FAO.org

Home > Mídias > Notícias
This article is not available in Portuguese.

Click this message to close.

Los países de Asia y el Pacífico deben asumir el “Desafío Hambre Cero”

El Director General de la FAO pide un “gran esfuerzo” para poner fin al hambre en la región

Foto: ©UN Photo/Martine Perret
Una campesina recolecta arroz en Timor-Leste.
13 de marzo de 2014, Ulán-Bator, Mongolia – La misión de acabar con el hambre en la región más poblada del mundo ha recibido un impulso con la respuesta positiva de los países miembros de la FAO al llamamiento de su Director General, José Graziano da Silva, de hacer un “gran esfuerzo" para acabar con el hambre en Asia y el Pacífico.

En su intervención en la 32ª Conferencia Regional de la FAO para Asia y el Pacífico, Graziano da Silva destacó los "excelentes resultados" logrados en algunos países de la región en la reducción del hambre.

"Tailandia y Viet Nam han reducido el número de personas hambrientas en más del 80 por ciento", dijo el Director General. China ha alcanzando también el Objetivo de Desarrollo del Milenio (ODM) de reducir a la mitad la proporción de personas que padecen hambre para 2015, según el responsable de la FAO. "Para el conjunto de Asia, -añadió- la proporción de hambre se ha reducido del 24,1 por ciento en 1990-1992, al 13,5 por ciento en 2011-13".

Si bien la región está en vías de alcanzar la meta del hambre del ODM, debe aún hacerse más. Aunque Asia y el Pacífico alcancen la meta del 12 por ciento, todavía tendrían más de 500 millones de personas hambrientas, más que todas las demás regiones del planeta juntas.

"No debemos tolerar una situación en la que un solo hombre, mujer o niño esté todavía condenado a sufrir hambre en esta región próspera donde hay alimentos suficientes para todos y existen los medios para poner fin al hambre ", subrayó Graziano da Silva.
 
Desafío Hambre Cero
 
La FAO ha pedido a los países miembros en la región Asia y el Pacífico que den un paso adelante con campañas nacionales para promover el “Desafío Hambre Cero”, lanzado a nivel mundial por el Secretario General de la ONU, Ban Ki -moon, en 2012.
 
El Director General invitó a todos los países a "asumir el Desafío Hambre Cero, haciendo participe a toda su población de un gran esfuerzo" para lograr el fin definitivo del hambre en la región en 2025.
 
El Gobierno de Timor-Leste ya ha aceptado el desafío con el lanzamiento del primer Desafío Hambre Cero nacional de la región a principios de este año.
 
"El lanzamiento del Desafío Hambre Cero nacional en enero de este año marca el comienzo de nuestra misión de tener un país nutrido y con seguridad alimentaria", aseguró Marcos da Cruz, Viceministro de Agricultura y Pesca de Timor-Leste, recordando que cuentan con uno de los porcentajes más elevados de retraso de crecimiento infantil, subalimentación y mortalidad infantil.
 
Iniciativas regionales de la FAO
 
La FAO ha pasado los dos últimos años fortaleciendo sus capacidades técnicas a nivel regional, subregional y nacional, explicó hoy Graziano da Silva en su comparecencia.
 
"Estamos colaborando –dijo- de forma mucho más estrecha con los gobiernos, las instituciones internacionales y regionales, la sociedad civil y el sector privado para avanzar en nuestro objetivo de un mundo sostenible y con seguridad alimentaria".
 
"Pero nuestro trabajo sólo tendrá relevancia si transformamos esta visión en realidad. La renovación de la FAO está convirtiéndose en acción".
 
Además del Desafío Hambre Cero para Asia y el Pacífico, la FAO ha desarrollado otras tres iniciativas regionales en respuesta a las prioridades establecidas por los países miembros en la última Conferencia regional de 2012 en Hanoi. Existe una Iniciativa del arroz regional que se encuentra ahora en su segunda fase a nivel nacional. La iniciativa Crecimiento Azul está diseñada para garantizar que los océanos y los recursos marinos de la región se utilizan de una manera más sostenible. Y una tercera iniciativa regional tiene como objetivo desarrollar las cadenas de valor locales para la seguridad alimentaria y la nutrición en los países insulares del Pacífico.
 
Este año, 2014, ha sido designado por las Naciones Unidas como Año Internacional de la Agricultura Familiar, por lo que el Director General ha pedido a los países miembros en todo Asia y el Pacífico "trabajar juntos, en especial a nivel nacional, para reposicionar la agricultura familiar en el centro de las políticas agrícolas, ambientales y sociales en las agendas nacionales".
 
Los agricultores familiares y los pequeños productores "hacen tanto con tan poco, imaginen si recibieran un mayor apoyo de los gobiernos", señaló el Director General.
 
La 32ª Conferencia Regional de la FAO para Asia y el Pacífico ha reunido a más de 200 participantes, en su mayor parte de los gobiernos de 41 países de la región. Entre ellos se incluyen doce ministros y nueve viceministros, así como representantes de organizaciones de la sociedad civil y observadores.