año anterior a causa de la sequía.

El pronóstico de la FAO para las existencias mundiales de cereales al cierre de las temporadas en 2014 se ha revisado a la baja en casi un 2 por ciento desde septiembre. Quedaría en 559 millones de toneladas, todavía un 12 por ciento (62 millones de toneladas) por encima de su nivel inicial y el más alto desde 2001/02.
 
Se prevé que el comercio internacional de cereales en 2013/14 alcance los 312,4 millones de toneladas, un 1,6 por ciento ( 4,8 millones de toneladas ) más que en 2012 /13 y ligeramente por encima del nivel esperado en septiembre. El comercio en 2013/14 se beneficiaría de una mayor disponibilidad de grano para la exportación, en particular de cereales secundarios.

Lugares críticos de inseguridad alimentaria

El informe Perspectivas de cosechas y situación alimentaria destaca, entre otros, los siguientes puntos críticos de inseguridad alimentaria en el mundo:

Debido al conflicto en Siria, alrededor de 4 millones de personas están necesitadas de ayuda humanitaria.

En la República Popular Democrática de Corea, se calcula que 2,8 millones de personas vulnerables necesitan ayuda alimentaria hasta la próxima cosecha en octubre.

A pesar de la mejora en el suministro de alimentos este año en el Sahel, gran número de personas se ven todavía afectadas por los conflictos y los efectos persistentes de la crisis alimentaria de 2011/12, sobre todo en el norte de Malí.

En África central, la situación alimentaria sigue deteriorándose en la República Centroafricana y la República Democrática del Congo (RDC) por la prolongada inseguridad. Cerca de 6,35 millones de personas en la RDC (un 18 por ciento más que el año pasado) y 1,3 millones en la República Centroafricana (más del doble respecto a febrero de 2013) necesitan ayuda humanitaria.

En África meridional, la sequía en el área occidental ha llevado a un descenso de la producción de cereales y precios más elevados en 2013, provocando un aumento en el número de personas afectadas por la inseguridad alimentaria, especialmente en Namibia.

En Zimbabwe, la producción de maíz se redujo en 2013 un 18 por ciento respecto a la media del año pasado, ya de por sí baja. Se prevé que la inseguridad alimentaria afecte a 2,2 millones de personas entre enero y marzo de 2014, muy por encima de los 1,67 millones del primer trimestre de 2013.

En Somalia, Sudán del Sur y Sudán unas 870 000, 1,2 millones y 4,3 millones de personas, respectivamente, necesitan ayuda humanitaria debido a los conflictos, los desastres naturales y otras causas.